Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia ETICA  DEL  MATRIMONIO  Y  DE   LA  FAMILIA

 

ÉTICA  DEL  MATRIMONIO  Y  DE   LA  FAMILIA

 

I

Fundamentación crítica de la ética del matrimonio
 y de la familia.

                       

I.-  Introducción.

                        Comprender correctamente la Etica del Matrimonio y de la Familia supone partir de tres afirmaciones:

-         La Etica del Matrimonio y de la Familia presenta fuertes raíces históricas.

-         En la actualidad ocupa un lugar muy importante entre la Etica.

-         La ética se encuentra impactada por otras ciencias (sociología, antropología, filosofía, medicina, psicología, etc).

 

Comenzamos explicando los términos "ética o moral", "matrimonio" y "familia".

-         Etica.- estudio de los ethos, bien como modo de ser o como hábitos y costumbres. El centro es la razón (racionalidad intramundana -Filosofía).

-         Moral.- estudio de las costumbres, que pueden ser buenas (virtudes) o malas (vicios). El centro es Dios (dimensión trascendente - siglo XI).

-         El matrimonio se entiende como la relación estable entre un hombre y una mujer con un refrendo social y público.

-         La familia es la relación estable en la pareja conyugal, sus vástagos, si los hubiere, y su acción social.

 

II.- Mediación en la ética de la familia.

 

La mediación ética o protocategórica la encontramos en la "persona" como sujeto ético de comportamiento en su doble dimensión: vertical o trascendental y horizontal o inmanente.

En esta protocategoría  se parte de la siguiente pregunta: ¿Qué es el hombre? . Kant responde con múltiples interrogantes, a los que contestarán distintas ramas del saber:

¿¨Qué es el hombre?. Antropología.

¿Qué puedo saber del hombre?. Metafísica.

¿Qué debo saber del hombre?. Práxis o Moral.

¿Qué debo esperar del hombre?. Religión.

La realidad humana la hemos de contemplar en diversas dimensiones:

1.- El hombre, unidad totalizante. Afirmación básica de la ética. La persona es un todo, una unidad totalizante que se expresa a nivel interior y exterior, objetivo y subjetivo, intencional y ejecutivo.

2.- El hombre, inteligencia sentiente. La persona es una unidad inteligente con capacidad de pensar y elegir, es razón más corazón. Lo que se evidencia a través de tres notas fundamentales:

a)      La persona es un ser vivo.

b)      El bios humano es original.

c)      El intelegir es la modalidad biológica humana por excelencia.

 

3.- El hombre estructura personal. Lo cual conlleva tres cualidades delimitadoras de la persona:

a)      Conformación (organización, responsabilidad, libertad, etc).

b)      Individualidad (capacidad de autolimitarse y autoafirmarse).

c)      Personalidad (interioridad, autoconciencia, autogobierno, autocontrol).

4.- La persona, ser para el encuentro.

5.- La persona realidad teológica. Incluye una dimensión teológica, busca a Dios o al misterio, y esta búsqueda le hace ser más persona.

 

III.- La realidad de la ética y de la familia.

 

La ética tiene en cuenta la realidad histórica del vivir humano y se cuestiona cuál es la situación de la familia cómo vive la pareja, el matrimonio, etc. Mas, ¿cuáles son las condiciones para que esa pregunta ética esté bien hecha?.

1.- Que la ética sea una realidad autónoma con respecto a otras ciencias.

2.- Que esté bien construida.

3.- Que sea universalizable. Esto es, de todos los sujetos, no de los más poderosos.

4.-  Que sea imparcial.

5.- Que sea desinstitucionalizada. En ética tienen que desaparecer las sanciones, pues ella pertenece a la conciencia. Debe ir por la línea de la autonomía, de la humanización.

 

IV.- Situación real de la ética.

 

En la actualidad, no faltan voces que, desde una u otra óptica bien civil bien religiosa, privada o pública, expresan valoraciones sobre la situación moral actual, interpretándola bajo distintas perspectivas.

 

4.1.-La patética moral o hipótesis de la desmoralización.

 

Hay quienes afirman la existencia de una involución moral y comparan nuestra época con la "decadencia romana". El fenómeno de la desmoralización es entendido en tres niveles de diferente profundidad:

1)      Desmoralización = Inmoralidad.  Es el modo más superficial de entender la moralidad. Se considera como un aumento del mal moral. Ante lo cual, hemos de contestar que no podemos dejar de ver los males morales que abundan en el mundo actual, pero también debemos tener presentes las siguientes constataciones:

a)      Es muy dificil medir la salud moral concreta de un grupo humano.

b)      Es necesario admitir la fuerza operante del mal, su misterio dentro de la historia, pero también es necesario admitir la fuerza del misterio de Cristo.

c)      Cuando se habla de aumento de inmoralidad en el mundo de hoy, ¿en qué ámbitos de comportamiento se piensa de manera preferente?.

d)      En nuestro tiempo han aumentado las posibilidades de hacer el mal, pero también han aumentado las de hacer el bien.

 

                            Estas connotaciones relativizan la afirmación del aumento del mal moral en el mundo de hoy. Hay que admitir la existencia de profundas inmoralidades en la actualidad e incluso aceptar que haya habido un aumento considerable de las mismas. Pero no se puede decir que la crisis de la moral se resuelva en un aumento de inmoralidad.

                            2) Desmoralización = Permisividad. La sociedad actual es de signo permisivo, pluralista, y lleva consigo como consecuencia la tolerancia. Estos tres factores: pluralismo, permisividad y tolerancia, repercuten en el modo de vivir y formular la moral.

                            La permisividad tiene dos manifestaciones fundamentales: la permisividad social, y la tolerancia jurídica.

a)      La permisividad social, supone el paso de la clandestinidad a la publicidad de muchos comportamientos moralmente reprobables que antes permanecían en la esfera privada y han pasado a la esfera pública. Tal circunstancia va contribuyendo al oscurecimiento de los valores éticos y dando lugar a una connaturalidad en relación con el mal que hace descender el nivel de reacción moral, lo que repercute negativamente en niños, personas en periodo de formación, adultos inmaduros, etc.

b)      La tolerancia jurídica, supone un progreso en la aceptación real de la libertad de conciencia de las personas. No obstante hay que distinguir entre "exigencia moral" y  "licitud jurídica". Debiendo respetar todo ordenamiento jurídico la libertad de conciencia de los que tengan ideas morales contrarias.

                            3) Desmoralización = Amoralidad. La amoralidad supone una mayor desmoralización que la inmoralidad y la permisividad. Nuestra civilización dominada por la ley del "consumo", la industrialización, el urbanismo, la masificación y el tecnicismo, está inmersa necesariamente en una nueva forma de civilización. Nace así la "sociedad de consumo" que posibilita la aparición del "hombre masa" a través de los siguientes mecanismos:

-         Desintegración de las relaciones humanas.

-         Manipulación de la palabra.

-         Degradación del amor y de la sexualidad.

-         Fomento de la violencia como forma de relación interhumana.

-         Empobrecimiento del espíritu humano.

                            Aunque son evidentes los mecanismos de la sociedad que originan zonas humanas de inmoralidad, sin embargo reconocemos que la configuración sociocultural de la época presente favorece el recto planteamiento de la pregunta moral.

 

4.2.- La hipótesis de "cambio".

 

                            Frente a la clave interpretativa de la desmoralización aparece la interpretación en términos de "cambio". Nuestra época es favorable a la aparición de una nueva estimativa moral. Los factores que propician la nueva pregunta ética desde la sociedad y la cultura son los siguientes:

1)      La búsqueda de "fines" y "significados".

2)      La necesidad de utopías globales.

3)      El valor inalienable de todo hombre.

                            En los dos o tres últimos siglos la comprensión del hombre y del mundo ha cambiado. Han tenido lugar las revoluciones industrial, científica, democrática, y educacional. Por tanto, el cambio, cultural de hoy repercute seriamente en la ética operando una variación en la estimativa moral del hombre.

                       

 

4.3.- El modelo de cambio / conversión.

 

                            Los factores que están condicionando el cambio/conversión en la estimativa moral son los siguientes:

1)      La conciencia de la historicidad del hombre y del mundo.

2)      La variabilidad cultural y sociológica de las normas de comportamiento. La ética,  la moral, no puede identificarse con una forma cultural determinada, pero tampoco puede admitir todas las formas socioculturales posibles.

3)      La variación en el concepto de "naturaleza humana". Los avances científicos y la nueva comprensión del hombre han obligado a repensar el concepto de naturaleza humana y de la ley natural.

 

4.4.- Conclusión.

 

                            ¿Existe hoy una situación propicia o una situación refractaria a la moral?. Entre las hipótesis explicativas de la situación moral actual, desmoralización o cambio, es más válida la segunda que la primera. Veamos algunas de las respuestas dadas por la filosofía actual.

                            - Ortega y Gasset, dirá que la civilización europea ha producido automáticamente la rebelión de la población. El hombre-masa se ha quedado "sin tarea, sin programa de vida". Todo el mundo, individuos y naciones, está desmoralizado.

                            La gran aportación de Ortega es que la sociedad de masas nos está arrebatando la moral. El hombre-masa es el hombre inmoral o mejor amoral. Es dificil que en el hombre-masa crezcan valores éticos.

                            - Aranguren comentará que actualmente existe un vacío ético que solamente puede ser llenado con la actitud moral. Hay una pérdida de evidencias éticas que solo puede ser asimilada mediante la recuperación de la responsabilidad y criticidad morales. La solución y el único modo de responder a la crisis es el rechazo crítico de la desmoralización ambiental y sus fundamentos culturales. La crisis económica y de civilización ha puesto de manifiesto la debilidad del ethos prevalente del "negocio" y de la "diversión". La solución está en una nueva ética que se define por ser gozadora y ascética. Frente al ethos del "negocio" y de la "diversión", la alternativa válida es el ethos del "reposo", entendido éste como "poso", amor, amistad y soledad.

                            Los diagnósticos de Ortega y Aranguren no son contradictorios, los dos coinciden en la apreciación global negativa. Ortega destaca el aspecto refractario de la situación presente en referencia a la moral, mientras que Aranguren pone de manifiesto la no destruida, ni destructible, capacidad moralizadora del hombre actual.