17 DE ABRIL

 

-San Aniceto, papa, era un oriental que gobernó la Iglesia a mediados del siglo II, 150-161. Tuvo que combatir el gnosticismo entonces en su apogeo, cuyos jefes, Valentín, Marción y Apeles, habían hecho de Roma el centro de su propaganda. Recibió la visita de San Policarpo y de Hegesipo, primer historiador de la Iglesia, que le dedico su "Comentario de los Actos de los Apóstoles". Trabajó por reducir a los orientales a la celebración de la Pascua según los usos romanos, aunque ésta es una cuestión que no logró ver solucionada. Recibió la palma del martirio a raíz de la muerte de Antonino Pío.

-San Mapálico, mártir, Africa, 250.

-Santos Fortunato y Marciano, Africa.

-Santos Pedro, diácono, y Hermógenes. Antioquía.

-Santos Elías, sacerdote, Pablo e Isidoro, monjes, Córdoba, 856.

-San Pantágato, obispo de Viena. Francia, 540.

-San Inocencio, obispo. de Tortona, 351.

-San Esteban, abad del Cister, Francia, fundador del Cister, 1134.

-San Roberto, abad de Casa Dei, Francia, 1067.

-San Juan de Sordi, Vicenzcia, Italia.

-Beato Arcángel, confesor, Gubio, Italia.

-Beata Clara de Ganibacorti, Pisa, 1420.

-Santa Potenciana, virgen, tejedora y patrona de Andújar.

-Beato Rudolfo, niño de pocos años, que fue crucificado por los judíos en Berna, 1287.

-Beata Mariana de Jesús, la Azucena de Madrid, en el siglo Mariana Navarra de Guevara y Romero. Se distinguió por sus penitencias en el convento de las religiosas descalzas de Nuestra Señora de la Merced, 1624.