SEGUNDA LECTURA

Aquí San Pablo responde a una pregunta de la comunidad de Filipos: ¿había que incorporar lo bueno que hubiera en la moral pagana o, por el contrario, había que hacer tabla rasa de todo y crear por completo una nueva moral cristiana? San Pablo responde que el cristianismo no inventa la moral, sino que la condiciona en un sentido determinado.

 

Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Filipenses
4, 6-9.

Hermanos:
Nada os preocupe; sino que en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Finalmente, hermanos, todo lo que es verdadero, noble, justo, puro, amable, laudable, todo lo que es virtud o mérito tenedlo en cuenta.

Y lo que aprendisteis, recibisteis, oísteis y visteis en mí ponedlo por obra. Y el Dios de la paz estará con vosotros.