ILUSTRACIÓN

 

Invento torticero del mundo ateo,

recompuesto católicamente para alivio general

 


Revolución Decembrista de San Petersburgo-1824, masónica y anti-zarista, y desbaratada por Alejandro I de Rusia

Madrid, 1 mayo 2017
Manuel Arnaldos, historiador de Mercabá

            La Ilustración surgió en el mundo anticlerical (de Francia) y anticatólico (de Inglaterra), y tuvo como principal objetivo la implantación de una cultura atea para toda la humanidad. No obstante, obtuvo como principales frutos la fracturación de América y Europa, revoluciones inacabables (francesa, americana, filipina...), y la introducción en sus propias sociedades de lo que ellos mismos refutaban: el pensamiento y derecho absolutista.

            La Contra-Ilustración católica surgió en el resto del mundo civilizado (Bélgica, Alemania, Italia, Rusia, Austria, España...), y originó precisamente lo que aquellos ilustrados ateos buscaron y no encontraron: la mayor revolución cultural y científica de la historia.

a) Ilustración laica

            Del término inglés enlightenment-alumbramiento, traducido al francés lumieres-luces y al despectivo italiano illuminismo-iluminismo, la Ilustración consistió en un programa filosófico que buscó reformar, mediante la ciencia (en Inglaterra) y la razón (en Francia), la sociedad tradicional (en Inglaterra) y cristiana (en Francia).

            Habían sido precedentes de ruptura con el Antiguo Régimen[1]:

-el jansenismo francés, fundado por C. Jansen en 1638, en disputa con la jerarquía eclesial,
-el pietismo alemán, fundado por P. Spener en 1670, dada su gran difusión luterana,
-el metodismo inglés, fundado por J. Wesley en 1738, e impulsor de la independencia colonial en Norteamérica.

            Fueron factores que favorecieron el movimiento iluminista[2]:

-la alfabetización, que pasó en Europa del 30% al 47%, de 1690 a 1790,
-la universalización del francés, lengua hegemónica desde 1650,
-los medios de comunicación, desde el primigenio The Daily Courant-1702 hasta el Hamburg Correspondent-1730 y Le Journal des dames-1761.

            Entre sus motivaciones, los filósofos ilustrados buscaron[3]:

-crear élites intelectuales, separadas del pueblo[4] y las mujeres[5],
-la autonomía afectiva de los hijos, dentro del pro-individualismo inglés,
-eliminar las supersticiones del vulgo, dentro del anti-antiguo régimen francés,
-suplantar a la Iglesia en el poder temporal, dentro del anti-clericalismo francés
[6].

a.1) Empirismo inglés

            Fue el origen cronológico de la Ilustración, desarrollándose a lo largo del s. XVII y encontrando escritores que supieron reflejar una nueva mentalidad filosófica, económica, política… y traspasar sus ideas a Francia y Norteamérica, en el s. XVIII.

            Se trató de un nuevo modo de pensar inglés que vino motivado por:

-su contraposición al racionalismo imperial europeo[7],
-el relativismo político-económico,
-la ausencia de una tradición que hiciese de contrapeso,
-la convicción de inutilidad de la institución eclesiástica.

            Se trató de una mentalidad que trató de poner al hombre como dueño de su destino, y a la ciencia como principal aliado para conseguir sus objetivos.

a.2) Ilustrados ingleses

            Francis Bacon (1561-1627) fue el fundador del Empirismo[8], precursor del positivismo, del pensamiento técnico y del método científico. Separó definitivamente la fe de la ciencia, y la razón de la revelación. Planteó en su Novum Organum-1620 resolver todos los problemas de la vida a través de la analogía científica, incluidas las secuelas del pecado original[9]. Pero para ello el hombre debía librarse de ciertos eidolas-prejuicios:

-los idola tribus, o propios del pensamiento común,
-los idola especus, o propios de cada individuo,
-los idola fori, o propios del lenguaje,
-los idola teatri, o propios de la tradición.

            Thomas Hobbes (1588-1679) fue el fundador del Utilitarismo[10], y pivotó la política y moral en torno a su utilidad social, afirmando que todas las cosas, y también la Iglesia, debían estar al servicio del estado. Planteó en su Leviatán-1651 una filosofía y psicología al servicio del absolutismo político, concluyendo que:

-el hombre es materialista y pesimista, y no sirve más que para la causa estatal,
-la religión no debe ser la que dé órdenes morales a la sociedad,
-el pacto de ciudadanos entre sí
[11] debe ser el verdadero origen del estado,
-cada gobernante debe ser el que organice la sociedad.

            John Locke (1632-1704) fue el fundador del Liberalismo[12], y rechazó las ideas innatas del racionalismo, afirmando que todas ellas[13] provenían de impresiones sensoriales o de las propias percepciones. Planteó en su Ensayo-1666 los principios de que:

-las creencias dependían del medio ambiente[14],
-las diferencias humanas no se debían a la sangre, sino al medio ambiente,
-la sociedad debía ser capaz de transformar la condición moral de los ciudadanos.

           Ashley Shaftesbury (1671-1713) fue el fundador del Naturalismo[15], e insistió en una religión natural basada en el sentimiento de simpatía hacia los individuos y armonía social. Planteó en su Moralistas-1709 su rechazo a los juicios dogmáticos tradicionales[16], insistiendo en que el hombre será virtuoso sólo si consigue reconocer lo que es bueno por su naturaleza.

           George Berkeley (1685-1753) fue el fundador del Realismo[17], y defendió las plenas facultades humanas para provocar el bienestar de la sociedad. Planteó en su Analista-1734 el rechazo a toda irracionalidad que empezaba a introducirse en la Ilustración inglesa, como consecuencia de una actitud premeditada frente a la religión[18].

           David Hume (1711-1776) fue el fundador del Positivismo[19], y animó a mantener una actitud escéptica frente a toda certidumbre tradicional. Planteó en su Diálogos-1776 la lógica de los análisis para civilizar la sociedad, y una religión civil para poder educar al hombre en esa dirección[20].

a.3) Racionalismo francés

            El s. XVIII francés significó el eslabón decisivo entre la Ilustración inglesa del XVII y la Ilustración americana del XIX. Fue posible gracias a que la sociedad francesa empezó a experimentar y gozar de 3 factores importantes de crecimiento:

-demográfico, pasando de 14 a 24 millones de habitantes en 200 años,
-económico, pasando a convertirse en la 1ª potencia mundial,
-político, convirtiéndose en la cabeza visible de todos los movimientos internacionales
[21].

            Y empezó a mostrar ya un cierto desasosiego, a sentir la necesidad de cambios, a querer superar muchas situaciones caducas y dar nuevos cauces a nuevas instituciones. Es así como surgieron los exponentes y movimientos complejos de lo que hemos llamado Ilustración[22].

            Diversas causas colaboraron en la creación de este nuevo clima francés[23]:

-las guerras de religión, que habían provocado un enorme cansancio, a causa de convicciones religiosas personales,
-el caso Galileo, que podía llevar a obstaculizar nuevas tendencias políticas por una mentalidad religiosa
[24].

            Así, los nuevos filósofos franceses empezaron a:

-buscar nuevos fundamentos filosóficos[25], como núcleo del cambio,
-prescindir de toda referencia clásica al respecto
[26],
-tachar a las creencias religiosas de supersticiosas e irracionales, o a lo sumo de referente moral
[27].

            Se trataba en el fondo, pues, de un rechazo:

-a toda sumisión al pasado,
-a toda aceptación de una verdad que escapase al crisol ilustrado,
-a toda actitud dogmática por encima de la razón ilustrada.

            Y de una búsqueda de[28]:

-una filosofía sin sueños metafísicos,
-una política amparada sólo en el derecho positivo, y nunca divino,
-una religión útil y moral, desembarazada de todo misterio e imposición
[29].

            La cuestión de una nueva sociedad francesa, sincrética con el resto de sociedades pro-francesas[30], llevó a una nueva mutación francesa: la de su vieja idea de superioridad, sustituida ahora por la idea de diferencia. Es decir, que todo dependía de los lugares, y lo único común debía ser la naturaleza.

            De ahí los últimos retoques de la nueva mentalidad francesa:

-el bien natural, independiente de toda revelación, divinidad y tradición[31],
-la moral natural, consistente en ajustar la conducta humana a la convivencia con el ecosistema
[32].

            Así, pues, mediante una mutación total, la nueva sociedad natural se vería libre de toda intolerancia, superstición, conflictividad y malestar. Y encontraría en su vuelta a la naturaleza su liberación y el verdadero camino hacia el futuro.

a.4) Ilustrados franceses

            Julien de Lamettrie (1709-1751) fue el fundador del Evolucionismo[33], y redujo al hombre a pura materia pensante, privada de alma[34]. Planteó en su Hombre Planta-1745 que siempre se impone el mejor y más fuerte, explicando que la virtud puede darse igual con espíritu que sin espíritu.

            Denis Diderot (1713-1784) fue el fundador del Materialismo, y redujo a Dios a pura materia gravitatoria y auto-creadora de vida[35]. Planteó en su Enciclopedia-1752[36] que el pensamiento debe consistir en la herramienta para cambiar los sistemas de vida, siempre desde el escepticismo por todo concepto espiritual.

            Jean d’Alembert (1717-1783) fue el fundador del Iluminismo, y rechazó las ideas innatas y metafísicas, así como toda esencia absoluta de las cosas. Planteó en su Enciclopedia-1752[37] que los fenómenos naturales deben consistir en la herramienta para iluminar todo sistema de pensamiento, siempre desde el escepticismo por todo concepto extra-sensorial.

           Charles de Montesquieu (1689-1755) fue el fundador de la Separación de Poderes[38], y compaginó para ello todo aspecto geográfico, social, político, económico y religioso. Planteó en su Espíritu de las Leyes-1748 que para que exista ambiente de libertad en una sociedad:

-debe abolirse todo precepto impuesto desde las ideas o autoridad,
-debe evitarse la guerra, por medio de la tolerancia y relación de culturas.

            Jean J. Rousseau (1712-1778) fue el fundador del Sufragio Universal[39], e insistió en la idea de conciencia como juicio moral personal, innato y no necesitado de educación[40] ni presión externa[41]. Planteó en su Contrato Social-1762:

-erradicar el mal de la sociedad[42],
-introducir la idea de absoluto en el hombre,
-la entrega de voluntades enajenadas
[43], para construir entre todos el bien común.

            François Voltaire (1694-1778) fue el fundador de la Constitucionalidad[44], y propuso la suplantación de Dios por el estado moderno, y de la providencia cristiana por el progreso humano[45]. Planteó en su Tratado sobre la Tolerancia-1764:

-el horror a un gobierno de populacho, masa no pensante o canallas,
-eliminar todo sistema de clases sociales,
-la supresión
[46] o utilización política de la Iglesia[47].

            Nicolás de Condorcet (1743-1794) fue el fundador del Propagandismo ilustrado, y animó al entusiasmo por la revolución, y a la antipatía por el cristianismo. Planteó en su Bosquejo del espíritu humano-1782 que:

-la naturaleza ha concedido a todos los hombres la justicia, benevolencia y sensibilidad,
-hay que conocer y admirar al resto de sociedades
[48], salvo la cristiana[49].

b) Frutos de la Ilustración laica

b.1) Masonería

            Fue el primer fruto de la Ilustración inglesa, manifestado en un grupo de personas desconocidas que trataron de fundar una Iglesia anti-católica, mediante la práctica de unos ritos complicados y simbologías ambiguas[50].

            Tuvo su fecha de nacimiento en 1717, con la fundación de la gran logia de Inglaterra y un gran maestre al frente. Las Constituciones de Anderson-1723 reglamentaban ya el código y norma de funcionamiento de las logias, y aportaban los dos principios generales:

-la creencia en Dios[51],
-el seguimiento de una religión natural
[52].

            Tras la denuncia pública[53] que hizo el mundo aristocrático inglés sobre estos círculos masónicos, la gran logia de Inglaterra aceptó introducir un tercer principio básico:

-el secretismo[54].

            Contó la Masonería con los medios de la ayuda mutua interna y la tolerancia exterior[55], y empezó a reclutar a todos los intelectuales de la época, bajo los ideales de anti-absolutismo, anti-catolicismo y culto a la naturaleza.

            Poco a poco empezó a extenderse clandestinamente por la zona continental[56] y norteamericana[57], con aberraciones puntuales que fueron achacadas por los gobiernos al fenómeno masónico en general.

           Así, a su rápida expansión siguió una rápida condena por parte de los gobiernos[58] de Holanda-1735, Francia-1737, Suiza-1738, Suecia-1738, Alemania-1738, España-1751. El papa Clemente XII también la condenó en su In eminenti-1738, bajo pena de excomunión[59].

b.2) Derecho absolutista

            Consistió en la implantación del modelo ilustrado del iuspositivismo o positivismo jurídico, concepción de ley elaborada exclusivamente por los órganos estatales, como únicos constitucionalmente dotados de potestad normativa, y como norma jurídica que tenía que ser acatada por la totalidad de personas[60].

            Se trataba, pues, de prescindir de:

-cualquier referencia a la naturaleza metafísica del ser humano[61],
-cualquier otra autoridad distinta a la impuesta por el estado
[62],
-cualquier vínculo con otras realidades diferentes a las estatales.

            La Constitución, escrita o no, pasó a ser la 1ª norma positiva en vigor[63], por un acto de imperio (salvo en Inglaterra, que nunca ha tenido una Constitución articulada). Y a partir de esa norma absoluta podrían ser fijadas el resto de leyes y principios regidores[64], con sistema de sanciones y consecuencias incorporadas para todos los campos.

b.3) Revolución francesa

            Consistió en la destrucción del Antiguo régimen francés[65], orquestada por el iluminismo ateo, la masonería y la secta de los iluminados[66], aún a costa de provocar la anarquía del orden institucional.

            Amparada en causas menos o más legítimas[67], y con el miedo metido en el cuerpo del ignorante y hambriento pueblo[68], la Revolución francesa:

-sembró París y sus provincias de sangre[69],
-aniquiló todas las estructuras que habían llevado a Francia a ser grande,
-robó a la Iglesia todos sus bienes eclesiásticos
[70],
-prohibió la entrega y votos voluntarios a Dios
[71],
-costeó panfletos públicos de mofa clerical,
-obligó a los ciudadanos[72] a colaborar con el poder civil,
-exigió a los ciudadanos jurar la Constitución[73], bajo pena de expulsión,
-introdujo en la Constitución la existencia de un Ser Supremo y el proceso de descristianización
[74].

b.4) Fracturación de Europa

            Fue el 4º fruto que la Ilustración laica provocó en toda y entre toda Europa:

-desde Carlos IV de España, y su miedo a que se introdujesen en su reino las ideas revolucionarias,
-hasta los principados alemanes, que perdieron 21.000.000 francos anuales de bienes inmuebles a manos de los napoleónicos,
-pasando por la desobediencia civil de Suiza,
-hasta llegar al cambio de nombre de Holanda por Batavia,
-sin olvidar los pillajes sistemáticos napoleónicos a los edificios y propiedades de Italia.

            En Italia, Roma se identificó desde el primer momento con la coalición de países que se enfrentaron a la revolución ilustrada. No obstante, fue incapaz de defender sus dominios, y pronto Napoleón[75] sometió el norte (llamado República Cisalpina) y el centro (llamado República Cispadana). Pío VI se vio obligado a salvar Roma del saqueo[76] mediante la entrega 51.000.000 escudos, 5.000.000 joyas, 100 cuadros de arte, 100 estatuas de piedra, 50 manuscritos, y las ciudades de Venesino, Bolonia, Ferrara, Romagna, Ancona, Macerata, Perugino y Camerino[77].

            En Bélgica se pasó de una política autonomista y religiosa permitida por los Habsburgo de Austria[78] a un Directorio francés lleno de contradicciones[79]. Así, el clero belga se negó a prescribir los preceptos franceses, y el pueblo belga en masa se levantó el 28 noviembre 1798[80]. Napoleón resolvió aplicando el orden por la fuerza, y castigando con la expulsión a más de 8.000 sacerdotes belgas y 10.000 religiosos exclaustrados.

            En Alemania fueron secularizados los principados religiosos de Paderborn, Hildesheim, Münster, Etten, Essen, Werden, Fulda, Corvey, Weingarten, Wurtzbourg, Bamberg, Passau, Freising, Augsbourg y Eichstadt[81], y todos sus bienes, abadías, rentas y tierras fueron expropiados y declarados de bien nacional francés[82].

            En España se estableció un cordón sanitario anti-ilustrado, encargándose al Inquisidor general la prohibición de todo papel, libro o panfleto revolucionario francés[83]. Se trataba de “una guerra por la religión, el rey y la patria”, “contra un pueblo sin ley, sin rey y sin Dios”[84], con ayuda desde todos los rincones, municipios, casas nobiliarias, órdenes religiosas y pueblo llano.

b.5) Fracturación de América

            Fue el 5º fruto de la Ilustración laica, y el último recoveco que le quedaba por desmembrar. Lo hizo:

-contra los criterios de la Ilustración inglesa, en el caso de EE.UU,
-siguiendo los criterios de la Ilustración francesa, en el caso de Iberoamérica.

            En efecto la Independencia de EE.UU fue una suma de revoluciones atlánticas, con movimientos a ambos lados del Océano, y con la ideología del liberalismo ilustrado de fondo[85], que quería poner en marcha la construcción política de las 13 colonias en base a los ideales ilustrados ingleses[86].

            Tras una serie de declaraciones unilaterales de independencia[87], y el consiguiente inicio de hostilidades[88], los EE.UU de América pudieron conformar un propio estado independiente, fundado sobre los objetivos de:

-dar fórmula jurídica al nuevo estado[89],
-equilibrar el poder
[90],
-la expansión hacia el oeste
[91].

            En el caso de la Independencia de Iberoamérica, ya habían ido gestándose otra serie de causas colaterales[92], pero fueron los ilustrados franceses, moviéndose entre líneas pro-independentistas, los que desde el fondo empujaron a la imposición del liberalismo francés[93].

            Sin ser reconocida nunca por España[94] ni por el papa[95], fueron independizándose rocambolescamente las zonas geográficas de Río de la Plata[96], Nueva Granada[97], Perú[98] y Nueva España[99].

c) Ilustración católica

            Tras la victoria militar conseguida por la Ilustración sobre los países católicos, una de las medidas ilustradas fue el destierro de Pío VI de Roma en 1797[100]. Fue entonces cuando el mundo católico comenzó a reaccionar, y el papa Pío VI desterrado a dar claves para ello.

            Así, a la muerte de Pío VI en Valence (Francia) en 1799, los cardenales ya tenían previsto el primer paso a dar: el cónclave de Venecia, sucesorio, y que tendría que aportar el primer nombre de la Contra-Ilustración: Bernabé Chiaramonti, en adelante Pío VII.

            Dulce y amable, enérgico y tenaz, abierto y conciliador, el contra-ilustrado Pío VII había sido abogado y profesor, y conocía muy bien la Enciclopedia de Diderot, las ansias reformistas de los universitarios, y la experiencia nefasta de las políticas agresivas. Y no se conformaba con lo que había.

            En 1800 el papa volvía a Roma, reorganizó la corte pontificia, y sustituyó la vieja teocracia vaticana por una Santa Sede[101]:

-con libertad de comercio,
-con economía diferente a la latifundista,
-con una administración moderna,
-con cargos encargados a los laicos.

c.1) Excomunión a Napoleón

            A pesar de los intentos de restauración religiosa de Napoleón[102], los huracanes provocados por su siembra de vientos habían fracturado Europa, y estaban emanando sangre y heridas napoleónicas por todos sitios.

            Así, ante una nueva incursión napoleónica por la capital papal[103] en1808[104], Pío VII no lo dudó un instante y decidió comenzar la ofensiva contra-ilustrada: la excomunión de Napoleón[105].

            Fue la declaración de guerra total[106]. Napoleón decretó la detención y encarcelamiento en paradero desconocido para el papa[107], publicando a continuación un nuevo y más dictatorial Código napoleónico[108].

c.2) Separación Iglesia-Estado

            La locura de Napoleón decidió el encarcelamiento del papa Pío VII en Savona, y siguió dando rienda suelta a la imaginación. Así, con Pío VII recluido e incomunicado en Savona, la nueva genialidad del corso Bonaparte fue:

-una París que fuese capital de todo su Imperio,
-una Corte papal que tuviese su residencia en París.

            La locura ilustrada ya había empezado a adecentar el palacio arzobispal al respecto[109], con la idea de ofrecer una paga de 30.000 francos a cada cardenal instalado en su proyecto.

            No obstante, los obispos y cardenales italianos no se dejaron intimidar, el propio Pío VII declaró la irregularidad del procedimiento y la Iglesia del Crucificado, y la cristiandad española y centro-europea se declaró hostil a las directrices napoleónicas[110].

c.3) Inicios de la Contra-Ilustración católica

            Declarada la contraofensiva ilustrada por parte de Pío VII, desde los puntos de exiliados católicos se comenzó a poner manos a la obra, con la obra Genialidad del Cristianismo-1802 del exiliado François de Chateaubriand como su primera plasmación[111].

            Así, y a pesar de que el número de ordenaciones sacerdotales descendió bruscamente[112], y no le quedaba a la Iglesia nada de su anterior patrimonio, la Iglesia empezó a recomponer su autoridad, y los católicos diseminados a reventar de alegría y paz religiosa todos los templos todavía abiertos[113].

            Tras el nuevo Secuestro del papa-1808 por parte de Napoleón, y al mismo tiempo que los católicos diseminados se ponían en pie de lucha, surgió un grupo de aristócratas que se reunieron con la intención de defender la causa eclesial a toda costa: los caballeros de la fe. Sus objetivos principales fueron cuatro:

-el recuerdo del papa prisionero,
-la difusión de la bula de excomunión sobre Bonaparte,
-la propagación de la cultura cristiana,
-la coordinación de toda resistencia militar hacia las imposiciones ilustradas.

            Y dieron su resultado, pues numerosos militares anti-napoleónicos lograron unir sus fuerzas y expulsar a Napoleón de España y Rusia, y posteriormente de Alemania[114].

d) Frutos de la Ilustración católica

d.1) Lamennais y el Reaccionismo francés

            De brillante itinerario intelectual, Robert de Lamennais (1782-1854) supo crear presencia e influjo de una nueva cultura católica en medio del torbellino ilustrado francés.

            Tres fueron sus obras principales, con sus ideas centrales de:

-la interdependencia entre los órdenes político y religioso[115],
-la autoría cristiana sobre la civilización social actual
[116],
-la unión Iglesia-pueblo, en lugar de la vieja unión Iglesia-soberanos
[117].

            Otras aportaciones del reaccionario sacerdote francés fueron:

-la reivindicación eclesial, como patrimonio común de las libertades públicas[118],
-la introducción de laicos, como pensadores también activos de la Iglesia
[119].

            Fueron continuadores de este reaccionismo francés:

-Henri Lacordaire (1802-1861), que llevado por su amor a la libertad, cautivó a los intelectuales de la época[120], defendió la libertad de enseñanza, se abrió al progreso y reformismo y supo preocuparse de la comunidad humana;

-Charles Montalembert (1810-1870), que se entregó en cuerpo y alma a la aplicación política del reformismo de Lamennais, elevando sus principios a las clases elitistas aristocráticas.

d.2) Constant y el liberalismo belga

            Contrario a la anexión de Bélgica a la Holanda francesa, Constant de Rebecque (1767-1830) hizo frente al Congreso de Viena-1815[121] y logró reunir a los descontentos[122], hasta provocar una Revolución de 1830 que:

-consiguió de nuevo la independencia belga,
-elaboró una Constitución belga-1831 pro-católica y pro-liberal,
-obtuvo el respaldo del nuevo papa Gregorio XVI.

            La unión de católicos-liberales fue sumamente provechosa, e introdujo los derechos de:

-libertad de enseñanza,
-libertad de asociación religiosa,
-independencia de los asuntos eclesiásticos,
-visto bueno a las libertades modernas.

            Fueron continuadores de este liberalismo católico belga:

-el Cardenal Sterckx, que abrió nuevos campos de actividad a los católicos belgas, y mantuvo siempre buenas relaciones con el estado liberal,
-la Universidad de Lovaina, con simpatías católicas y orientación social menesiana
[123] hacia la vida pública.

d.3) Newman y el Movimiento de Oxford

            Perteneciente al escaso puñado de fieles católicos en Inglaterra, John H. Newman (1801-1890) supo escuchar a los 600.000 irlandeses engrosados en la Corona inglesa tras el Acta de Unión-1800[124], y dejarse seducir por sus luchas católicas de autonomía[125].

            Perteneció al grupo de intelectuales de Stephen Wiseman (1802-1865) y John Acton (1834-1899), y logró abrir ventanas al catolicismo cerrado inglés, e introducirlo en las nuevas corrientes externas.

            Así, el movimiento de Oxford[126] impulsado por Newman[127] supo poner como prioridades:

-el estudio romántico de los orígenes de la Iglesia,
-la independencia total Iglesia-Estado,
-la preocupación por los más pobres.

            Fueron continuadores de este Movimiento de Oxford:

-John Keble (1782-1866), catedrático de literatura en Oxford y uno de los más reputados intelectuales ingleses, que en su Christian Year-1827 había puesto el origen de la literatura inglesa en su impronta sacramental cristiana, y en su National Apostasy-1833 criticó que ese proceso fuese expropiado por la Corona inglesa.

-Edward Pusey (1800-1882), vizconde de Folkestone y catedrático de lenguas orientales en Oxford, que en su Library of the Fathers-1836 criticó el individualismo y apropiación de las leyes eclesiales por parte de la Corona inglesa, apuntando a su unión con Roma.

d.4) Ketteler y el Romanticismo alemán

            Entusiasta del Medioevo alemán, Wilhelm von Ketteler (1811-1877) fue uno de los inspiradores del partido político Zentrum y su visceral kulturkampf-lucha cultural.

            Expandió la lucha cultural a todas las clases sociales e ideológicas, criticó al liberalismo capitalista y totalitario, logró unir a obreros con aristócratas, y a todos inculcó el modelo alemán del cristianismo medieval[128].

            Fueron continuadores de este romanticismo católico alemán:

-Georg Hermes (1775-1831), catedrático de filosofía en Münster y gran reclutador de seguidores, que en su Introducción a la Filosofía-1810 fundó un controvertido hermesianismo inclinado hacia la vía natural, más que hacia la línea moral, para que todos llegasen al conocimiento de Dios.

-Johann von Dölinger (1799-1890), catedrático de filología en Würzburg y representante de la Asamblea de Católicos de Munich, que en su Filosofía Natural-1817 defendió la función profética de la Iglesia, y la necesidad de una opinión pública en su interior.

-Bernard Bolzano (1781-1848), catedrático de matemáticas en Praga y gran enemigo del idealismo ilustrado, que en su Conocimiento Científico-1837 defendió la verdad de Dios como algo independiente a las personas y pensadores, y la primacía de la moral católica como el principal fruto de esa verdad.

-Droste von Vischering (1773-1845), miembro del círculo de sabios del barón Von Fürstenberg y la princesa Von Gallitzin, que unió intelectualmente a las noblezas católicas de Westfalia y Prusia renana, y que en su Derechos de Iglesia y Estado-1843 defendió la separación de matrimonios mixtos.

d.5) Rosmini y la Militancia italiana

            Abogado y filósofo de Padua, Antonio Rosmini (1797-1855) llamó a la lucha católica y abierta de las ideas, rechazando la infecundidad del empirismo inglés e iluminismo francés, y mostrando la superioridad de la perfección de vida y caridad social de los cristianos[129].

            Formó parte del círculo de Alessandro Manzoni y su romanticismo de la familia italiana, y en su Origen de las Ideas-1830 volvió a proponer la metafísica como solución a la existencia del ser, del pensamiento y del hombre.

            Proclamó también en su Filosofía de la Política-1839 el rechazo por el odio ilustrado como medio político, y la defensa de la libertad y amor católico como los mejores medios políticos y jurídicos para un estado.

            Fueron continuadores de esta militancia italiana:

-Vincenzo Gioberti (1801-1852), presidente político de la Cámara de diputados de Cerdeña y embajador italiano en París, que en su Dios y la Religión natural-1825 criticó el subjetivismo de Rousseau y el despotismo de Hobbes, y propuso la intuición como medio humano para superar los dualismos Dios-mundo, infinito-finito, invisible-visible.

-Niccolo Tommaseo (1802-1874), mayor filólogo italiano de la historia y seguidor del círculo de Manzoni, que en su Sobre Italia-1827 llamó al resurgimiento católico italiano, incansable y crítico con el mundo ilustrado circundante.

d.6) Jovellanos y el Revisionismo español

            Político y ensayista gijonés, Melchor de Jovellanos (1744-1811) fue el principal defensor de la liberalización española, dentro del Consejo de Castilla y Reales Academias culturales, y siempre dentro de la más estricta religiosidad[130].

            Lideró los procesos liberales de Cádiz y la Junta Central contra la entrada napoleónica en España, si bien no renunció a posibles frutos positivos ilustrados, en materia liberal económica sobre todo.

            A nivel religioso, animó Jovellanos en su Discurso sobre el método teológico-1805 a superar la vieja religiosidad barroca por una religiosidad moderna. Doctor en teología por la universidad de Osma y derecho canónico por Alcalá de Henares, armonizó siempre la profunda espiritualidad con la labor política externa, desde sus ámbitos de independencia.

            Fueron continuadores de este revisionismo español:

-José de Larra (1809-1837), co-iniciador del romanticismo español, y que en su Censor-1829 criticó a los políticos (tanto afrancesados como liberales de Cádiz) y defendió una religión pura (fuente de toda moral, y fruto de la tolerancia y libertad).

-Jaime Balmes (1810-1848), colaborador en las tertulias liberales de los diarios nacionales, que en su Criterio-1845 llamó a la apología del cristianismo por parte de cada católico anónimo y particular, y a la conciencia y al sentido común en materias de filosofía.

e) Ciencia ilustrada... únicamente católica

            En 200 años de existencia, la Ilustración atea obtuvo como resultado un 100% de desestructuración política europea y americana, infinidad de grupos secretos subversivos, totalitarismos jurídicos y estatales, todo tipo de revueltas sociales y numerosas revoluciones populares.

            En 200 años de existencia, la Ilustración católica obtuvo como resultado una silenciosa pero auténtica revolución cultural, científica, matemática… y familiar.

            En 200 años de gobierno opresivo, la Ilustración atea obtuvo 0 impactos en leyes matemáticas y logros científicos, para su desgracia. Y en esos 200 años, de persecución católica y creyente, la Ilustración católica fue capaz de dar a luz a los mejores científicos de toda la humanidad, para gloria del mundo espiritual.

            Veamos a alguno de estos auténticos ilustrados, todos del bando del mundo espiritual.

e.1) Neper

            Matemático y teólogo escocés, John Neper (+1627) fue el padre del Cálculo Aritmético moderno, inventor de los Logaritmos y formulador de numerosas Operaciones Decimales matemáticas, todas ellas llamadas neperianas.

            No obstante, fue Neper un fanático religioso, creyendo por momentos su mujer que iba a enfermar. Y es que, en efecto, no pudo sustituir Neper su cultura matemática por la fe en Dios, relacionando en todo momento sus números artificiales con el Apocalipsis de la Biblia. Como él mismo decía: “todos mis descubrimientos los he sacado del Apocalipsis de San Juan, buscando en él la verdad y probando mediante él la verdadera interpretación”[131].

e.2) Kepler

            Matemático y astrónomo alemán, Johannes Kepler (+1630) fue catedrático y profesor de matemáticas en la Universidad de Graz, elaborando la fundamental Ley del Movimiento del Universo, Teoría del Movimiento de los Cuerpos Celestes, así como grandes aportaciones en la Geometría Astronómica y Planetas Solares.

            En su obra Harmoniae Mundi-1627 propugnaba Kepler humildemente la raíz de sus trascendentales descubrimientos científicos, con palabras que saben a pura oración: “Te doy gracias, Señor y Creador, que me has alegrado con tu Creación. Me siento embelesado con la obra de tus manos. He revelado la gloria de tu poder a los hombres, en cuanto a mi limitado espíritu le era dado abarcar tu inmensidad… Día vendrá en que podamos leer a Dios en la naturaleza como lo leemos en las Sagradas Escrituras”[132].

e.3) Galileo

            Matemático, físico y astrónomo italiano, Galileo Galilei (+1642) fue famoso por sus mediciones en la Torre de Pisa, donde estableció la Ley de Regulación de Cuerpos. Enunció también el Principio de Inercia y la Ley de Composición de Velocidades, aparte de descubrir más de 500 estrellas nuevas, y las agrupaciones estelares en torno a la Vía Láctea, defendiendo el heliocentrismo descubierto por el sacerdote polaco Copérnico.

            Pues bien. Como colofón a todos sus descubrimientos, expuso Galileo por escrito su convicción de que no podía separarse a Dios de la cultura: “Nuestro conocimiento, tanto por el modo de realizarse, como por la amplitud de lo conocido, refleja directamente a Dios. Cuando contemplo las cosas, tantas y tan maravillosas, que han comprendido, explorado y realizado los hombres, reconozco sin género de dudas que el espíritu humano es obra de Dios”[133].

e.4) Guldin

            Matemático y astrónomo suizo, Paul Guldin (+1643) fue catedrático de matemáticas y profesor en las Universidades de Viena y de Graz, ideando tratados sobre Aritmética, Centros de Gravedad, Combinatoria, y formulando el famoso Teorema de Guldin.

            Pues bien. A pesar de su sabiduría y de su procedencia protestante, Guldin se convirtió al catolicismo, y la hondura de su fe le llevó a ofrecer su vida íntegramente a Dios, haciéndose sacerdote católico.

e.5) Cavalieri

            Matemático italiano, Bonaventura Cavalieri (+1647) fue catedrático de matemáticas y profesor en la Universidad de Bolonia. Inventó la Teoría de Sólidos, la Teoría de Indivisibles y la Trigonometría esférica, dando pie así al inicio del Cálculo Integral.

            En cuanto a su vida religiosa, y al igual que hiciera su compañero Guldin, no pudo separar Cavalieri a Dios de su cultura matemática, pues fue sacerdote católico hasta el día de su muerte.

e.6) Descartes

            Matemático, físico y filósofo francés, Renè Descartes (+1650) fue un pilar básico en la historia de la matemática, y uno de los mayores superdotados de la humanidad. Su personalidad y pensamiento con relación a Dios puede servirnos de referencia, pues a lo largo de su vida se dedicó a descubrir la verdad integral, siendo famosa su Geometría-1637 y Dióptrica-1639.

            Pues bien, la categoría profesional de Descartes no sólo se refleja en sus postulados matemáticos, llamados todavía Sistemas Cartesianos, sino en la raíz de su pensamiento: “La idea por la cual concibo un Dios soberano, eterno, infinito, inmutable, omnisciente, omnipotente y creador de todas las cosas... esa idea tiene ciertamente en sí más realidad objetiva que aquellas otras que me representan sustancias finitas. La idea de Dios está, pues, en mí, y tiene en sí la máxima realidad objetiva”[134].

            Como se ve, y muy al contrario que el resto de ilustrados que vivieron en su propia patria, Descartes perseveró siempre en la fe de la revelación cristiana. De hecho, en todas sus obras hizo imprimir el subtítulo de “Proyecto de una ciencia universal que pueda elevar a la máxima perfección: Dios”[135].

e.7) Pascal

            Matemático, físico e ingeniero francés, Blaise Pascal (+1662) fue el fundador de la Estática de Fluidos y el inventor del Barómetro, la Cicloide y la Prensa Hidráulica, constituyéndose en el sabio más universal de Francia. Planificó la modernización de París e inventó el transporte urbano de tierra y subsuelo, fundando el Instituto Pascal para investigaciones científicas.

            Aún así, la vida religiosa de Pascal fue ejemplar, escribiendo cartas místicas a su hermana Madame Perier, consignando en 1654 un relato de éxtasis religioso que debió experimentar, e insistiendo a todos en la necesidad de mantenerse fieles al Magisterio de la Iglesia transmitido por la Santa Sede[136].

            Así reflexionaba Pascal sobre la relación cultura-fe, en plena París ilustrada: “Humillémonos ante Dios, cumplamos con las prácticas exteriores de culto. Dios acudirá en nuestra ayuda. No podemos permanecer indiferentes; sólo hay dos caminos: vivir con Dios o vivir sin Dios. Es preciso elegir, pero en el primer caso todo se gana, y en el segundo todo se pierde”[137].

            Y lanzaba un mensaje a los ilustrados que ya empezaban a pulular: “Que dejen sus impiedades los que por la bajeza de su cuna no son capaces de aspirar a nada más. Que sean al menos hombres dignos si no pueden ser cristianos, y que finalmente reconozcan que no hay más que dos clases de personas que merecen el nombre de razonables: los que sirven a Dios con todo su corazón, y los que buscan a Dios con todo su corazón”[138].

            Y a los ilustrados que ya se habían decantado por su causa anti-clerical: “Pues no sólo prueba la existencia de Dios el celo de los que le buscan, sino también la ceguera de aquellos que no le buscan. Y es que mientras las almas espirituales viven en la eternidad, los filósofos de pacotilla deliberan moralmente sobre como pasar una hora en este mundo”[139].

e.8) Grimaldi

            Matemático y físico italiano, Francesco Grimaldi (+1663) fue catedrático de matemáticas y profesor en la Universidad de Bolonia, describiendo por 1ª vez las manchas de la Luna, descubriendo la Difracción de la Luz y fundando la Teoría de las Ondas luminosas.

            Pues bien. Tampoco pudo Grimaldi sustituir la cultura por Dios, pues desde joven había decidido consagrar su vida entera a Dios, siendo sacerdote católico hasta el día de su muerte.

e.9) Stensen

            Geólogo y médico noruego, Niels Stensen (+1686) fue el fundador de la Anatomía Moderna, padre de la Geología Moderna, inventor del Microscopio y promulgador de las Leyes de Yacimientos arqueológicos. Descubrió los estratos fósiles arqueológicos, la glándula parótida, la glándula pineal cerebral, y los óvulos y ovarios femeninos.

            Pronunció innumerables conferencias por toda Europa, siendo reclamado por reyes y círculos ilustrados. En todas ellas terminaba diciendo “este es el verdadero fin de la Anatomía: elevar a los oyentes a través de la maravillosa obra de arte que es el alma, y por medio de ella al conocimiento y amor de su Creador: Dios”[140].

            Pues bien, nada hizo a Stensen sustituir sus descubrimientos por Dios, pues desde joven había decidido consagrarse por entero a Dios, como sacerdote católico y misionero de las islas nórdicas.

e.10) Leibniz

            Matemático y filósofo alemán, Gottfried W. Leibniz (+1716) fue niño prodigio y uno de los escasos genios con talante conciliador. Perteneció a la Academia de Sabios de Alemania desde los 13 años, y a los 19 ya había inventado el Cálculo Infinitesimal, base de la Matemática Moderna. Impartió clases en las Universidades de Berlín, Viena y San Petersburgo, siendo presidente perpetuo de la primera.

            En cuestiones religiosas, se mantuvo siempre alejado Leibniz del espíritu anticlerical de la Ilustración, manteniéndose siempre en el Catolicismo y alegando que: “en todo debe ocupar el primer lugar la Santísima Trinidad. Pues las dificultades contra la fe no dejan de ser meras conjeturas, siendo lo más importante mantener el testimonio personal de la vida cristiana”[141].

e.11) Newton

            Físico inglés, Isaac Newton (+1727) fue el fundador de la Ley de la Gravedad y la Física Cuántica, culminando el proceso iniciado por Kepler y Galileo. Tuvo todo tipo de condecoraciones en Inglaterra, y dirigió personalmente la Royal Society de Londres.

            Educado en su parroquia de Colserworth, tan religioso fue Newton que con 9 años construyó para a su párroco un reloj solar para la Iglesia, y con 18 años compuso una lista de 58 pecados usuales suyos, para ir corrigiéndolos con su párroco. De 3,6 millones de palabras que escribió a lo largo de su vida, 1,4 millones tuvieron que ver con la teología, y sólo 1 millón con la ciencia.

            En sus controversias con el “ilustrado” Hooke, no paraba de defender Newton que: “la maravillosa organización y armonía del Universo solamente puede realizarse según el plan de un Dios Omnisciente y Omnipotente. Este es, y continúa siendo, mi último y más elevado conocimiento… Pues el orden admirable del Sol, de los planetas y cometas tiene que ser obra de un Dios Todopoderoso e inteligente. Y este Dios infinito lo gobierna todo no como el alma del mundo, sino como Señor de todas las cosas. Dios es el Ser Supremo, Infinito, Eterno y absolutamente Perfecto”[142].

e.12) Von Linné

            Biólogo sueco, Karl von Linné (+1778) fue el padre de la Zoología, Botánica Descriptiva y Ecología. Inventó el sistema de Nomenclatura Binomial, el sistema de Clasificación de las Plantas, la Escala Celsius junto a su amigo Anders, y la Taxonomía Moderna.

            En medio de la vorágine ilustrada anti-clerical, no dudaba en afirmar el catedrático en Medicina que: “he visto arrojar por la borda al Dios verdadero, eterno, infinito, omnisciente y poderoso. Pero yo me arrodillo ante El con el mayor de los respetos. He rastreado sus huellas en las criaturas, y en todas ellas he descubierto su poder, su sabiduría, e insondables perfecciones que sin El nunca hubiera descubierto. Dios pasó por mi lado, le vi y me llené de asombro”[143].

e.13) Euler

            Matemático y físico suizo, Leonard Euler (+1783) fue el inventor de numerosas fórmulas e investigaciones inéditas, tanto en Hidrodinámica, Optica, Mecánica, construcción de barcos y Energía Eólica, y estudios del Movimiento de los Astros. Dejó, así mismo, más de 200 tratados matemáticos, alguno de ellos insuperables hasta el momento, bajo nombre de teoremas de Euler.

            No obstante, y a pesar de ser el matemático más universal de la historia, la vida de Euler estuvo marcada por una honda profundidad religiosa, defendiendo la revelación bíblica frente a los librepensadores ilustrados, e incluso demostrando científicamente la inmaterialidad del alma espiritual.

e.14) Boscovich

            Matemático, físico y astrónomo croata, Ruder Boscovich (+1787) fue catedrático de matemáticas y profesor en la Universidad de Pavía, dejando para la humanidad, entre otros, el famoso Teorema de Boscovich.

            Y igual que muchos otros matemáticos, tampoco pudo sustituir Boscovich la matemática por Dios, pues también consagró su vida a Dios, y fue sacerdote católico hasta el día de su muerte.

e.15) Gerdil

            Matemático italiano, Jacinto S. Gerdil (+1802) fue catedrático de matemáticas y profesor en la Universidad de Turín, aparte de encargarse personalmente de la formación del príncipe Carlos Manuel IV y llevando a cabo sus estudios sobre la Matemática Científica, plasmada en su famoso Teorema de Gerdil.

            No obstante, tampoco pudo sustituir Gerdil la matemática por Dios, pues ya desde joven había decidido consagrarse a Dios, como sacerdote católico y luego como cardenal de la Iglesia Católica.

e.16) Hauy

            Geólogo francés, Renè J. Hauy (+1822) fue el padre de la Cristalografía y Mineralografía, inventando la Ley de Hauy y ocupando la cátedra del Museo de Historia Natural de Francia.

            No obstante, y a pesar de todas las condecoraciones arqueológicas recibidas, decidió Hauy no prescindir de Dios por su nivel cultural, y mantuvo hasta su muerte la consagración que en su día hizo a Dios, como sacerdote católico.

e.17) Volta

            Físico italiano, Alessandro Volta (+1827) fue el inventor del Electróforo, el Electroscopio y el Arco Voltáico. Fundó la Teoría de la Electricidad e importantes avances en el mundo de los gases, inventando la Pistola eléctrica, el Audiómetro y la Lámpara de Gas. Inventó el Condensador y la Corriente Eléctrica, medida para siempre en voltios.

            En cuanto a su relación con la Ilustración, sucedió este episodio en su milanés pueblo de Camnago, donde agonizaba un paisano suyo incrédulo, bastante “entendido” según él en ciencia ilustrada, y el párroco se interesó por su alma.

            Aquel paisano de Volta echó al cura de su casa, alegando que la religión era cosa de gente ignorante. Y el párroco, ni corto ni perezoso, se dirigió a casa de Alessandro Volta, suplicándole unas letras para el “entendido” ilustrado.

            El mayor genio italiano de todos los tiempos, miembro de la Acción Católica, no dudó en escribir a su agonizante paisano: “Querido hermano. A mi querido Dios debo continuamente agradecer una fe en la que he encontrado el principal propósito para vivir e investigar, esperando que al final me dé el premio merecido de la vida eterna. Considero que la fe ha sido un regalo particular de Dios sobre mí… He sometido todas las verdades de la fe a un estudio científico acabado, he leído las obras de los apologistas y los adversarios, he medido las razones a favor y en contra, y he demostrado a la religión como la más digna de crédito entre todas las ciencias naturales”[144].

e.18) Berzelius

            Químico sueco, Johns von Berzelius (+1828) fue el padre de la Química Inorgánica, Isometría y Electroquímica. Determinó los equivalentes de los Cuerpos Simples, descubrió el Cerio y Selenio, aisló la mayoría de elementos químicos por 1ª vez, inventó la Nomenclatura Científica, clasificó los compuestos químicos e ideó las primeras fórmulas químicas.

            Pues bien. El mayor químico de todos los tiempos no dudaba en defender, en contra de los panfletos anti-clericales ilustrados, que: “todo lo que guarda relación con la química orgánica rompe con cualquier convencionalismo humano… pues consiste en el producto ideado por un Dios que es Inteligencia absoluta. El hombre se ve impulsado a pensar y a considerar, así, la imagen de aquel Dios al que debe su existencia”[145].

e.19) Gauss

            Matemático, físico y astrónomo alemán, Karl Gauss (+1835) fundó el Teorema fundamental del Algebra, así como la Serie Hipergeométrica de Gauss. Acometió el estudio de las Orbitas Planetarias, inventó el Heliotropo y la Geodesia, contribuyó al desarrollo del Potencial Gravitatorio, el Equilibrio de Fluidos, la Capilaridad, la Dióptrica y el Magnetismo. Construyó el primer Telégrafo Magnético e inventó el Magnetómetro.

            Pues bien, así meditaba el físico alemán, nacido poco antes de la revolución “ilustrada” francesa: “Cuando suene nuestra última hora, será una alegría indescriptible poder ver a aquel Dios Sabio que decidió crear a seres espirituales dentro de este planeta separado, y que no nos condenó a vivir 80 ó 90 años, sino por toda la eternidad. Pues no sólo formamos parte de este mundo material que ahora vemos, sino de ese otro mundo espiritual que Dios tiene preparado”[146].

e.20) Ampère

            Matemático y físico francés, Andrè Ampère (+1836) fue el fundador de la Electrodinámica, inventando la Ley fundamental de la Ciencia Eléctrica y el primer aparato de Electricidad Móvil, medido en amperios. Elaboró teorías en el campo del Cálculo de Probabilidades y Cálculo de Variaciones, así como la Teoría de Ecuaciones Diferenciales.

            En contra de los ilustrados anti-clericales y los que no paraban de falsear (quizás por su escasa altura científica), razonaba el genio Ampère que: “la prueba más convincente de la existencia de Dios es la armonía evidente que mantiene el orden exterior del universo, aparte de la armonía interior que los humanos encuentran en su organismo, y que les hace desarrollar sus aptitudes físicas y espirituales”[147].

e.21) Cauchy

            Matemático francés, Augustin Cauchy (+1837) introdujo teoremas matemáticos estudiados en todas las facultades de ciencias del mundo, y no dudó ni un instante a la hora de defender a los sacerdotes católicos ante la expulsión que el reino masónico francés les infligió “en nombre de la Ilustración”, con un revulsivo manifiesto: “Soy cristiano y creo en la divinidad de Jesucristo, como TYCHO BRAHE, COPERNICO, FERMAT y los grandes astrónomos del siglo pasado. Soy católico sincero al igual que lo eran CORNEILLE, RACINE, LA BRUYERE, BOSSUET, FENELON y los hombres más eminentes de nuestro tiempo. Comparto la fe profunda que profesaron FREYCINET, LAENNEC, RUFFINI y los más eruditos matemáticos”[148].

            En efecto, ya con 24 años había resuelto Cauchy el Teorema de Poliedros irresoluble desde Poinsot, inventado el Cálculo de Funciones Simétricas, investigado sobre Combinatoria, Ecuaciones Diferenciales… Y eso no le impidió comprometerse con el papa Gregorio XVI, participar en las misiones de San Francisco de Reggis, dirigir el Instituto Católico de Ciencias…

e.22) Conclusión sobre Ilustración laica o católica

            En la Ilustración, 1 genio científico moría cada 8 años… y siempre pertenecía al bando de la Ilustración católica. Además, casi 1/4 de esos genios científicos fueron sacerdotes católicos, y los restantes 3/4 de ellos fueron educados por los sacerdotes católicos.

            Esos genios de la ciencia fueron los padres de la verdadera Ilustración (la católica), y dejaron en evidencia a aquellos ilustrados” que trataron de abanderar la bandera de la cultura (la atea).

            Quedaría por analizar ahora a la otra 2ª generación de ilustrados, los nacidos en plena batalla ateo-católica, cada uno con su propio testimonio de ciencia y vida. Nos encontramos, así, con:

            -Karl von Baer (nacido en 1792), médico ruso, padre de la Embriología y fundador de la anti-evolucionista Teoría Animaculista de las Especies. Un Von Baer que decía que “todo lo que distinguimos hoy en el lenguaje de la naturaleza es una sinfonía maravillosa de sublime regularidad y hermosura. El día en que descubrí el cuerpo humano, creía estar oyendo un sermón sobre Dios, me descubrí la cabeza y me puse a entonar el Aleluya”[149].

            -Karl von Martius (nacido en 1794), médico alemán, padre de la Etnografía y fundador de diversos Análisis de Plantas y Sociedades Humanas. Un Von Martius que decía que “nuestra época está muy bien preparada para aceptar que los naturalistas acepten el materialismo, y para que no escuchen las advertencias de los fundamentos espirituales. Sin embargo, ¿qué investigador de la naturaleza puede dejar de ver el sentido espiritual de Dios en todos sus descubrimientos?”[150].

            -J. von Liebig (nacido en 1803), químico alemán, padre de la Química Orgánica, fundador de la Teoría de Bases Nitrogenadas Sintéticas y descubridor del Aldehído, Acido Hipúrico, Creatinina, Acido Inósico y Tiroxina. Un Von Liebig que decía que “el mundo es la historia de la omnipotencia y la ciencia de un Dios Infinito y Superior. El conocimiento de la naturaleza es el camino para admirar la grandeza del Creador, la majestad de Dios. Sólo aquel que trata de interpretar los pensamientos de la naturaleza, reconocerá la grandeza y la sabiduría infinita de Dios”[151].

            -Julius Mayer (nacido en 1814), físico alemán y fundador del Principio de la Conservación de la Energía, equivalente dinámico del calor y la luz. Un Mayer que admitía que “acabo los días de mi vida con el convencimiento más profundo de mi corazón: la auténtica y verdadera ciencia natural tiene que conducir a la fe en Dios y a la religión cristiana”[152].

            -Hervé Fayé (nacido en 1815), físico francés y descubridor de la Teoría Cósmica de Cometas, Medición de Meteoros y Auroras Boreales. Un Fayé que decía que “es falso que la ciencia haya llegado por sí misma a la negación de Dios. Al contrario, el ateísmo se ha manifestado en filósofos en decadencia, que lucharon en el s. XVIII y aún hoy en día alejando su espíritu de la verdad”[153].

            -W. von Siemens (nacido en 1816), ingeniero alemán, padre de la Electrónica e inventor del Tendido de Cables, Inductor de Cilindro y Máquina dinamo-Eléctrica. Un Siemens que decía que “cuanto más profundamente penetro en el reino armónico de las fuerzas de la naturaleza, tanto más sube mi admiración por ese Dios infinito y ordenado, que con sabiduría atraviesa la creación entera”[154].

            -Prescot Joule (nacido en 1818), físico inglés, fundador de la Teoría Mecánica del Calor e inventor de la Medición de la Corriente Eléctrica, hoy expresada en julios. Un Joule que decía que “me veo empujado por tal diversidad de fenómenos que, en un lenguaje bien entendido, puedo hablar de la Sabiduría y mano bendita de ese Dios y Constructor de la naturaleza”[155].

            -Louis Pasteur (nacido en 1821), químico francés, padre de la Estereoquímica, Zoonosis, Fermentación, Cirugía y Vacunación médica, e inventor de la Polarización de la Luz, Hemihedría de los Cristales, Microorganismos Celulares y Métodos Antisépticos. Un Pasteur que decía “feliz el hombre que lleva dentro de sí a Dios, y obedece las virtudes del evangelio. ¿Niñerías? Mis descubrimientos me han llevado a tener la fe de un labriego bretón. Si hubiese investigado más, hubiese llegado a tener la fe de una labriega bretona. Todo se ve claro a la luz de Dios”[156].

            -Johann Mendel (nacido en 1822), biólogo austriaco, padre de la Genética Moderna y fundador de las Leyes de la Genética y Ley de Cuerpos Híbridos. Un Mendel que no pudo sustituir su alto nivel cultural por Dios, pues desde joven se había ordenado sacerdote católico, y entrado de monje religioso en el Monasterio de Heizendorf[157].

            -Jean Fabre (nacido en 1823), biólogo francés, padre de la Entomología y contrario a las teorías evolucionistas. Un Fabre que reconocía que “no puedo decir que creo en Dios, pues lo veo. Sin Dios nada comprendo, todo son tinieblas… Cada siglo tiene sus chifladuras, y el de la época presente es el ateísmo. Pero es falso que la ciencia sea atea. A mí me arrancarán la piel antes que la fe en Dios”[158].

            -Lord Kelvin (nacido en 1824), físico inglés, padre de la Medición de Temperatura y Telegrafía submarina, y fundador de la Teoría del Calor y Polaridad Magnética. Un Kelvin que decía que “demostraciones arrolladoras de la inteligencia nos muestran toda la naturaleza a través de la obra de un Dios Creador, Soberano y Eterno”[159].

            -James Maxwell (nacido en 1831), físico inglés, padre del Electromagnetismo y fundador de la Teoría Cinética de los Gases y Ecuaciones Dieléctricas. Un Maxwell que decía que “los sistemas solares siguen siendo hoy día tan acabados y exactos… que parecen un retrato vivo de aquel Dios que al principio creó cielo y tierra, y el principio material por el que existen el cielo y la tierra”[160].

            -J. von Ranke (nacido en 1836), médico alemán y padre de la Craneología y Prehistoria Moderna. Un Von Ranke que decía que “mi empeño ha sido siempre demostrar que la ciencia natural nunca aparta de la religión y del cristianismo, sino que reconoce en la naturaleza el gobierno de la fuerza de Dios, del que deriva todo”[161].

            -J. von Reinke (nacido en 1848), biólogo alemán, padre de la Fisiología Vegetal y fundador de la anti-evolucionista Teoría Neovitalista. Un Von Reinke que decía que “el investigador de la naturaleza mira de lejos a Dios, a través de los fenómenos naturales. Y puede confesar con San Agustín: Mi corazón está inquieto hasta que descanse en Dios”[162].

            -John Fleming (nacido en 1849), ingeniero inglés e inventor del Thermiónico, Teléfono, Telégrafo y Alumbrado Eléctrico. Un Fleming que decía que “la gran abundancia de inventos modernos ha destruido por completo el viejo materialismo. Ahora el mundo se presenta ante nosotros como un pensamiento, pero un pensamiento que tiene que suponer la existencia de un Dios Pensador”[163].

            -Antoine Becquerel (nacido en 1851), físico francés, padre de la Radioactividad e inventor del Diamagnetismo, Leyes de Absorción, Fosforescencia y Cristales Anómalos. Un Becquerel que reconocía que “todos mis trabajos científicos me han conducido a Dios”[164].

            -S. Ramón y Cajal (nacido en 1852), médico español, padre de la Neurología y descubridor de la Histología, Conexiones entre Células Nerviosas y Tejido Cerebral. Un Ramón y Cajal que decía que “la fe en Dios robustece y lleva a la longevidad, mientras que el ateísmo condena, a veces, al dolor y la vejez prematura. Confío en el Dios Supremo. Si tú eres devoto, frecuenta las iglesias; y si eres descreído, también. No conozco asilo más seguro”[165].

            -Paul Sabatier (nacido en 1854), químico francés, padre de la Química Energética y Energías Renovables, e inventor del Método Catalítico de Carburantes. Un Sabatier que decía que “presentar a la cultura y religión como opuestas es propio de gente mal instruida y sin apenas rango de ciencia”[166].

            -Guglielmo Marconi (nacido en 1854), ingeniero italiano, padre de la Telegrafía e inventor de la Radio, Teoría de Ondas, Ondas Hertzianas y Ondas de Frecuencia. Un Marconi que decía que “la ciencia por sí sola no puede explicar muchas cosas, y mucho menos el mayor misterio de todos, el de nuestra existencia. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? Puedo decir con gran orgullo que soy creyente. Creo en el poder de la oración, y no sólo como hombre católico sino como hombre de ciencia”[167].

            -Max Plank (nacido en 1858), físico alemán, padre de la Física Energética, fundador de la Teoría de Quantos y galardonado 8 veces con el doctor honoris causa. Un Plank que decía que “como físico y hombre que dediqué mi vida entera a la ciencia, y después de mis investigaciones sobre el átomo, declaro que no existe la materia por sí misma. Por lo que tenemos que aceptar el imperativo de un Dios Sabio y espiritual. Y es que Dios está para los creyentes al principio, y para los físicos al final”[168].

            -Karl Schleich (nacido en 1859), médico alemán, padre de la Anestesia de Infiltración e inventor del Glutol, Cloroformo y Tratamientos Atáxicos con alcohol. Un Schleich que decía que “he llegado a ser creyente en Dios a mi manera: a través del microscopio y la contemplación de la naturaleza”[169]...

            Se trata de los científicos de primer orden mundial, a los que habría que añadir al monje Mendel, sacerdote Copérnico, cardenal Tycho Brahe... Todos ellos fueron fervientes católicos, nacieron al ritmo de 1 genio católico cada 3 años... y resarcieron así al mundo de 200 años de desastres, provocados por los “ilustrados” ateos y su bandera “cultural”.

Madrid, 1 mayo 2017
Mercabá, artículos de Cultura y Sociedad

________

[1] cf. FLORISTAN, A (dir); Historia Moderna Universal, ed. Ariel, Barcelona 2009, p. 530.

[2] cf. FLORISTAN, A., op.cit., pp. 531-532.

[3] cf. Ibid, pp. 535-537.

[4] De hecho, la fundación de la Royal Society de Londres-1660 y resto de iniciativas inglesas fueron en esa dirección.

[5] De hecho, en la voz “ciudadano” de la Enciclopedia-1752 de DIDEROT y sus 130 ilustrados franceses, se afirmará que la mujer no tiene propiamente los derechos de un ciudadano.

[6] Lo que acabaría verificando, a vista de los resultados finales y como decía el CHESTERTON, que “el pensamiento demasiado individualista y orgulloso acaba por idiotizar. Pues todo el que no deja que se ablande su corazón, tendrá que sufrir que se le reblandezca el cerebro”.

            (cf. CHESTERTON, G. K; Ortodoxia, Londres 1908, cap. 3).

[7] Racionalismo liderado por LEIBNIZ, que en el s. XVII escribía a la electora Sofía: “Al contrario, entiendo por razón no ya la facultad de razonar, sino el encadenamiento de verdades que no puede producir más que verdades, y una verdad no puede ser contraria a otra… Por otro lado, estoy convencido de que la religión no tiene nada que sea contrario a la razón”.

             (cf. KLOPP, O; “Leibniz”, en GUSDORF, G; La conciencia cristiana en el siglo de las luces, ed. Verbo Divino, Estella 1977, p. 134).

[8] Educado en el Colegio Trinidad de Cambridge, donde estudió filosofía y derecho y se dio cuenta de que los métodos filosóficos antiguos ya estaban caducos. Ingresado en la inglesa Sociedad de Magistrados, fue enviado a tareas diplomáticas por Europa, componiendo a su vuelta Notas sobre el estado de la Cristiandad-1579. Fue nombrado canciller de Inglaterra en 1618.

[9] Como buen creyente y practicante que era.

[10] Educado en el miedo por su madre (que dio a luz ante el anuncio de llegada de la Armada Invencible española) y en la Iglesia de Westport, fue enviado a estudiar filosofía a la universidad de Oxford, donde trabó amistad con el literato BEN JONSON y empezó a traducir obras del griego al inglés. Fue uno de los co-fundadores de la Royal Society de Londres-1660.

[11] Unica solución posible al estado natural previo del “todos contra todos”, y única vía de solución al “estado solitario, pobre, brutal y breve de auto-conservación”.

            Y es que para superar esta forma social primigenia del hombre (estado natural primigenio) sólo cabe la elaboración de una forma de convivencia donde el hombre renuncie a sus derechos y los transfiera a un poder absoluto que le garantice la paz (estado civil moderno).

[12] Educado en la Iglesia de Cristo de Oxford, donde estudió medicina y filosofía, e impartió posteriormente clases de griego y retórica. Su idea principal no fue crear un nuevo sistema educativo, sino aplicar éste a los hijos de la nobleza.

             No obstante, sus ideas desembocaron en el escepticismo de HUME, y fueron fundamentales para la Declaración de Derechos ingleses-1689, 100 años antes de la revolución francesa, e impuesta por el Parlamento inglés al nuevo monarca holandés GUILLERMO III DE ORANGE.

[13] Incluidos los valores morales, surgidos de las sensaciones de placer o desagrado.

[14] No obstante considerarse un verdadero creyente, como demuestra en su Racionalidad del Cristianismo-1695, en que recalca que “la existencia de Dios se trata de la verdad más evidente descubierta por la razón, pues su evidencia es de la misma categoría que la certeza matemática”.

            De hecho, fue de la cuestión de los dogmas (ideas racionales surgidas por la reflexión) la que le llevó a buscar otra manera de entender la religión, de entender la realidad.

[15] Educado experimentalmente según las ideas de LOCKE (que había convenido el matrimonio de sus padres, por amistad), fue enviado a estudiar filosofía a la universidad de Winchester, que tuvo que abandonar al burlarse todos los alumnos de él. Llevado por sus padres a Francia, allí siguió aprendiendo los clásicos, hasta que volvió a Inglaterra e ingresó por su calidad de noble en el Parlamento.

            No obstante, fue acusado de no ser de fiar por los tradicionalistas wighs, y expulsado del Parlamento. Tras lo cual marchó para siempre a Holanda.

[16] Situándose aquí la ruptura de la Ilustración inglesa a todo lazo de unión con el Cristianismo. Pues ya no era necesario, al haber encontrado una religión natural capaz de imponer universalidad (por su carencia de contenido) a todas las sociedades humanas.

[17] Educado dentro de la nobiliaria familia de los BERKELEY, fue enviado a estudiar matemáticas al Colegio Trinidad de Dublín, donde se quedaría impartiendo clases de griego en adelante, atacando con escritos y conferencias toda intromisión del materialismo en la Ilustración inglesa.

[18] Religión que, por otro lado y según BERKELEY, era necesaria para el hombre en medio de un mundo economizado y politizado.

[19] Educado en su Escocia natal, fue enviado a estudiar derecho a la universidad de Edimburgo, donde tuvo que cambiar su apellido HOME al no saberlo pronunciar en su correcto inglés. Decantó su trabajo por las oficinas mercantiles de Bristol, desde donde viajó por numerosos lugares, y entabló relaciones con los jesuitas que encontraba.

             Fue acusado por el Parlamento inglés de traicionar los intereses ingleses en el extranjero, e incluso de lunático por viejos compañeros de Edimburgo. No obstante, logró encontrar un trabajo de bibliotecario en su tierra natal, y centrarse en su vida intelectual. 

[20] Como mera religión natural-civil a posteriori, que tapara los agujeros “incivilizados” del hombre, e infundiera en ellos el espíritu de orden y obediencia a la ley y autoridad civil.

[21] De hecho, no hay más que ver los viajes que los franceses habían empezado a hacer por todas partes, entre nuevos mundos… y con mayor pérdida de los propios valores.

            De ahí que DE LA BRUYERE se quejara en su Caracteres-1688 de que “algunos acaban de corromperse mediante largos viajes y pierden la poca religión que les queda, pues ven de un día a otro un nuevo culto, una nueva costumbre, una diversa ceremonia”.

            (cf. HAZARD, P; La crisis de la conciencia europea, Madrid 1975, p. 11).

[22] O también Siglo de las luces, e incluso Enciclopedismo.

[23] cf. VILLOSLADA, R; LABOA, J. M; Historia de la Iglesia Católica.  Edad Moderna, ed. BAC, Madrid 1991, pp. 411-412.

[24] Y es que la autoridad de la Biblia fue siempre incuestionable, hasta en el más profundo Enciclopedismo.

[25] No ya tanto inspirados en la física y metafísica (sobre el mundo), sino en torno al hombre y su adaptación y relación con el ambiente.

[26] Como ya venía pregonando desde fuera el inglés BACON, que en su Enrique VII-1605 decía que “los hombres se han retrasado en el progreso científico a causa de su reverencia por la Antigüedad”.

[27] Es curioso observar como el Iluminismo francés quiso despojar al Cristianismo de todo su bagaje dogmático, autoridad y presencia pública, y por otro lado quería mantener su fe en Dios.

             Y es que desde fuera, hasta el mismo ilustrado inglés LOCKE no paraba de repetir en su Racionabilidad del cristianismo-1695 que “las obras de la naturaleza demuestran suficientemente la existencia de la divinidad”.

            E incluso desde dentro, el mismo ROUSSEAU reconocía en su Emilio-1762 que “Sirvo a Dios con sencillez de corazón… Creo en todo lo conveniente a Dios, y creo que el culto esencial a Dios es el del corazón”.

            (cf. ROUSSEAU, J. J; Emilio, ed. Oeuvres, París 1962, I, 4).

[28] cf. HAZARD, P; La crisis de la conciencia europea, Madrid 1975, p. 13.

[29] Como explicaba al respecto DIDEROT en su Pensamientos filosóficos-1746: “Todo lo que ha tenido un comienzo, tendrá también un fin, y el judaísmo y cristianismo tuvieron un comienzo bien conocido… Ahora bien, sólo existe una religión cuyo nacimiento no sea conocido: la religión natural. Es la que no acabará nunca, mientras las demás pasarán”.

            Como se ve, se trata de una copia literal de la religión natural fundada por el inglés SHAFTESBURY en su Mérito y Virtud-1699.

[30] Incluida la musulmana, pues ya BOULAINVILLIERS escribía en su Vida de Mahoma-1731 que “cada nación posee una sabiduría peculiar, y Mahoma es la figura de la sabiduría de los árabes”.

[31] Como ya había indicado por 1ª vez SPINOZA, al sugerir en su Etica geométrica-1661 que “no se puede distinguir por su vida a un cristiano de un pagano, de un turco, o de un chino, pues aunque éstos practiquen un ateísmo deliberado, son tan piadosos y virtuosos como los cristianos”.

[32] Como bien indicaba DIDEROT en su Viaje de Bougainville-1773, donde defendía que “es necesario librarse del yugo de la religión, de la soberbia rival, del desprecio de otros derechos… Vuelve, pues, a la naturaleza. Pues sólo la naturaleza te consolará, y sólo ella expulsará de tu corazón los temores que te dañan, las inquietudes que te dividen, los transportes que te agitan, los odios que te separan del hombre al que tú debes amar”.

             (cf. DIDEROT, D; Viaje de Bougainville, ed. Oeuvres, París 1969, pp. 199 y ss).

[33] Copiando y extrapolando los descubrimientos en Canadá del jesuita y misionero francés LAFITAU, que en su Descubrimientos del Nuevo Mundo-1718 había fundado la Teoría de la Evolución, en base a sus descubrimientos científicos de los iroqueses, el ginseng y la tartaria, cuyas desecaciones causaron conmoción en toda la ciencia europea.

             No obstante, el misionero LAFITAU defendió siempre la unidad psíquica del género humano, aun habiendo descubierto la inevitabilidad del progreso continuo de los humanos, hacia su perfeccionamiento.

            Muy tardío queda en el tiempo, pues, DARWIN, que cuando publicó su Origen de las especies-1859 habían transcurrido ya más de 150 años de Teoría de la Evolución.

[34] Lo que le valió todo tipo de críticas, encabezadas por el mismo VOLTAIRE, que decía de él que “existe un médico en Berlín que se llama LAMETTRIE, el más ateo y audaz de todas las facultades… y que es sin duda el peor médico de la tierra en la práctica de lo profesional”.

             (cf. CONARD, P; Memorias de la vida de Voltaire, Paris 1914, p. 37).

[35] Famosa fue su exclamación, en su Interpretación de la Naturaleza-1754: “Oh Dios, no sé si existes… No pido nada en este mundo, porque el curso de los sucesos está determinado por su misma necesidad (si no existes) o por un decreto tuyo (si existes)… Estoy aquí tal como soy, como una parte necesariamente organizada de la materia eterna”.

            (cf. DIDEROT, D; Interpretación de la naturaleza, La Haya 1754, pref).

[36] Obra fundamental dentro de la Ilustración francesa, donde:

-DIDEROT se encargó de los artículos de letras,
-D’ALEMBERT se encargó de los artículos de ciencias,
-VOLTAIRE se encargó de los artículos de historia,
-ROUSSEAU se encargó de los artículos de música,
-TURGOT y QUESNAY se encargaron de los artículos de economía,
-BUFFON y D’HOLBACH se encargaron de los artículos de ciencias naturales.

            (cf. FLORISTAN, A (dir); Historia Moderna Universal, ed. Ariel, Barcelona 2009, p. 538).

[37] Obra fundamental dentro de la Ilustración francesa, donde él se encargó de la parte de ciencias, y su colega DIDEROT de la parte de letras.

[38] Separación de poderes operante ya desde hacía 500 años en el Parlamento inglés, desde aquella Carta Magna-1215 de JUAN I DE INGLATERRA, que perdió Normandía en 1204 a manos del rey de Francia y tuvo que nombrar 25 varones consejeros del reino (Parlamento inglés) para intentar recuperarla, y obtener el dinero para ello (a costa de limitar y “dividir” sus poderes).

[39] Sufragio universal inventado ya por PERICLES DE ATENAS en el 450 a.C, unos 2.200 años antes de que ROUSSEAU la propusiese para su estado ilustrado.

[40] Como ya advierte en su Emilio-1762, donde dice que “los verdaderos deberes de la religión son independientes de las instituciones humanas, pues un corazón justo es el verdadero templo de la divinidad”.

             (cf. ROUSSEAU, J. J; Emilio, París 1762, I, 4).

[41] Aunque reconoció que “esa voz interior se encuentra íntimamente relacionada con Dios, a quien se le intuye y se le escucha en la espontaneidad humana”.

             (cf. RAVIER, A; La educación del hombre nuevo. Ensayo sobre el Emilio de Rousseau, Lyon 1941, pp. 329).

[42] Encarnado en los propios enciclopedistas, intelectuales, científicos, racionalistas… con todos los cuales rompió relaciones ROUSSEAU (ganándose el título de traidor de la Ilustración).

[43] Por decisión propia de cada hombre, sin renunciar luego a seguir ejecutando sus ideas.

[44] Constitución legal inventada ya por HAMMURABI DE BABILONIA en el 1.800 a.C, unos 3.500 años antes que VOLTAIRE la propusiese para su estado ilustrado.

[45] En ambos casos en un intento de:

-conceder importancia a individuos seleccionados, como motores de la historia, en detrimento del papel jugado por los pueblos,
-hallar una idea dominante de la época, que acelerara los procesos secularizadores.

            (cf. FERNANDEZ, G; “Historiografía en la Francia del s. XVIII”, en Arbil, CXXVI).

[46] Ya que representa y mantiene el entramado del Antiguo Régimen, ahora no tolerado.

[47] Ya que, según escribe en su Diccionario filosófico-1764:

-“Newton ha demostrado la existencia necesaria de un Ser absoluto,
-la creencia de los monarcas en Dios evita su tiranía y favorece la convivencia social”.

            (cf. MORNET, D; Los orígenes intelectuales de la Revolución francesa, París 1967, p. 87).

[48] En espacial la americana y la china.

[49] Por ser ésta supersticiosa y fanática, y no confiar en el futuro.

[50] Como la escuadra, el compás y el delantal (cf. VILLOSLADA, R; LABOA, J. M; Historia de la Iglesia Católica, vol. IV: Edad Moderna, ed. BAC, Madrid 1991, p. 459).

[51] “Para no ser un masón estúpido ni libertino” (cf. MELLOR, A; El secreto masónico, Barcelona 1980, p. 82).

             De ahí la formulación posterior de creencia en el Gran Arquitecto del Universo, que dividió en 1877 a las 2 ramas de masonería:

-la rama regular, inglesa, que no aceptó desprenderse de la creencia en Dios,
-la rama irregular, francesa, que optó por desprenderse de la creencia en Dios.

            Y es que ese principio inglés (según el texto de ANDERSON era obligatorio profesar públicamente la religión de cada país) ya desde 1737 había empezado a no ser aceptado en Francia (donde se había cambiado la palabra “religión” por la palabra “moral”).

[52] “En la que todos los hombres futuros puedan estar de acuerdo” (cf. MELLOR, A; El secreto masónico, Barcelona 1980, p. 82).

            No obstante, poco a poco se dio cuenta la masonería de que esta religión aceptada por todos tenía que ser necesariamente cristiana. Lo que llevó a admitir la proposición de una religión cristiana con la introducción del:

-deismo, para que los no cristianos se fuesen integrando,
-diversidad, para que el papa de Roma se enfureciera contra ellos.

            Fue el resultado de largas controversias sobre la forma de configurar esta nueva religión, en la que los masones ingleses y franceses lograron confeccionar sus dos puntos básicos.

[53] En el Daily Journal de Londres del 15 agosto 1730, donde se ataca violentamente la falta de sentido nacional de los nuevos grupos religiosos.

[54] Para ocultar sus actividades y evitar así las críticas de la opinión pública. Lo que no quiere decir que:

-sus actividades internas encubriesen algo, como reconocerá después JOSE DE MAISTRE,
-sus simbologías y ritos representasen alegóricamente cosas, como explicará FERRER BENIMELI.

[55] Como describía en 1745 el masón DE LA TIERCE, admitiendo que “la masonería reúne bajo un mismo espíritu de paz y fraternidad a todos sus miembros, sean del partido que sean, sea su educación la que sea”.

             (cf. LA TIERCE; Historia de los francmasones, París 1745, p. 85).

[56] Sobre todo en Francia, bajo MONTESQUIEU, VOLTAIRE, MIRABEAU y LAFAYETTE y el modus operandi de:

-imbuir la sociedad de principios ilustrados,
-encadenar todas las democracias a la francmasonería de París,
-utilizar la agitación como método de presión popular.

            (cf. BROCOS FERNANDEZ, J. M; “Ilustración, liberalismo y masonería”, en Arbil, LXXXII, Zaragoza 1989).

[57] Sobre todo en:

-EE.UU, de la mano de BENJAMIN FRANKLIN, antiguo propietario de industrias químicas y periodísticas, que había introducido el papel-moneda en 1727 en las colonias norteamericanas (tras lo cual fue captado e ingresó en la masonería-1731)... y que fue enviado como embajador colonial a pedir ayuda a los países europeos (de donde obtendrá ayuda de Francia, Polonia y muchos ilustrados para la guerra de la Independencia).

-Iberoamérica, de la mano de FRANCISCO DE MIRANDA, conocido como el Precursor por los americanos, con todos los títulos militares de la Corona española, y que había participado en la Revolución francesa-1789 (donde apoyó a los jacobinos y torturadores de los monarcas).

[58] Sobre todo por su carácter secreto, que podía ser contrario a la seguridad de los reinos.

[59] En el que fue el 1º de los 14 documentos pontificios consecutivos sobre la masonería, aparte de 240 documentos sobre las sociedades secretas en general. En la condena de la masonería se cita:

-su secretismo ilícito,
-su carácter contrario a una verdadera religión,
-su oposición sistemática a la Iglesia.

[60] cf. BROCOS FERNANDEZ, J. M; “Frutos de la Ilustración. Filosofía y teología positivistas”, en Arbil, LXXXVII, Zaragoza 1991).

[61] Reduciéndola exclusivamente al análisis metódico y sistemático que el estado haga sobre ésta y su forma de convivir jurídicamente en la sociedad.

[62] En especial la autoridad de la Iglesia, que por esta concepción pasa a ser ilegítima y sujeta a la supremacía del estado público.

[63] Constitución que podía ser aprobada simplemente por el populacho, o por un grupo exclusivo de iluminados, o fuese conocida y aceptada por el pueblo o no. Se trata de una norma absoluta, de pies subjetivos, sin referencia moral ni jurídica objetiva.

[64] Pues el estado ya estaba legitimado y dotado de imperium por esa norma constitucional máxima (fuese conocida, respaldada, objetiva y universal, o no).

[65] Asentado sobre la pirámide monarquía-nobleza-pueblo cristiano.

[66] Secta que, bajo el nombre “de los iluminados”, unificó a los sofistas, impíos, adeptos de la rebelión, adeptos de la anarquía… y acabó formando el Club de los Jacobinos.

             (cf. GREGOIRE, H; Memorias de la historia del Jacobinismo, Hamburgo 1798, p. 23). 

[67] Como fueron las causas remotas de:

-las ideas anti-clericales desde 1745, que habían ido introduciendo los ilustrados franceses,
-la independencia de EE.UU de 1776, como triunfo de las ideas ilustradas,
-las malas cosechas de 1787, con aumento de hambrunas y bandidaje,
-la Asamblea de notables de 1788, que empezó a lanzar panfletos contra el gobierno, y pidió unos Estados generales.

[68] Auténtica causa inmediata de la Revolución francesa. Pues el pueblo estaba muerto de hambre, nervioso por los robos y rapiñas sin control, y ahora muerto de miedo por ver que algo se estaba gestando en el gobierno, y él no se enteraba de nada.

             Fue la Toma de la Bastilla-1789, pues, una explosión de sentimientos populares contra todo (y no sólo una parte) el sistema intelectual y político francés (comandado, eso sí, por la masonería, secta de iluminados y ateos ilustrado).

[69] Desde la noche del 13 julio 1789, con la toma de la Bastilla, incendio de castillos, abadías, casas particulares, iglesias, archivos…

[70] Valorados en más de 2.000.000.000 francos, por 100 millones que recibió a cambio la Iglesia para sus necesidades. Expropiación aprobada y reafirmada en los decretos revolucionarios del 28 septiembre 1789, 10 octubre 1789, 2 noviembre 1789, 19 diciembre 1789, 14 abril 1790, 14 mayo 1790.

             Se trató de una apropiación de 2.000.000.000 francos eclesiásticos que el nuevo estado francés consideró dentro de su lógica ilustrada, la lógica de que:

-ahora Francia es una nación católica,
-
ahora la Iglesia es una asamblea de fieles franceses,
-
ahora hay que identificar a la Iglesia con la nación.

            (cf. TALLEYRAND, O; Moniteur, vol. II, París 1789, p. 37).

[71] En el decreto del 13 febrero 1790, prohibiéndose el voluntario ofrecimiento a Dios “porque va contra la libertad individual de la persona, que se degrada por la emisión de votos y ofrendas a Dios”.

             (cf. LATREILLE, A; La Iglesia católica y la Revolución francesa, vol. I, París 1970, p. 93).

[72] En este caso a los clérigos, en su Constitución civil del clero, como punto 3º de la Declaración de los derechos del ciudadano-1789.

[73] En el decreto del 27 noviembre 1791, bajo el juramento de “Yo… juro preocuparme con interés y ser fiel a la nación, a la ley, y a mantener con todas mis fuerzas la Constitución decretada por la Asamblea Nacional”.

            (cf. PLONGERON, B; Conciencia religiosa en la Revolución francesa, París 1970, p. 32).

[74] Mediante un decreto posterior del 10 abril 1794, por obra de ROBESPIERRE (que también había introducido el calendario ilustrado revolucionario, con los decadis, fiestas del Ser Supremo, de la Naturaleza, de la libertad e igualdad, de los mártires de la libertad…).

             (cf. TALLEYRAND, O; Moniteur, vol. II, París 1789, p. 411).

[75] Gran artífice de esta fracturación de Europa, al intentar implantar las ideas ilustradas en todos los dominios mediante la extorsión militar y todo tipo de pillajes, saqueos, asesinatos, revueltas, hurtos, desobediencias, escaramuzas, roturas fronterizas, mezclas parlo-hablantes, centralizaciones sin capacidad administrativa, forcejeos y violaciones sobre la población, imposición de gobernantes venidos de fuera… y todo tipo de irracionalidades culturales y aberraciones geo-políticas.

[76] En el Armisticio de Bolonia-1796 y posterior Tratado de Tolentino-1797.

[77] Pese a lo cual no se pudo evitar que la Ilustración francesa:

-desterrase al papa de Roma, a las 04.00 h. del 20 febrero 1797, cautivo hasta su muerte en Valence,
-Roma fuese finalmente saqueada, sin defensa alguna en sus museos, iglesias, palacios…
-las iglesias católicas fuesen convertidas en guaridas revolucionarias.

[78] Pues había sido entregada por España a la Casa austriaca, en el Tratado de Utrecht-1713.

[79] Por no decir de rapiñas, explotación de soldados, actos sacrílegos, eliminación por la fuerza de la piedad popular… que no provocó sino la irritación del pueblo belga y su alzamiento.

[80] “No sabemos qué admirar más (decía el comisario del departamento belga de los Bosques), si la capacidad de seducción de nuestros sacerdotes o el acuerdo unánime de un pueblo capaz de unirse ante la inseguridad”.

            (cf. LANZAC DE LABORIE, L; La dominación francesa en Bélgica, París 1895, p. 228).

            De hecho, “nadie observaba la festividad ilustrada del Decadi, ni el calendario republicano, ni las fiestas francesas”.

            (cf. PIRENNE, H; Historia de Bélgica, vol. VI, Bruselas 1926, p. 116).

[81] Salvo el de Ratisbona, cuyo obispo TEODORO DE DALBERG pudo seguir gobernando su principado.

[82] cf. DROZ, J; La Alemania de la revolución francesa, París 1949, p. 47.

[83] cf. MARTI GILABERT, F; La Iglesia en España durante la revolución francesa, Pamplona 1971, p. 297.

[84] cf. GODOY, M; Memorias del Príncipe de la Paz, Madrid 1956, p. 41.

[85] De hecho, esta fue la 1ª revolución liberal ilustrada, a la que seguirían la Revolución francesa-1789, la Revolución hispanoamericana-1812 y la Revolución nacionalista europea-1848 (que acabó con las independencias de Alemania e Italia).

[86] Reconociendo, eso sí, que otras causas de la Independencia fueron:

             -la desventaja fiscal de los colonos norteamericanos, que veían como en 1765:

-pagaban los mismos impuestos, o más, que los marinos británicos,
-no tenían voz propia en el Parlamento inglés,
-no recibían los mismos beneficios que los británicos, aportando a la Corona lo mismo;

            -el monopolio comercial otorgado por la Corona inglesa a la Compañía británica real (fue entonces cuando surgió la rebelión del Tea Party-1773, con respuesta represiva brutal de Londres y apoyo del resto de colonias a Boston).

[87] Que tuvieron lugar con la celebración de los congresos:

-I Congreso de Filadelfia-1774, con boicot decidido a los productos venidos de Inglaterra,
-II Congreso de Filadelfia-1775, donde se crea un ejército colonial propio, al cargo de WASHINGTON,
-III Congreso de Filadelfia-1776, donde se produce la Declaración del 4 Julio de JEFFERSON, que recogió las ideas centrales de:

-independencia,
-derechos naturales del hombre: a la vida, libertad, propiedad, felicidad,
-la vieja idea del poder del soberano venido de Dios (rompiendo la ilustrada europea que basaba éste en la legitimidad dada por el pueblo).

            Tras el III Congreso de Filadelfia, 1/3 de los colonos se asustó al escuchar y aprobar la ruptura y deslealtad a la metrópoli, sabiendo que la guerra estaba servida.

[88] Surgidas en 1776, sin hacerse esperar, y con dos frentes abiertos:

-una guerra civil entre colonos,
-la guerra abierta declarada a la metrópoli.

            La guerra con Inglaterra tuvo batallas navales, terrestres y periféricas, hasta la definitiva rendición-1781 del ejército británico, y el Tratado de Versalles-1783.

[89] Con una Constitución común para las 13 colonias independientes.

[90] Con un poder central que coordinase los poderes locales ya existentes.

[91] A forma de Conquista del Oeste, con protagonismo para el conquistador individual (que se quedaría con los derechos a poseer la tierra que conquistase).

             No obstante, cuando EE.UU llegó a la frontera con la América española, optó por negociar y comprar con dinero las zonas españolas (el centro, sur y oeste) y rusas (Alaska).

[92] Como fueron las causas españolas de:

-la crisis monárquica española, que hizo que elementos aislados de independencia fuesen cobrando aire, al ver la inoperancia y la concentración en otro sitio de la Corona española,
-la Junta Central de Cádiz y su Consejo de Regencia, que habían nombrado a 6 delegados americanos por 36 delegados españoles.

            Así como las causas americanas de:

-el sentimiento de frustración criolla, que siempre se habían sentido marginados por la Corona española, y los elegidos para los cargos por los BORBON,
-el arraigo de las doctrinas eclesiales sobre el despotismo político, que abrían la mano de la Iglesia a la sublevación popular, si el gobernante caía en la tiranía;

            Así como las causas internacionales de:

-la independencia de EE.UU, ejemplo de que era factible y posible hacerlo,
-los intereses económicos de Inglaterra, sobre los enclaves americanos de España.

[93] Empezando por reclutar a los descontentos con el antiguo régimen, a los que se ganaron sin mentarles la desestabilización del sistema español.

             Fue el caso de FRANCISCO DE MIRANDA, auténtico Precursor de los americanos, con todos los títulos militares de la Corona española, y que había participado en la Revolución francesa-1789 (donde apoyó a los jacobinos y torturadores de los monarcas). Fue el encargado de introducir en América el pensamiento ilustrado francés, uniendo el ejemplo de lo sucedido en las 13 colonias norteamericanas, y dándole tintes independentistas. Entabló relaciones para ello:

-con Bolívar, el cual rechaza sus programas,
-con el ministro británico Pith, que le envía en 1806 una legión entera inglesa, para la lucha militar contra España.

[94] Pues FERNANDO VII DE ESPAÑA nunca reconoció la independencia de América. Cosa que tuvo que hacer, caso por caso, el Consejo de Regencia de Cádiz en 1836, coincidiendo con la minoría de edad de la pequeña ISABEL II DE ESPAÑA.

[95] Pues la labor eclesial americana dependía de España (en concreto, el nombramiento de obispos, que dependía directamente de Toledo, sede primada de las Españas).

[96] Con sus fechas claves de:

-Revueltas mercantiles de Buenos Aires-1806,
-Junta de Chuquisaca-1809,
-Cabildo abierto de Buenos Aires-1810,
-Forzamiento de Buenos Aires a todos los lugares a unirse a ella, 1810-1816,
-Independencia de las Provincias Unidas de Sudamérica-1816.

[97] Con sus fechas claves de:

-Cabildo abierto de Caracas-1810,
-Guerras civiles entre los independentistas, 1810-1816,
-Forzamiento de Bolívar a todos los lugares a unirse a Caracas, 1816-1819,
-Independencia de la Gran Colombia-1819.

[98] Con sus fechas claves de:

-Cabildo abierto de Quito-1810,
-Resistencias populares a la idea independentista de Quito, 1810-1820,
-Independencia del Perú-1821.

[99] Con sus fechas claves de:

-Grito de Dolores del Padre Hidalgo-1810,
-Rebelión armada del Padre Morelos, 1812-1820,
-Plan de Iguala de Iturbide-1821,
-Independencia de las Provincias Unidas de Centroamérica-1821.

[100] 2ª vez que se producía en la historia, y las dos veces provocado por el mundo intelectual francés.

[101] cf. VILLOSLADA, R; LABOA, J. M; Historia de la Iglesia Católica. Edad Moderna, ed. BAC, Madrid 1991, p. 586.

[102] Habría que analizar si era la sinceridad o el oportunismo lo que le movió a ello. Aunque de lo que no hay duda es de que tuvo que intentarlo a la fuerza, pues el proyecto de la Europa ilustrada se le estaba viniendo abajo.

[103] Bajo el pretexto de dirigirse desde allí hasta el reino de Nápoles, foco de enemigos.

[104] Con el consiguiente cortejo que acompañaba a todas las campañas francesas: el saqueo. Lo que en Roma se tradujo en una sacrílega violación del patrimonio de San Pedro.

[105] En la Bula Quum memoranda illa die-1808.

[106] De hecho, NAPOLEON se coronó emperador así mismo ese 1808, e impuso la corona a su esposa civil JOSEFINA (hecho ilegal, y que sólo estaba reservado al papa por sus credenciales imperiales, y a los 7 principados electores alemanes por su capacidad conferida por el papa de proponer candidatos).

             E impuso los ilegítimos:

-Catecismo Imperial-1806, donde se respondía a la 1ª pregunta con el “deber de amor, respeto y fidelidad a NAPOLEON, así como servicio militar, tributos y oraciones por la prosperidad temporal de su trono” (lo que provocó la réplica de los Catecismos Católicos por todas partes, como el español que hablaba de “la Trinidad infernal NAPOLEON-JOSE BONAPARTE-MURAT”),

-Universidad Imperial-1806, como aglutinante de las filosofías laicas y agnósticas (cf. LESTOCQUOY, J; La vida religiosa en Francia, siglos XII al XX, París 1964, pp. 280-290),

-Concilio Imperial-1811, donde se acabó concluyendo que “sin el consentimiento del papa, estos decretos conciliares son inválidos” y Napoleón encarceló a todos sus obispos participantes.

[107] 3º en la historia, y 2º de la Ilustración. Ocurrido el 6 julio 1808, con el general MIOLLIS cumpliendo escrupulosamente la orden superior, y llevando al papa para su encarcelamiento a través de la línea Génova-Grenoble-Avignon-Niza-Savona, lugares alejados e incomunicados donde el papa contra-ilustrado ya no podía alentar a la “rebelión”.

             Se trataba de un hecho:

-“vergonzoso y vil, que la gente empezó a ver molestamente, pues detener al papa era una locura” (cf. LATREILLE, A; Catecismo imperial de 1806, vol. II, París 1935, p. 169),
-“penoso de Napoleón, para intentar hacer ver que su potencia era superior a la papal” (cf. VERRIER, J; Cautividad de Pío VII en Savona, París 1960, p. 121).

[108] Lo que no hizo sino provocar una nueva reacción contra-ilustrada, con la edición y difusión de nuevos Catecismos Católicos, que llenaron las parroquias de Europa entera y fueron unificando la identificación del enemigo común: los impíos franceses.

[109] E incluso barajaba varios nombres para llamar en adelante a Roma: la segunda París.

[110] Con 250.000 católicos franceses que, a costa de ganarse el destierro:

-decidieron romper con el proyecto de unión Iglesia-Estado de NAPOLEON,
-decidieron seguir el proyecto de ruptura Iglesia-Estado de PIO VII.

[111] Donde se plasma el primer intento de Contra-Ilustración desde la misma Francia, por parte de los católicos que se negaban a aceptar la tiranía napoleónica, y a empezar a engrandecer el Cristianismo y toda su labor humana y social. Fue el origen del Romanticismo francés, añorando la Francia católica de toda la vida.

[112] En todos los países católicos bajo el yugo de NAPOLEON, pues éstos sólo engrosaron 6.000 nuevos sacerdotes de 1802 a 1814, número que en el Antiguo Régimen se hubieran consumado en 1 año. Además, el número de monjas se redujo a 12.426.

             (cf. VILLOSLADA, R; LABOA, J. M; Historia de la Iglesia Católica, vol. IV: Edad Moderna, ed. BAC, Madrid 1991, p. 603 y 605).

[113] Según el informe que envió el propio ERCOLE CONSALVI en 1801 a NAPOLEON BONAPARTE.

[114] En la Batalla de Leipzig-1813, donde una Coalición de reinos del Este (Rusia, Prusia, Austria y Hungría) logró poner el invento de NAPOLEON contra las cuerdas, y abrir una vía para la invasión de Francia.

[115] En su Reflexiones sobre el Estado y la Iglesia-1808.

[116] En su Religión dentro del orden político y social-1825.

[117] En su Revolución francesa y su guerra contra la Iglesia-1829.

[118] Y no ya como apelación a su misión divina.

[119] Lo que provocó un revuelo entre el clero adulto y tradicional francés, y enorme admiración entre los jóvenes sacerdotes. Lo que le valió la reprimenda de GREGORIO XVI en su bula Singulari Nos-1834 (por su explicación no del todo ortodoxa para defender el pensamiento laico) y la separación de muchos discípulos.

            (cf. CONGAR, Y; Verdaderas y falsas reformas en la Iglesia, Madrid 1973, pp. 491-493).

[120] cf. FOISSET, TH; Vida del Padre Lacordaire, París 1870; BARRON, P; La genialidad de Lacordaire, París 1961; MAURIAC, F; Lacordaire, París 1976.

[121] Que había anexionado Bélgica a GUILLERMO I DE HOLANDA bajo supervisión ilustrada francesa, aparte de haber acentuado la actuación anti-eclesial.

[122] Católicos y liberales, en un empeño común por el futuro de su país.

[123] Pues LAMENNAIS había logrado contagiar con su optimismo a las nuevas generaciones holandesas, que en este caso bajaron a Bélgica y allí lograron fusionarse con los liberales católicos.

[124] Momento en que nace Reino Unido, y donde 100 parlamentarios irlandeses obtuvieron escaños en la Cámara de los Comunes (bajo la bandera con la cruces de San Jorge y San Patricio). Unión que sería efectiva hasta 1922, con la independencia de Irlanda y posterior declaración de República-1949.

             (cf. WORRALL, B. G; El hecho de la Iglesia moderna, Londres 1988, pp. 166-167).

[125] Al mando del héroe nacional O’CONNELL, logradas en 1829 y pivotadas en 3 derechos:

-posibilidad de veto ante los nombramientos episcopales ingleses,
-objeción de conciencia de los católicos irlandeses en determinadas situaciones administrativas,
-confidencialidad en el correo Santa Sede-Católicos de las Islas Británicas.

            No obstante, se trata de unas concesiones otorgadas a los católicos irlandeses que serían abolidas posteriormente por JORGE III DE INGLATERRA, imponiéndose de nuevo la Iglesia nacional de Inglaterra.

[126] Nacido en 1833 en el Colegio Oriel de Oxford, por medio de la publicación Tracts for the Times que hicierondon tres de sus jóvenes profesores, KEBLE, NEWMAN y FROUDE. Aunque el auge principal se lo daría el consolidado catedrático RUSEY, que consiguió la adhesión al movimiento de los destacados ROSE, PALMER, WILLIAMS, WARD y WILBERFORCE.

            No obstante, tras la condena que hizo el claustro de la Universidad de Oxford a uno de ellos (WARD) en 1845, el movimiento se dividió entre: convertirse al catolicismo (cuyo germen reaccionario ya estaba en su fundación), o permanecer en el anglicanismo.

[127] Que insistió desde los inicios en la “vía media” entre Iglesia anglicana e Iglesia romana, mediante el estudio de la Iglesia primitiva, y la interiorización de sus consecuencias. Y que optó, además, por el liberalismo católico, como forma de enfrentarse al liberalismo agnóstico.

            (cf. KER, I; John Henry Newman, Oxford 1988, pp. 216-227).

[128] cf. ROVAN, J; El catolicismo político en Alemania, París 1956, pp. 45 y ss.

[129] cf. FRANIELLO, Y. F; Sociedad religiosa y sociedad civil en Rosmini, Bolonia 1998, p. 66 y ss.

[130] cf. BERZOSA MARTINEZ, R; Jovellanos, entre la religiosidad y la modernidad, La Rioja 2007.

[131] cf. ARNALDOS, M; ¿Existe Dios?, ed. EJC, Molina de Segura 2001, p. 36.

[132] cf. ARNALDOS, M., op.cit., p. 44.

[133] cf. Ibid., p. 43.

[134] cf. Ibid, p. 28.

[135] Como pidió el propio matemático en sus correos (cf. DESCARTES, R; Carta a Mersenne, París 1636). Incluso el propio BAILLET comunicaba por correo a la reina CRISTINA DE SUECIA que “su amigo René parte contento de la vida, satisfecho, lleno de confianza en Dios”.

[136] Como en las cartas que escribió a ROANNEZ.

[137] cf. Ibid, p. 54, [138] cf. Ibid, p. 55, [139] cf. Ibid, p. 56, [140] cf. Ibid, p. 76, [141] cf. Ibid, p. 33, [142] cf. Ibid, p. 45, [143] cf. Ibid, p. 79, [144] cf. Ibid, p. 57, [145] cf. Ibid, p. 84, [146] cf. Ibid, p. 60, [147] cf. Ibid, p. 58, [148] cf. Ibid, pp. 30-31, [149] cf. Ibid, p. 78, [150] cf. Ibid, p. 80, [151] cf. Ibid, p. 84, [152] cf. Ibid, p. 60, [153] cf. Ibid, p. 61, [154] cf. Ibid, p. 58, [155] cf. Ibid, p. 61, [156] cf. Ibid, p. 86, [157] cf. Ibid, p. 73, [158] cf. Ibid, p. 81, [159] cf. Ibid, p. 62, [160] cf. Ibid, p. 59, [161] cf. Ibid, p. 81, [162] cf. Ibid, p. 80, [163] cf. Ibid, p. 72, [164] cf. Ibid, p. 68, [165] cf. Ibid, p. 77, [166] cf. Ibid, p. 87, [167] cf. Ibid, p. 72, [168] cf. Ibid, p. 40, [169] cf. Ibid, p. 75.