GUERRA DE SECESIÓN

 

En el 150 aniversario de la Guerra Civil de EE.UU,

solventada en 1865 por las convicciones de un católico pro-libertad

 


Estatua de Libertad en Aguas del Hudson, símbolo de la definitiva EE.UU conquistada por Lincoln

Madrid, 14 junio 2015
Dionisio A & Manuel A, Mercabá

            Siete días después de la Toma de Richmond, el 14 abril 1865, llegaba Lincoln al Teatro Ford de Washington para firmar la capitulación de los secesionistas Davis y Lee, y permutar las penas correspondientes al conflicto.

            Confiado el país en la felicidad del acontecimiento, nadie se percató de que jóvenes reacios a la libertad pululaban todavía por la capital norteamericana. Hasta que empezó la obra de teatro, uno de ellos se introdujo en el palco y, al grito de Sic Semper tyrannis introdujo varias balas en la parte trasera de la cabeza del presidente.

            El católico Lincoln daba su último aliento de vida por su país, y dejaba en manos de sus "adversarios" la tarea de reformular lo más importante de su común constitución: la libertad. Casi 100 años después de su Declaración de Independencia-1776, los EE.UU comenzaban su nueva y ya definitiva andadura, sin vuelta atrás.

a) Causas de la Guerra

            Quizás haya que buscarlas en la extrema juventud de las instituciones norteamericanas, que todavía no contaban con 100 años de existencia desde su independencia. Y es que EE.UU crecía de forma espectacular, pero todavía no había implantado un determinado modelo social que lo acompañara. De hecho, el norte industrial y comercial en nada se parecía al sur agrícola y tradicional.

            En cuanto a las causas geográficas, ya en la independencia de las 13 colonias norteamericanas había una serie de estados que deseaban mantenerse autónomos, mientras otros deseaban unir sus políticas bajo una sola nación. Lo que había desembocado en un único gobierno federal, con un presidente de la República y 2 cámaras legislativas (el Congreso y Senado).

            En cuanto a las causas económicas, nos encontramos a inicios de 1840 con un EE.UU dividido en:

-sur, de 11 estados, 10 millones de habitantes, escaso peso político, floreciente en la cosecha y exportación del algodón;
-norte, de 23 estados, 22 millones de habitantes, elevado peso político
[1], floreciente en firmas[2], innovador en comunicaciones[3], armas[4], industria pesada[5] y materiales de consumo[6].

            En cuanto a las causas ideológicas, nos encontramos con el espinoso y todavía no tratado problema de la esclavitud[7]:

-declarada ilegal en 1808 para los estados del norte[8],
-indispensable todavía en los estados del sur
[9].

            Desde antiguo, el acuerdo alcanzado había sido convenido en una línea Mason-Dixon[10], del paralelo 36º y divisoria de los estados esclavistas de los no esclavistas. Pero ahora los medios de comunicación difundían rápidamente las ideologías de un sitio a otro, y alteraban el traslado de esclavos de un estado a otro[11].

b) Recrudecimiento esclavista

            Así las cosas, empezaron a producirse altercados raciales en Virginia-1831[12], en Florida-1839[13] y en California-1848[14].

            Lo que no fue sino un aperitivo de las conflictivas elecciones municipales de 1856[15] y del consiguiente posicionamiento:

-del gobernante Partido Demócrata, a favor de las posiciones sureñas[16],
-del opositor Partido Republicano, contrario a ceder a las posiciones sureñas
[17].

            La división en las cúpulas políticas se tradujo en una división en la calle, con los republicanos:

-robando el arsenal de Harper's Ferry-Virginia,
-entregando las armas a los esclavos e incitándolos a la rebelión.

            Los marines fueron enviados a sofocar la revuelta de Harper's Ferry, y los sublevados fueron entregados a los tribunales, alegando “no hacer a los demás lo que no queramos para nosotros”.

c) Secesión del Sur

            Victorioso en las elecciones presidenciales de 1860, el republicano Abraham Lincoln decidió sobre la esclavitud que “no era posible el acuerdo, sino el ser todos una cosa o la otra”[18].

            Fue el detonante de la Secesión del Sur, que decidió buscar unilateralmente su propio destino. Carolina del Sur aprobó su secesión en la Convención de Columbia-1860, y los estados de Mississippi, Florida, Alabama, Georgia, Luisiana, Texas, Virginia, Arkansas, Tennessee y Carolina del Norte en 1861.

            En 1861 nacía la Confederación de Estados Unidos del Sur, tras los principios aprobados en el Congreso de Montgomery-1861[19]. A falta de reconocimiento internacional, los EE.UU del Sur fueron dotados de:

-presidente, en la persona de Jefferson Davis[20],
-capital, puesta en Montgomery,
-constitución, por supuesto esclavista,
-ejército, dotado de más de 200.000 fusiles,
-territorio, extendido por más de 2 millones km
2.

            La reacción en el Norte fue de alivio y de quitarse a un inquilino molesto, pero no así la de su presidente Lincoln, que decidió liderar a su única nación en sus momentos más difíciles[21]. Católico e irrepetible en exceder sus propias fuerzas[22], el kentuchiano proclamó en su Discurso de Gettysburg que:

-“una 2ª libertad debe nacer en los EE.UU, la de sus ciudadanos”,
-“esta nueva libertad debe ser conquistada, aún a costa de la pérdida de compatriotas”.

d) Frente Sur de la Guerra

            Los planteamientos de batalla estaban claros en ambos frentes:

-al Sur le interesaba una guerra rápida[23], para que el Norte desistiera de la lucha y acabara reconociendo su independencia,
-al Norte le convenía una guerra de bloqueo
[24] y desgaste al Sur[25], y en ir poniendo en marcha el 97
% de su industria armamentística nacional.

            Carolina del Sur fue la 1ª en abrir el frente militar, en el intento de derribar el Fuerte Sumter que el ejército oficial de la nación tenía desplegado allí. El pobre general Anderson nada pudo hacer ante los cañonazos sureños de 1861, y pronto la población de los alrededores invadió el fuerte y humillaron la bandera de la Unión.

            La recepción de la noticia en Washington supuso un llamamiento a armas por parte del irreductible Lincoln, que declaró insurrectos a los estados del Sur, movilizó a la prensa oficial[26], y llamó a todos sus compatriotas[27] a conformar una leva de 75.000 hombres al grito de “todos a Richmond”[28].

            Pero el Sur estaba lanzado, y su 1ª victoria pedía a gritos una 2ª y más sonora todavía. Así, 28.000 animosos confederados al mando de Jackson decidieron lanzarse contra los 22.000 efectivos que McDowell mantenía en la frontera de Manassas, a escasos 40 km. de Washington. La batalla a campo abierto resultó inédita en la historia militar[29]. Hasta que el bíblico Jackson se pone al frente de sus bombardeados compatriotas, y en medio de la lluvia y balas yanquis pide a los suyos formar una columna con sus restos de filas destrozadas. La carga sobre el ejército norteño fue brutal, y su derrota y humillante desbandada hacia Washington también.

            La siguiente victoria sureña tuvo carga psicológica hacia el norte, y no sólo repercusión internacional[30]. Y es que en la Escaramuza del Potomac, río bajo bloqueo norteño, no fueron ya los alimentos lo transportado vía fluvial, sino los cadáveres de los soldados del general Stone, enviados esta vez desde el sur hasta Washington, y con la avanzadilla de la propia cabeza del senador Baker.

            La recepción de cadáveres en Washington, y no ya tanto de noticias, puso a Lincoln contra las cuerdas, y a refugiarse en la Biblia y Misas continuas para decidir la mejor decisión. Esta no fue otra que la creación de un Comité de Guerra, y la destitución del alto mando McClellan[31] por la figura de Ulises Grant.

e) Frente Oeste de la Guerra

            El Sur resultaba imposible de reconquistar, y de ahí que en nuevo mando federal, Ulises Grant, decidiera abrir una nueva línea de batalla en la zona oeste confederada. La idea era hacerse terrestremente con el río Missouri, navalmente con Nueva Orleans, y desde ahí dotar de fuertes contingentes unionistas batallas de tamaño superior.

            La llegada al Missouri fue lo más difícil de conseguir. Pues la Unión había logrado doblegar a la Confederación en la Batalla de Pea Ridge-1862, pero de repente 40.000 sudistas, a la llamada del Aullido Rebelde[32] confederado, se echaron a forma de marea humana sobre los dormidos y en reposo 75.000 federales, que tuvieron que huir a la carrera. Lo que no hizo sino pedir más refuerzos a los unionistas, y a la llegada de 25.000 soldados de Ohio, contraatacar y asesinar 11.000 rebeldes del Sur.

            La Conquista de Nueva Orleans fue el golpe definitivo de la Guerra de Secesión, y lo que permitió controlar al completo la cuenca del Mississippi y poder desde ahí golpear el Oeste. El día 1º la flota confederada fue destruida al completo[33], se pidió a la población que abandonase la ciudad, y 1.500 proyectiles cayeron desde los buques federales sobre su interior. El día 2º 15.000 marines desembarcaron en la ciudad, la población no exiliada los empezó a abuchear, y se puso en conocimiento internacional la reconquista de la mítica ciudad[34].

            Una vez que los rebeldes del Sur empezaron a verse derrotados, decidieron cambiar de táctica y dar pie a la más penosa de las campañas secesionistas: la nueva guerra de guerrillas.

            En efecto, las distancias en el Oeste hacían muy distintos los planteamientos originales de guerra, y los propios civiles[35] fueron los que tomaron las riendas de la causa pro-esclavista y con-federada del Sur. Las líneas de aprovisionamiento del enemigo fueron saqueadas sistemáticamente, así como las granjas campesinas, cuadras de caballos, bancos urbanos… La Masacre de Lawrence-1863[36] acabó provocando la deportación de 3 condados enteros de Missouri, una región destruida y un distrito incendiado.

            Para atajar esta pesadilla del Oeste, Grant tomó la decisión de dirigirse directamente al Asedio de Vicksburg, lugar de alojamiento de los guerrilleros del Sur, y jugársela al todo por el todo. Bloqueada de víveres y bombardeada sin cesar, 25.000 rebeldes salieron de sus muros y, a campo abierto y cuerpo a cuerpo, mataron a 9.500 federales a costa de perder 4.500 efectivos. No obstante, nuevos refuerzos federales repitieron la operación, hasta que 2 meses después capitulaba la ciudad.

f) Reconquista de Richmond

            Tras haber sometido Grant casi todos los estados del Oeste, decidió Lincoln la decisiva campaña hacia Richmond, antes de que el hábil Davis lograra ponerse a los países europeos de su parte independentista[37], o de que la guerra de guerrillas se extendiese desde el Oeste hasta el frente Sur.

            En 1864 el general Sherman fue el encargado de cerrar la capital confederada por su flanco sur, y destrozó e incendió para ello la ya debilitada Columbia, Charleston y Wilmington.

            Con el Asedio de Richmond-1865, a la escasez y hambre de la población se unió un entusiasmo inédito y desquiciado, y una situación de nerviosismo sobrellevado con verbenas juveniles, santas misas en Saint James y reuniones de café[38], al mismo tiempo que defendían sus trincheras al mando de su capitán Lee.

            No obstante, y tras 9 meses de asedio y desnutrición, el ejército federal logra abrir 3 líneas en la capital confederada, se produce el asalto por parte de sus 25.000 soldados, y los 10.000 rebeldes atrincherados disparan sus últimos 65 cartuchos por cabeza. Mueren 2.000 hombres por cada bando, pero el general Lee tiene que pedir la rendición.

g) Asesinato de Lincoln y final de Guerra de Secesión

            Siete días después de la toma de Richmond, el 14 abril 1865, llegaba Lincoln al Teatro Ford de Washington para firmar la capitulación de Davis y Lee, entre otras cosas, y castigar y permutar las penas correspondientes del conflicto.

            Confiado el protocolo en el momento feliz del acontecimiento, no se percató de que jóvenes soldados confederados todavía pululaban por la capital norteamericana. Hasta que empezó la obra de teatro, uno de los derrotados sudistas se introdujo en el palco y, al grito de Sic Semper tyrannis[39] y cuando el presidente se disponía a saludar al público, le introdujo varios disparos en la parte trasera de su cabeza.

            Otros dos derrotados sudistas hacían lo mismo con el Secretario de Estado y el vicepresidente de los EE.UU. Nacía la leyenda de Abraham Lincoln, pero terminaba tristemente y de forma terrorista contra la cúpula de los EE.UU, la mayor contienda civil del país de la libertad y de la esclavitud.

 

Madrid, 14 junio 2015
Mercabá, artículos de Cultura y Religión

________

[1] Pues Pennsylvania y New York aportaban al Congreso más congresistas que 9 estados juntos del Sur.

[2] Como las de ROTHSCHILD y VANDERBILT.

[3] Con el código MORSE.

[4] Con el liderazgo de COLT.

[5] Como ejemplarizaba la compañía de neumáticos GOODYEAR.

[6] Como era el caso de las máquinas de coser SINGER.

[7] Donde el Partido Republicano se declaró en contra, y el Partido Demócrata se declaró a favor.

[8] Gracias a la insistencia de los grupos religiosos a favor de liberar a los esclavos.

[9] Venida desde el viejo encarecimiento de la mano de obra inglesa para el cultivo del tabaco (que había requerido la importación de esclavos negros desde Africa), y ante la necesidad actual de mano de obra masiva para el tratamiento del algodón (pues hasta 200 esclavos podían ser requeridos para una simple plantación de un simple propietario).

[10] Línea reconocida en 1767, y considerada como la frontera natural entre los EE.UU del Norte y los EE.UU del Sur.

[11] A pesar de la publicación de la Ley del Esclavo Fugitivo, que permitía seguir persiguiendo a un esclavo en territorio libre (y dejar impune así la red clandestina de negros fugados). Lo que acabó en una nueva ley estadounidense: la de nacionalidad por nacimiento. Pues el negro SCOTT había reclamado a los tribunales ser liberado a su paso por los estados del norte, y el Tribunal Supremo no pudo responder de otra manera que dictando justicia: el esclavo no es ciudadano de los EE.UU, y por tanto no puede presentar ninguna demanda.

[12] Cuando el esclavo TURNER mató a los cinco miembros de la familia de su amo, y se originó una represión brutal y baño de sangre esclava, por parte de la población del sur.

[13] Cuando los abolicionistas del norte interceptaron un carguero de negros venido de Africa, y se llevó el asunto al Tribunal Supremo.

[14] Cuando los dominios obtenidos tras la Guerra de México-1846 rompieron el equilibrio senatorial, y junto a la pro-norteña California se hubo de crear otros dos estados pro-sureños, Utah y Nuevo México.

[15] Donde hubo ataques y fraudes pro y anti-esclavistas en muchos sitios. Como fue el caso de la ciudad de Lawrence-Kansas, donde se emitieron 6.307 votos para un censo de 2.905 votantes, fraude que acabó con:

-la declaración de 2 gobiernos paralelos en toda Kansas, uno esclavista y otro abolicionista,
-el apoyo oficial de Washington a los abolicionistas, considerado como “Crimen contra Kansas”,
-la paliza en Washington de un senador sureño esclavista a otro norteño abolicionista,
-el asesinato de 5 esclavistas a sangre fría en Pottawatomie-Kansas,
-el incendio de Lawrence-Kansas por parte de los esclavistas.

[16] Encabezado por su líder y presidente de los EE.UU, JAMES BUCHANAN (que había optado por ceder a los sureños para salvaguardar la Unión de los EE.UU).

[17] Por lo que había elegido en su interna Convención de Chicago al anti-esclavista ABRAHAM LINCOLN como su cabeza visible, y candidato a las próximas elecciones generales.  

[18] Pese a los intentos del Partido Demócrata, en su Informe Crittenden, por garantizar la permanencia de la esclavitud en los estados sureños, sin poderse ésta ampliar a otros estados.

[19] Sobre la base legal secesionista de:

-unión de estados libres y soberanos,
-ninguna instancia de control superior,
-imposibilidad de reelección en su presidente común.

[20] De orgullo desmedido, que empezó a gestionar el asunto de la Secesión de forma casi exclusiva, sin consultar casi nunca a su parlamento y asesores.

[21] Lo que acabaría costándole una larga guerra, su propia salud y familia, y la muerte por asesinato en 1865.

[22] Pues al principio no contaba más que con un ejército de 16.000 hombres y escaso armamento de procedencia británica, algo utópico para invadir un territorio de 2.000.000 km2

[23] Como bien planificó su general LEE, viejo y afamado militar norteamericano, y ahora ganado para la causa sureña de su nativa Virginia.

             Y es que en guerra rápida, por otro lado:

-el ejército confederado del Sur estaba lleno de granjeros, expertos en caballos, de contacto habitual con las armas, individualistas, caóticos pero efectivos, buenos conocedores del terreno, estimulados por la causa…
-el ejército yanqui del Norte era urbano, rígido, de uniforme azul oscuro riguroso, y lleno de inmigrantes de 15 naciones europeas sin contacto con las condiciones locales, ni interés en ganar o perder la causa.

[24] Conocido como Plan Anaconda, en que el teniente SCOTT ideó bloquear sus puertos y cerrar las vías de suministros fluviales a través del Mississippi, Ohio, Tennessee y Cumberland.

[25] Mediante acoso naval norteño e intermitentes incursiones hacia territorio confederado.

[26] Mediante tácticas ingeniosas que debían ir dirigidas a la movilización de masas a la causa nacional. Fue el caso de pagar y movilizar a bajos obreros urbanos para desfilar con tambores y banderas por el centro de las ciudades norteñas, izada de banderas por todas las casas e inmuebles ciudadanos...

[27] Llamamiento que recibió el visto bueno de los estados de California, Columbia, Connecticut, Delaware, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Missouri, New Hampshire, New Jersey, New York, Ohio, Oregón, Pennsylvania, Rhode Island, Vermont y Wisconsin (no así los de Colorado, Dakota, Nebraska, Nevada, Nuevo México, Utah y Washington, pues éstos todavía no estaban constituidos en 1861).

[28] Pues los confederados habían puesto como capital militar del Sur a Richmond, a 160 km. de Washington.

[29] Pues miles de ciudadanos acudieron desde Washington para contemplar en directo la operación, a forma de espectadores televisivos, que comían sus tortillas mientras lanzaban vivas a sus uniformados federales, y éstos mataban al enemigo.

             Y también los medios de comunicación habían decidido acudir al fácil evento por solventar para el Norte (teniendo a la postre que volverse corriendo, embarrados y tiroteados, y enloquecidos entrar en las calles de Washington. Y contar al día siguiente que 1 soldado sureño valía por 5 soldados norteños).

[30] Que ya la había tenido tras la victoria de los EE.UU del Sur en la Batalla de Manassas-1861. Lo que había inclinado a las cancillerías europeas hacia el reconocimiento e independencia de la nueva Confederación de estados del Sur. Pues éste sería para Europa un nuevo y preferencial lugar a la hora de comercializar el algodón. Es lo que casi estuvieron a punto de conseguir los comisionados sudistas JAMES MASON en Londres y JOHN SLIDELL en París.

[31] Que había transformado la guerra a largo plazo en apatía a largo plazo, y el ejército unionista en blanco de las burlas confederadas (como se vio en los estadounidenses Fuerte Henry y Fuerte Donelson, ocupados por los sureños y empezados a defender éstos por parte de los rebeldes… con cañones de papel, y pintados sobre árboles de roble).

[32] Grito de guerra del Sur, mediante sonido de cuernos emitido desde las alturas, y al que inmediatamente respondían todos los voluntarios posibles de los alrededores.

[33] En una batalla naval inédita por muchos motivos:

-por la defensa confederaba, basada en su Merrimac extravagante y de hierro,
-por el novedoso USS Monitor, nuevo modelo semi-submarino y acorazado naval,
-por el ataque federal, con buques orgullosos como el Cumberland, Congress y Minnesota, que sin embargo sucumbieron al viejo cúmulo de chatarra confederado.

[34] Eco de los hechos que llegaron al otro lado del Atlántico, y donde los británicos partidarios de la independencia del Sur (conservadores, empresarios y comerciantes) impidieron de momento la toma de posturas oficiales de Londres.

[35] Como ya se vio en la Conquista de Nueva Orleans, donde la población civil recibió con cacerolazos a los marines norteamericanos.

[36] Donde 450 guerrilleros del sudista QUANTRILL saquearon pueblos enteros de Kansas, y los guerrilleros unionistas de la zona la emprendieron contra las 450 mujeres de los guerrilleros sudistas. Lo que no provocó sino la matanza de 200 niños e incendio de 200 casas del poblado de los guerrilleros unionistas.

[37] Cosa que ya estaba negociando con NAPOLEON III DE FRANCIA y el primer ministro británico PALMERSTON.

[38] Quizás porque durante meses habían estado avituallando la ciudad con todo tipo de enseres alimenticios, y preparándose mentalmente para su bloqueo.

[39] Lema que había aprobado Virginia cuando declaró su Secesión respecto de los EE.UU.