TRANSICIÓN ESPAÑOLA

 

A la muerte de Suárez, miembro de Acción Católica

y padre de la democracia moderna española

 


Despedida a Adolfo Suárez de S. M. Juan Carlos I de España, retransmitida por Tele5

Madrid, 26 marzo 2014
Dionisio A & Manuel A, Mercabá

            España había tocado fondo de su caída imperial en los años 1940-50[1]. Pero supo cambiar radicalmente:

-en la década de 1960, a nivel económico, convirtiéndose en un país industrial y urbano[2],
-en la década de 1970, a nivel político, pasando a tener nueva monarquía, nueva Constitución y nueva democracia[3].

a) Plan de estabilización-1959

            Fue la piedra angular de la nueva estrategia económica de la Transición franquista[4], que ordenó el desbarajuste de la post-guerra y el peligro de no poder pagar a los funcionarios. Tuvo sus precedentes en:

-la Ley de Convenios Colectivos-1958, inicio de la libre contratación salarial en España[5],
-el Presupuesto General de Estado-1958, que había incentivado las exportaciones y abierto tímidamente la puerta al capital extranjero[6].

            Consistió en el saneamiento de la economía española, pivotado en torno a dos pilares:

-el rescate de la peseta[7], devaluándola a cambio de créditos extranjeros[8] y conteniendo la inflación,
-la apertura de la banca, relajando los controles, elevando los intereses[9] y estableciendo techos crediticios[10].

            El plan produjo 200.000 desempleados, congeló los salarios, ahondó la recesión nacional y provocó 1.000.000 emigrados al extranjero[11].

            Pero los efectos positivos no se hicieron esperar, y se empezaron a multiplicar:

-los superávits, de -69 a +81 millones $, de 1958 a 1959,
-la circulación fiduciaria, del 3,8 al 8,9%, de 1958 a 1959,
-las reservas, en +300 millones $, de 1958 a 1959,
-el turismo, en +50%, de 1958 a 1959,
-la reducción de inflación, del 12,6 al 2,4
%, de 1958 a 1959.

b) Despegue social de los 60

            Fue posible gracias a que las autoridades se dieron cuenta en 1960 que España ya estaba lista[12] para lanzarse por el camino del desarrollo, la liberalización de la economía, la apertura exterior, la racionalización del gasto, los servicios públicos y la importación de tecnología y capital extranjero.

            Fue el momento de la reactivación de 1961-64, donde la economía creció al ritmo del 8,7% anual, la productividad al ritmo del 9% anual, los salarios al ritmo del 11% anual… y en 1963 se pudo inaugurar el sistema de seguridad social español[13].

  El turismo[14] y capital extranjero[15] permitió aumentar el consumo público[16] y privado[17], e importar bienes de equipo para la construcción del sector industrial. Y la banca supo controlar y rentabilizar el esfuerzo desarrollado[18].

  Fue entonces cuando se planificó cómo estimular la inversión privada y la forma de concertarse el gobierno y las empresas. Así, se optó por un obligatorio tipo de desarrollo[19]:

-focalizado en polos regionales,
-intermitente, alternando ciclos de crecimientos y frenazos, para controlar la inflación.

  El I Plan de Desarrollo-1964 vino a confirmar el clima de confianza extranjera en los medios financieros y empresariales españoles. Desarrolló 4 polos regionales[20], y puso la propaganda al servicio del régimen franquista[21].

            El II Plan de Desarrollo-1968 multiplicó por 5 los polos regionales a desarrollar, provocó la migración poblacional a esas regiones[22], aumentó la masa trabajadora[23], dejó en desierto demográfico el interior peninsular[24].

            El III Plan de Desarrollo-1972 sustituyó los polos a desarrollar por acciones específicas en zonas sin desarrollar[25], dotando a España de un crecimiento real[26], urbano[27] e industrial[28]. Una España que a nivel internacional:

-era la 4ª potencia naval[29],
-era de las que más crecía en exportación agraria[30],
-era de las que más crecía en infraestructuras[31],
-era de las que más crecía en grandes empresas[32].

c) Despegue educativo de los 70

            Coincidió con el desmoronamiento del monopolio educativo católico[33], y la nueva demanda de técnica y conocimientos científicos[34].

            Dos fueron las leyes educativas desarrolladas en estos años[35], dotadas ambas con un presupuesto de 23 millones ptas.

            La Ley de Edudación-1962 fue obra del ministro Lora Tamayo, y consistió en dotar de infraestructuras el sistema educativo[36]. Dejó en un 0,12 el índice de analfabetización española.

            La Ley de Educación-1970 fue obra del ministro Villar Palasí y Opus Dei[37], que diseñó en su Libro Blanco la estrategia a seguir[38] y convirtió a España en la 2ª potencia mundial educativa. Organizó el sistema en la obligatoria y gratuita EGB, alternativas y no gratuitas FP o BUP, y COU pre-universitario[39].

d) Despegue económico de 1960-80

            Los índices del crecimiento económico fueron:

PIB per cápita  (en €): de 3.000 a 9.500
PIB bruto (media): + 1.5
%
Tasa de empleo (en %): de 74 a 85
Sectores económicos:     primario (ocupación: de 42 a 18
%, aportación: de 22 a 7%)
                                  
secundario (ocupación: de 30 a 34%, aportación: de 38 a 35%)
                                            terciario (ocupación: de 28 a 48%, aportación: de 40 a 58%)

          Y los del crecimiento demográfico fueron:

nº habitantes: de 29 a 38 millones
inmigrantes: de 150.000 a 180.000

 Las características del crecimiento económico fueron:

-estabilidad económica,
-equilibrio de la balanza de pagos,
-robustecimiento de la moneda,
-liberalización paulatina de la economía,
-austeridad en el gasto público,
-apertura a los inversores y empresas extranjeras,
-contención de la inflación,
-mejora de la reserva de divisas,
-milagro español de los 70,
-crecimiento de la industria, en torno a Madrid y centros costeros,
-traspaso de 1 millón de trabajos agrícolas al nuevo tejido industrial,
-estancamiento de Extremadura y Sur español, anclado en la agricultura,
-crisis del petróleo de 1973[40],
-crisis política a la muerte de Franco en 1975,
-resurgimiento político a la elección de Juan Carlos I y Constitución de 1978,
-urbanización total de España,
-diversificación del sector servicios,
-inversión en turismo y sectores terciarios,
-alta inflación,
-aumento del nivel de vida de la población.

Y las del crecimiento demográfico fueron:

-despoblamiento de algunas comarcas,
-creación de suburbios por contrastes económicos,
-emigración agrícola a la ciudad, y densamente a Madrid, Barcelona, Bilbao.

 

Madrid, 26 marzo 2014
Mercabá, artículos de Cultura y Religión

________

[1] Pues todos los países recibieron ayuda del Plan Marshall-1947 tras la II Guerra Mundial, menos España por “seguir siendo fascista y tener que ser sometida al aislamiento” (según los EE.UU, aunque EISENHOWER viniera a Madrid a darse un abrazo con FRANCO en 1959, por ser ambos anti-comunistas).

            Y eso que España no había participado siquiera en la II Guerra Mundial, debido a su división interna. Pues:

-era favorable la Falange, de índole pro-alemana (como SERRANO SUÑER, y otros que pedían una SS española),
-eran contrarios los militares, de índole pro-aliada (como los generales VARELA y ARANDA).

            De ahí la “no beligerancia” oficial de España, pues era impensable apoyar a la Alemania de 1939 (agresora de la católica Polonia) y de 1941 (aliada del comunista Stalin). Aunque a nivel popular, España fue:

-pro-Europa occidental, por un natural alineamiento al lado de Portugal,
-pro-Alemania, cuando ésta empezó a desangrar al comunismo en Stalingrado (frente al que sí que fueron 14.000 voluntarios),
-pro-Estados Unidos, para sujetar las incursiones japonesas por el Pacífico (donde las hermanas Chile, Perú, México… podían verse amenazadas).

            Y es que, en efecto, hubo tres II Guerra Mundial:

-Alemania-Occidente, donde los españoles apoyaban a Occidente,
-Alemania-Rusia, donde los españoles apoyaban a Alemania,
-Japón-Estados Unidos, donde los españoles apoyaban a Estados Unidos.

[2] Merced a la nueva filosofía operada en el seno de la dictadura franquista (no fascista, sino de pluralismo restringido y no necesitada de des-nazificación), y a su equipo de tecnócratas al mando de LAUREANO LOPEZ-RODO.

[3] Merced a la nueva ideología impulsada por:

-el propio FRANCO, que eligió a JUAN CARLOS I como nuevo monarca español, a reinar en el momento de su muerte,
-los padres de la Constitución-1978, tales como MANUEL FRAGA, SANTIAGO CARRILLO, MIGUEL ROCA…
-la UCD de ADOLFO SUAREZ, que ganó las elecciones de 1977 con 166 escaños, y de 1979 con 168 escaños.

            Hasta la dimisión de SUAREZ el 29 enero 1981 por divergencias internas, relevo de LEOPOLDO CALVO SOTELO y golpe de estado en su investidura del 23 febrero 1981, por parte de ANTONIO TEJERO.

            Una Constitución-1978 en la que participaron los comunistas, que se habían hecho las víctimas y pasaron a ser bien vistos en España tras la Matanza de Atocha-1977 (en que varios ultra-derechistas asesinaron a los principales jueces comunistas).

            Y un SUAREZ que, tras haber pedido Cataluña ser Comunidad Autónoma en la Constitución-1978, optó por el “café para todos”, haciendo a todas las provincias Comunidades Autónomas (a lo que JORDI PUYOL respondió que Cataluña pediría más dinero que el que pidieran el resto de comunidades).

[4] Junto a los consiguientes y pactados Pactos de la Moncloa, articuladores del excepcional e impuesto Plan de Estabilización.

[5] Lo que permitió a España poder ingresar en la OCDE y el FMI.

[6] Que creció en España de los 12 a los 83 millones $, de 1958 a 1960.

[7] Que hasta entonces tenía 2 valores:

-el exterior, el dado para las transferencias bancarias y papel moneda,
-el interior, el dado para el uso interior y monedas en circulación.

            Lo que encarecía los precios, y hacía que:

-las cosas estuviesen más baratas fuera de España que en España,
-la peseta estuviese más cara en España que fuera de España.

[8] Que llegaron en forma de 400 millones $, de la mano del FMI y la OCDE.

[9] Lo que hizo que la familia española se viese obligada a ahorrar hasta un 25% de sus ingresos (lo que permitió a los bancos españoles disponer de liquidez y solvencia).

[10] Coeficiente de caja, o porcentaje de ahorros particulares en el banco, que el banco no puede comercializar. Pues si comercializa puede provocar un crack, como sucedió en 1929 y 2008.

           Así, por ejemplo, si un banco recibe 100, sólo puede comercializar 80 y no 140. O si el coeficiente de caja es del 1,1%, el techo crediticio será del 110%, y el banco estaría prestando más allá de lo que tiene.

[11] Lo que fue definitivo para el saneamiento de España. Pues ese 1 millón de españoles hubiese ido al paro, y no hubiera habido dinero para pagar el desempleo.

[12] Según informaron también los sindicatos verticales del ministerio de Trabajo (un ministerio que estuvo siempre en manos de los correosos falangistas, y nunca permitió la entrada de los sindicatos católicos ni socialistas).

[13] Implantado por FRANCO y que supuso universalizar la seguridad social estatal, salvo para los agricultores y autónomos (que al principio se acogieron al régimen general, y luego se animaron a sumarse al fenómeno). Se trataba de un sistema estatal que ofrecía asistencia y administración.

[14] Que aumentó su ingreso de dinero en España, de 296 a 1.105 millones $, de 1961 a 1964.

[15] Que aumentaron las reservas de dinero en España, de 57 a 1.508 millones $, de 1961 a 1964.

[16] Como se ve en la producción de:

-acero, que pasó de 1,9 a 3,5 millones de toneladas, de 1961 a 1964,
-cemento, que pasó de 5,9 a 9,3 millones de toneladas, de 1961 a 1964,
-electricidad, que pasó de 18.614 a 31.650 millones de kw/h, de 1961 a 1964.

[17] Como se ve en la venta de:

-automóviles, que pasó de 39.732 a 112.672 vehículos, de 1961 a 1964.

[18] Con una banca, privada casi al completo, que supo consolidar los beneficios de las empresas. Así como constituirse en la nueva élite nacional (sustituyendo los nuevos BOTIN, LLADO, FIERRO, ESCAMEZ… a los viejos ALBA, MEDINACELI, MENDOZA).

[19] Obligatorio para la empresa privada, y orientativo para la empresa pública. Pues se trataba de que:

-el Estado invertía en un lugar concreto,
-sólo allí podían establecerse las empresas, privadas o públicas.

[20] Vigo-Coruña, Burgos-Valladolid, Sevilla-Huelva, Zaragoza.

[21] De ahí que los partidarios (como ROS HOMBRAVELLA) dijesen que el franquismo era “un estado de obras”. O que los detractores (como JOSE LUIS SAMPEDRO) dijesen que “España creció a pesar del franquismo”.

            Pero que ni unos ni otros tenían razón. Pues el desarrollo económico de España fue en la época de FRANCO, no gracias ni a pesar suyo, y sí por decisión suya (para no perder el tren europeo, si es que no se había perdido en 1939-1959).

[22] Que en 1972 arrojaba la cifra de 3,2 millones de desplazados, de una provincia a otra (restando los 586.000 que volvieron a sus orígenes). Lo que hizo que:

-aumentasen población: Madrid en un 40%, País Vasco en un 20%, Cataluña en un 20%,
-perdiesen población: Extremadura en un 33
%, la Mancha en un 25%, Andalucía en un 20%.

[23] Como se ve en las cifras del:

-trabajo siderúrgico, que pasó de emplear 0,5 a 2 millones de personas, de 1968 a 1972,
-trabajo femenino, que pasó de emplear 1,7 a 2,3 millones de mujeres, de 1968 a 1972.

[24] A pesar de los incrementos brutales de natalidad, y descenso de la mortalidad.

            Pues los nuevos ejes (como el eje Gijón-Avilés, el eje Tarragona-Cartagena…) y nuevas poblaciones (Elche, Vigo, Alicante…) fueron acumulando la mayor parte del trabajo, y la gente se fue concentrando allí (de ahí el tener que levantar ensanches incontrolados, barriadas periféricas…).

[25] Tales como Gibraltar, ciudades congestionadas…

[26] Como se ve en los datos de crecimiento de:

-renta per cápita, que llegó a la cifra de los 900 $,
-turismo, que llegó a la cifra de 21 millones de turistas,
-acero, de 3,5 a 7 millones de toneladas, de 1972 a 1974,
-electricidad, de 31.650 a 56.484 millones kw/h, de 1972 a 1974,
-automóviles, de 112.672 a 451.330 vehículos, de 1972 a 1974,
-la implantación de energía nuclear por todo el país.

[27] Cuya población urbana pasó a crecer del 27 al 41%, de 1972 a 1974 (en ciudades de más de 100.000 habitantes).

[28] Cuyo tejido industrial pasó a crecer en una tasa media del 9% anual, de 1972 a 1974.

[29] Exportando buques por valor de 2.400 millones $ anuales.

[30] Multiplicando sus tractores de 147.800 a 240.060.

[31] Al ritmo de 230 km/año en líneas de ferrocarril, 833 km/año en líneas de carreteras, +25% anual de tráfico aéreo… Sin contar la red hidrográfica de pantanos, puentes, túneles… que llenaron la geografía española.

[32] Tales como las siderúrgicas ENSIDESA y ALTOS HORNOS DE VIZCAYA, las petroleras CEPSA y REPESA, las químicas BUTANO y RIOTINTO, la automovilística SEAT, la naval ASTILLEROS ESPAÑOLES…

[33] Que vio como la Revolución social del 68, y conflictos post-Vaticano II, reducía el número de vocaciones, centros religiosos… De hecho, el porcentaje de alumnos en centros católicos pasó a ser del 83 al 34%, de 1965 a 1975.

[34] Pues el ritmo de crecimiento español era brutal, y se necesitaban expertos al cargo de todo lo creado. Es lo que alertó el BM en 1962, al indicar que la oferta educativa española estaba muy por debajo de su demanda económica.

[35] Tras las otras 2 reformas educativas franquistas:

-la Ley de Educación-1939, con el Bachillerato y examen de Estado a los 17 años, bajo SAINZ RODRIGUEZ e IBAÑEZ MARTIN,
-la Ley de Educación-1953, con predominio total humanístico, de los 10 a los 17 años, bajo RUIZ GIMENEZ.

[36] Como se ve en la creación de:

-60.000 nuevas plazas de maestros nacionales, en primaria y secundaria,
-466 nuevos institutos de bachillerato,
-10 nuevas universidades, que duplicó el alumnado de 87.600 a 169.900.

[37] Que fue utilizado desde 1960 por CARRERO BLANCO (uno de los dos viceministros de FRANCO, junto a MUÑOZ GRANDES, ambos militares) para sustituir a la incómoda Falange en todos los puestos administrativos.

            Lo que hizo que a la llegada del PSOE se siguiese criticando al Opus Dei y no a la Iglesia en general. Pues lo 1º significaba descabezar su principal peligro, y lo 2º hubiese supuesto toparse con un muro y quedar además mal (como hizo la masonería en los s. XVIII y XIX, al atizar a los jesuitas y no a la Iglesia en general).

[38] Basada en:

-estudios rígidos y arcaicos,
-pedagogía memorística y repetitiva,
-favores concedidos a los más prósperos.

[39] Lo que fue decisivo para el devenir catalanista de la educación. Pues hacia 1979 más de 17.000 maestros nacionales dejaron de enseñar en los colegios catalanes. Y fueron reemplazados por otros 17.000 profesores provinciales, catalano-hablantes y a la larga impositores de la lengua catalana en sus alumnos.

            O en el devenir vasco de la educación. Pues allí no había lengua autóctona, y el gobierno autonómico decidió… triplicar la educación (en euskera, en castellano o mixta), con ikastolas-cooperativas de profesores nacionalistas incluidas, y dinero cedido por el gobierno vasco. De ahí los votos actuales de HB o BILDU.

[40] Provocado por la negativa de los países productores a vender petróleo a los aliados de Israel, tras la Guerra del Yom Kippur.