Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia NOVENA NAVIDEÑA en ambiente rural

 

 

NOVENA NAVIDEÑA en ambiente rural

¡Sin Cristo no hay Navidad!

Compartida desde Posadas, Misiones, Argentina

 

Les envío esta Novena Navideña utilizada en Posadas, Misiones. Argentina, en el año 1999. Fue elaborada por un equipo parroquial de la Parroquia San Antonio, integrando gente de las Capillas Santa Rita, San Ramón y San Antonio y fue utilizada por los Misioneros de Manzana en las Comunidades de las Chacras de la Parroquia.

Un abrazo fraterno:

Noni Barros, de la Capilla Santa Rita, Parroquia San Antonio, Posadas Misiones, Argentina

 

Novena Navideña

Se sugirieron distintas actividades para prepararnos para la Navidad. Los Misioneros verán si es posible realizar algunas de ellas.

-Tarjetas de salutación con horarios de Misas y mensajes.

-Representación de pesebres vivientes con niños o jóvenes.

-Compartir con un hermano necesitado, la mesa de Navidad.

-Fomentar la espiritualidad de la Reconciliación con Dios y con los hermanos.

-Encuentros bíblicos.

-Rezo del Rosario, visitando cada familia.

-Coros infantiles

-Elaboración de Pan Dulce y souvenirs.

-Visita domiciliaria del Niño Jesús.

-Celebración comunitaria y cena a la canasta.

-Reparto de golosinas a los niños.

-Regalo de globos con mensajes de navidad a los niños.

-Procesión desde las chacras hasta la Capilla para la Misa de Nochebuena y Navidad.

-Invitación a través de tarjetitas.

-Colecta de medicamentos, alimentos no perecederos, ropas, para los más necesitados.

-Visita a enfermos, llevándoles la Palabra de Dios.

-Acompañamiento a los ancianos y personas solas.

 

 

Los objetivos de estos encuentros son:

-Fortalecer la unidad en nuestras manzanas y chacras para ir formando las pequeñas comunidades de fe.

-Profundizar el sentido de la Navidad a través de algunos símbolos, personajes Navideños y análisis de experiencias de la vida cotidiana.

 

 

Modo de realizarla

Pedir, en cada manzana o sector que tendemos ocho familias que quieran ofrecer su casa para realizar el encuentro.

Necesitamos un lugar amplio (patio o vereda) y asientos para todos.

Día a día iremos armando nuestro “Pesebre” con la presentación de un símbolo o personaje de Navidad. Por eso es necesario preparar un lugar adecuado para ir amándolo.

Cada día será una posibilidad de verdadero encuentro entre los vecinos, por lo que es sumamente importante estimular la participación de todos y cada uno, escuchando sus opiniones, sus inquietudes, pensamientos, experiencias, etc.

El último día de la Novena, entre todos los misioneros de la chacra prepararemos la Celebración (ver Celebración Comunitaria de la Navidad)

Para la celebración buscar un lugar adecuado; que sea centro de la chacra, lugar público, que tenga buena iluminación. Invitar a los vecinos que lleven sillones o sillas.

Invitar a todos los vecinos sin distinción.

Que los encuentros y sobre todo la Celebración sean alegres y participativos, teniendo en cuenta a los abuelos, matrimonios, jóvenes, niños y enfermos.

Como clausura de la novena, después de la Celebración se invita a todos los vecinos a compartir una cena a la canasta o pedir a algunos que preparen chipa cuerito, pan dulce, etc.

En algunas chacras, habrán confesiones. Tener en cuenta la fecha y decidir el lugar para luego hacer la invitación a los vecinos.

 

 

Esquema para todos los días

1. Canto

2. Oración inicial: Hacemos la señal de la cruz. Querido Dios: estamos todos juntos para pedirte por nuestras familias y por nuestra comunidad. Ayúdanos a quererte más a perdonarnos y a saber dar una mano al vecino, a escuchar a los demás y a tratarlos con cariño. También te queremos pedir por todos los niños que no tienen hogar, por los que andan por las calles solos y abandonados. Ayúdanos a preocuparnos por ellos y a no olvidarlos ni ser indiferentes. Junto al pesebre queremos ofrecerte lo mejor de nosotros, para consturir un mundo mejor. Nos ponemos en tus manos “para que sean nuestro guía y maestro”. Amén.

3. Presentación del símbolo o personaje

4. Lectura bíblica compartida

5. Reflexión a manera de síntesis

6. Compromiso

7. Peticiones

8. Padre nuestro

9. Canto.

 

 

 

Primer Día: “Sin Cristo, no hay Navidad”

 

(Colocar el lema de la Novena con letras bien claras y grandes en un lugar visible)

1. Canto

2. Oración inicial

3. Presentación del símbolo: Presentamos un árbol de Navidad (vacío, sin adornos) y nos preguntamos:

-¿Qué significa el árbol de Navidad?

-¿Cómo nos gusta adornarlo y porqué?

-Sinceramente, ¿cuáles son las primeras imágenes que vienen a nuestra mente cuando pensamos en Navidad?

-¿Quién es el que generalmente está ausente en la Navidad en nuestra sociedad consumista y materialista?

 

Subsidio para los misioneros:

En las antiguas culturas egipcia, hebrea y china con un árbol de hojas perennes, siempre verdes, se representaba la vida eterna. Esta costumbre fue también difundida en Europa. En la Edad Media cuando el Cristianismo se difundió en Europa se continuó con la costumbre de adornar el árbol con masitas caseras, velas y signos religiosos. En el siglo XVIII esa costumbre fue traída por los colonos alemanes a América. En el cristianismo con el árbol representamos la vida nueva que comienza con el nacimiento de Jesús, el Dios de la Vida, quien nos enseña a vivir de manera que “Tengamos vida y la tengamos en abundancia” (Jn 10, 10).

 

1. Presentación del lema de la Novena Navideña

El único que realmente le da sentido al árbol, a la Navidad, y a nuestras vidas es Jesús, el Cristo. Por eso el lema de esta novena Navideña es: “Sin Cristo no hay Navidad”.

-¿Qué significa esto para nosotros?

-¿Vivimos la Navidad con Cristo?

 

2. Lectura bíblica: Mt 7, 15-19

-¿Qué consejo nos da Jesús?

-¿Cómo se reconoce a un árbol bueno?

-¿Qué tipo de frutos espera Jesús de nosotros?

-¿De qué manera daremos buenos frutos?

 

3. Reflexión: si queremos producir buenos frutos debemos permanecer unidos a Cristo. Su presencia entre nosotros produce la libertad del amor. Este Jesús que nace pobre en Belén, es el mismo Cristo que no solamente vino a contarnos un mensaje del Padre, sino que El mismo es ese mensaje. Dios se muere de amor por los seres humanos por eso quiere salvarnos, para que vivamos felices, libres y plenos. En las palabras de Jesús, en sus gestos, en sus actitudes, en sus opciones, en toda su vida, vemos reflejado el amor de Dios para con los seres humanos. El es para nosotros: amor y perdón, denuncia y exigencia, donación y presencia, elección y envío, compromiso y fuerza.

4. Compromiso: se entrega a los participantes unos pedacitos de cartulina con forma de globitos de Navidad.

Sin Cristo no hay navidad, por eso no queremos adornar nuestro árbol de la vida con cosas superfluas, superficiales, vacías, sino con las actitudes que nos comprometemos vivir , para que en nuestra Navidad esté la presencia de cristo. Escribiremos en estos globitos las actitudes que necesitamos para dar buenos frutos. (cuando todos hayan terminado nos acercamos a colgar los globitos en nuestro árbol de Navidad cantando)

5. Peticiones: compartimos las peticiones que cada uno quiera hacer de acuerdo al tema reflexionado.

6. Padre nuestro

7. Canto.

 

 

 

Segundo día: el Perdón

 

1. Canto

2. Oración inicial

3. Presentación del símbolo: Como símbolo presentamos una vela encendida símbolo de la luz y la paz que nos trae la reconciliación con nosotros mismos, con Dios y con nuestros hermanos.

4. Experiencia de vida: (Los misioneros pueden optar por cualquiera de estas experiencias de vida o por las tres). Escuchemos estas experiencias de vida y reflexionemos sobre ellas, para crecer en nuestra capacidad de amar y perdonar.

a. “Últimamente llego tan cansado del trabajo a casa que grito a mis hijos y a mi pareja, hasta soy violento con ellos. Cuando estoy más tranquilo me pesa mucho lo que hice, pero bueno ya está, el daño ya está hecho.”

b. “En mi chacra organizamos una Comisión vecinal y empezamos trabajando muy bien, conseguimos el arreglo de alguna calles, pero después por intereses políticos, o por discusiones muy acaloradas, muchos vecinos se alejaron y ni siquiera quieren colaborar con lo que en definitiva, es para el bien de todos.”

c. “Me siento realmente muy sola, tenía unos amigos en quienes confiaba profundamente, pero después me enteré que hablaron a mis espaldas, y ya no quiero saber más nada de la amistad y menos de ellos.”

 

-¿Qué podemos opinar sobre estas situaciones? ¿Nos pasó algo parecido? ¿Cómo reaccionamos?

-¿Cómo deberíamos reaccionar?

-¿Somos capaces de confiar en el perdón de Dios?

-¿Sabemos perdonarnos a nosotros mismos y a los demás?

-¿Cuándo nos sentimos mejor: perdonando o guardando rencor?

-¿Cómo vivimos el perdón en la familia y en la Comunidad?

 

5. Lectura bíblica: Ef 4, 31-32

¿Qué pensamos del texto leído?

¿Qué nos enseña?

¿Qué actitud nos lleva a cambiar?

¿Qué nos llama a realizar?

 

6. Reflexión: Ser perdonado es cambiar, convertirse. Toda la vida del cristiano ha de ser un camino de retorno constante a Dios y al hermano. Los caminos de reparar el daño causado son caminos de perdón porque nos unen más. En el Padre nuestro pedimos a Dios que perdone nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Dios no quiere solamente que vivamos en amistad con El, sino también , que todos sus hijos nos amemos y nos reconciliemos entre nosotros para vivir en un mundo de paz y fraternidad.

7. Compromiso: ¿Qué actitudes nos comprometemos a cambiar para poder vivir la alegría de la reconciliación?

8. Padre nuestro

9. Canto

 

 

 

Tercer día: María y José. La familia

 

1. Canto

2. Oración inicial

3. Presentación de las imágenes: Presentamos las imágenes de María y José y nos preguntamos:

-¿Qué tienen que decirnos María y José en esta novena navideña?

-¿Cómo sería la convivencia entre María y José?

-¿Cuáles serían sus problemas y preocupaciones?

-¿Cuáles serían las causas de sus alegrías?

-¿Cómo resolverían sus conflictos?

 

4. Conversemos sobre nuestras familias

¿Cuáles son las actitudes que nos hacen crecer como familia?

¿Cuáles son las que dañan nuestra relación familiar?

(A medida que los participantes lo vayan mencionando escribimos en un afiche con los títulos: “Crecemos como familia cuando...”, las actitudes positivas que vivimos a diario en nuestras familias, y bajo el título: “Dañamos nuestras familias cuando...” escribiremos las negativas)

5. Lectura bíblica: Mt 1, 18-26

-¿Qué nos dice el texto sobre José y María?

-¿ Cómo piensan, se habrá sentido José?

-¿Cómo habría vivido María esta situación?

-¿Cómo piensan, fueron superando estos conflictos?

-¿Qué mensaje nos traen María y José?

 

6. Reflexión: María, mujer generosa capaz de guardar en el corazón los tesoros silenciosos de su experiencia de vida. Que dio un Sí a su Señor y luego fue fiel en su decisión hasta el fin de su vida. José: hombre justo que inició a su hijo en las artes de su oficio para servir a la Comunidad a través de su tarea. José y María: escuela de diálogo, oración, comprensión, espejo donde mirarnos, modelo donde todos los cristianos podemos encontrar el ejemplo de que es posible vivir de acuerdo a la voluntad de Dios.

7. Compromiso: ¿Qué actitudes tendríamos que vivir en nuestras familias para imitar a José y María?

8. Peticiones: Compartimos las peticiones que cada uno quiera hacer de acuerdo al tema reflexionado respondiendo: ¡Ayúdanos a valorar la familia!

9. Padre nuestro

10. Canto

 

 

 

Cuarto día: Nuestra Comunidad

 

1. Canto

2. Oración inicial

3. Presentación del símbolo: presentamos una vela encendida. Esta vela representa nuestra comunidad que quiere alumbrar a los seres humanos, iluminando las realidades que nos hacen sufrir, cambiando la tristeza en alegría, la soledad en amistad, la rivalidad en hermandad, la muerte en vida.

 

-¿Cuáles fueron las dificultades más grandes que tuvimos que vivir como comunidad?

-¿Cómo es nuestra participación en nuestra comunidad? ¿Porqué?

-¿En que aspectos, gestos o sentimientos deberíamos crecer para parecernos a la Comunidad que quiere Jesús?

 

4. Lectura bíblica: Col 3, 12-17

-¿Qué me dice esta lectura?

-¿Estoy dispuesto a ser la persona nueva?

-¿Qué actitudes debo cambiar?

 

5. Reflexión: Comunidad es un signo de Unidad y Encuentro. Si estamos solos no hay compartir. Cristo nace en nuestros corazones cuando destruimos las barreras que nos separan del hermano, en la familia, en la comunidad. Esta vida en comunidad nos hace rechazar al “ser humano viejo” que es egoísta, esclavizado por sus propias necesidades, y transformarnos en el ser humano nuevo que se caracteriza por estar siempre preocupado por los demás y que vive con el corazón agradecido.

6. Compromiso: A partir de esta reflexión, ¿qué actitudes deberíamos cambiar para formar una comunidad más unida y fraterna?

7. Peticiones: Compartimos las peticiones que cada uno quiera hacer de acuerdo a lo reflexionado.

8. Padre nuestro

9. Canto.

 

 

 

Quinto día: los pastores

 

(Preparar recortes de personas pobres, marginadas, castigadas por alguna dura realidad)

 

1. Canto

2. Oración inicial

3. Presentación del símbolo: los pastores en la época de Jesús, eran los más pobres y marginados, tenidos de menos porque se los consideraba mentirosos y ladrones, entre ellos habían algunos que tenían defectos físicos y eran fuertemente despreciados, pero sin embargo, fueron los primeros en recibir la gran noticia del Nacimiento de Jesús. Presentamos las figuras de algunos “Pastores” de nuestra época: gente pobre, depreciada, marginada, fuertemente despreciada.

-¿Qué nos dicen estas imágenes? ¿Quiénes son estas personas?

-¿Conocemos gente así, en nuestra manzana o chacra?

-¿Cuál es nuestra actitud o la actitud de nuestra comunidad hacia ellos?

-¿Cómo se imagina, celebrarán ellos la Navidad?

 

4- Texto bíblico: Lc 2, 8-10

-¿Quiénes son los primeros en recibir la noticia del Nacimiento del Salvador de todos los seres humanos?

-¿Cómo se sintieron estos pastores?

-¿Cómo alegramos la vida de los pobres y marginados de nuestra comunidad?

-¿Sabemos cuáles son sus dolores, sus angustias, sus clamores?

-Como familia, como Comunidad, ¿hacemos algo para acompañarlos a encontrarle el sentido a la vida?

 

5. Reflexión: La Feliz Noticia para los pobres fue el primer comunicado que se anunció después del nacimiento de Jesús. Y para que aquellos pastores no se equivocaran, el ángel les  indica una manera práctica para que conozcan a su Salvador: “la señal es: encontrarán un niño pequeño acostado en un pesebre”. La pobreza es la señal para conocer al verdadero Libertador de los pobres. Esta Buena Noticia de la liberación de los pobres es la marca del Mesías. La señal que El mostraba para probar que era el verdadero Enviado de Dios. Y debe ser también la marca de su Iglesia, de su Comunidad.

 

6. Compromiso: ¿qué actitudes deberíamos cambiar para iluminar la vida de nuestros hermanos más pobres y marginados?

Como un gesto de amor hacia los que más sufren vamos a escribir los nombres de las personas o familias de nuestra chacra, que sabemos viven en extrema pobreza y no solamente rezaremos por ellos sino que los acompañaremos de una manera concreta a vivir la vida con más alegría.

 

7. Peticiones: compartimos las peticiones que cada uno quiera hacer de acuerdo al tema reflexionado.

 

8. Padre nuestro

 

9. Canto

 

 

 

Sexto día: los mensajeros de la Buena Noticia

 

1. Canto

2. Oración inicial

3. Presentación del símbolo: Presentamos la Biblia. El libro en el que Dios nos habla y nos dice que cuenta con nosotros para anunciar la Buena Noticia a todos los seres humanos.

 

4. Mensajeros de buenas noticias: a cada vecino se le entregará una tarjeta en blanco y le pediremos que escriban una buena noticia o algún buen mensaje al vecino que está sentado a la izquierda. Después que todos hayan leído su tarjeta conversar sobre lo siguiente:

 

-¿Les costó pensar en el mensaje?

-¿Qué sintieron al recibir el mensaje?

-¿Qué sintieron al mandar el mensaje?

 

5. Lectura bíblica: Lc 2, 8-14

-¿Qué nos cuenta el texto?

-¿Cuál fue el motivo de alegría  para los seres humanos que recibieron la Buena Noticia?

-En nuestra Navidad, ¿cuál es el motivo de nuestra alegría?

-¿Qué anuncio llevamos nosotros a nuestra Comunidad?

-¿Cómo llevamos esa Buena Noticia al hermano?

 

6. Reflexión: el ángel de Dios se aparece a los pastores. En ellos están representados los marginados, los pobres, la gente despreciada, olvidada por la sociedad y ellos son los elegidos para recibir la gran alegría de la Buena Noticia que trae Jesús. También hoy nosotros, como cristianos bautizados, debemos ser como ese Ángel que lleva el Anuncio y el consuelo a los seres humanos.

 

7. Compromiso: ¿Qué gesto o acción concreta nos proponemos a realizar? (anotar en un papel y cada uno se lleva a su casa para ponerlo como ofrenda en su pesebre para no olvidarse de lo que se propuso)

 

8. Peticiones: Compartimos las peticiones que cada uno quiera hacer de acuerdo al tema reflexionado.

 

9. Padre nuestro

 

10. Canto.

 

 

 

Séptimo día: los magos

 

 

1. Canto

2. Oración inicial

3. Presentación del símbolo: Presentamos la imagen de los magos y nos preguntamos: 

-¿De dónde vienen los magos?

-¿Porqué creen ustedes que fueron llamados?

 

4. Lectura bíblica: Mt 2, 1-12

-¿Qué nos cuenta el texto?

-¿Porqué buscaban al niño estos magos de Oriente?

-Al igual que los magos, ¿ponemos nuestros dones al servicio de Dios?

-¿Qué dones tenemos para ofrecerle?

-¿Escuchamos el llamado de Dios?¿Estamos dispuestos a seguirlo?

-Si Dios nace para todos ¿porqué discriminamos?

 

5. Reflexión: San Mateo nos relata una tradición sobre un viaje a Belén de unos personajes venidos de lejos. Son magos y sabios a la vez. Su venida es una hazaña de fe y aparecen al lado de Jesús como la figura y la promesa a los pueblos paganos. La visita a Herodes tiene valor de enseñanza: el Reino terrenal de Herodes está por desaparecer. Entonces aparece Jesús que es el Rey definitivo. Los magos nos muestran con claridad como supieron escuchar el llamado. Sus presencias, el esfuerzo del largo viaje, sus regalos son signos de: generosidad, solidaridad, fidelidad y desprendimiento. Los magos son modelos de los que creen y que partiendo de un signo: la estrella, buscaron y se movieron hasta hallar a Dios.

 

6. Compromiso: Sin Cristo no hay Navidad ¿Qué actitudes nos invita a cambiar este tema para mostrarle a Jesús que lo reconocemos como único Señor y Dios?

 

7. Peticiones: Compartimos las peticiones que cada uno quiera hacer de acuerdo al tema reflexionado.

 

8. Padre nuestro

 

9. Canto.

 

 

 

Octavo día: El niño

 

1. Canto

2. Oración inicial

3. Presentación del símbolo: recibimos la imagen del Niño Jesús y lo ponemos en el centro de nuestra Reunión.

 

4. Lectura bíblica: Mt 1, 18-25.   Flp 2, 6-7

-¿Qué esperanza nos da el nacimiento del Salvador como uno más de nosotros?

-¿Nos ayuda a crecer en nuestra vida cristiana el recuerdo del nacimiento de Jesús?

-Hoy, ¿qué buena noticia nos trae el Niño?

-¿Cómo puedo transformar esta noticia en un compromiso concreto y eficaz para con mi hermano?

 

5. Reflexión: nos hemos acostumbrado a ver al Niño Jesús en un pesebre, y por allí no nos ponemos a pensar en lo grandioso, en el admirable intercambio: Dios participa de nuestra humanidad para que el ser humano participe de su divinidad. Dios se hace ser humano, viene a nosotros, y se hace pobre, se solidariza con nuestra condición de seres humanos, con nuestra humanidad. El nacimiento del Niño Dios nos debe motivar a sentirnos responsables de construir un mundo nuevo, cuyas bases sean la justicia, la fraternidad, la libertad y la verdad. El mensaje de Navidad, debe ser para nosotros la Fiesta de una nueva vida en Dios.

 

6. Compromiso: En silencio frente a Dios, en un momento de recogimiento pensemos cómo vivir la Buena Noticia que me trae Jesús hoy.

 

8. Peticiones: Compartimos las peticiones que cada uno quiera hacer de acuerdo al tema reflexionado.

 

9. Padre nuestro

 

10. Canto.

 

 

 

Celebración Navideña Comunitaria:

Dios se hace uno de nosotros para traernos verdadera liberación

 

-Preparar una mesa donde se colocarán una cruz, algunas flores y los signos a medida que sean presentados. (En caso de que los signos sean personificados que vayan pasando entre las personas y se ubiquen donde puedan ser vistos por todos)

-Colocar un afiche con la frase: “Queremos liberarnos de...” con letras bien grandes y claras.

-En un lugar visible, se ubicará una persona amordazada, atada de pies y manos, con los ojos vendados.

 

Guía: comenzaremos nuestra celebración invocando la presencia de Dios Amor, de Dios Familia, en ésta, nuestra Comunidad, que quiere prepararse para vivir la Navidad encarnando los mismos valores, las mismas actitudes que tuvo Jesús con todos los seres humanos. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Canto

Guía: si queremos encontrar a Dios, tendremos que buscarlo donde está. El se ha hecho ser humano, se ha metido dentro de cada uno de nosotros. Está presente en cada persona que nos rodea: en los más necesitados, en nuestros familiares, en nuestros vecinos... por eso es imposible prepararnos para la Navidad olvidándonos de todos ellos y de las cosas que forman parte de nuestra vida cotidiana. Presentamos:

 

El lema de la novena y un árbol de Navidad

Sabemos que queremos vivir una Navidad verdadera. Sabemos que sin Cristo es imposible vivirla plenamente. Este árbol, es símbolo de la nueva vida que queremos vivir a partir de ahora. Sabemos que la vida de Cristo, tuvo sentido, en cuanto fue una entrega completa a la voluntad del Padre y una donación constante a sus hermanos. Y nosotros, somos sus discípulos, por eso queremos vivir como El: dando frutos de paz, amor, fraternidad, justicia y liberación.

 

Una vela encendida

Ella es símbolo de la .luz y de la paz que nos trae la reconciliación con Dios, con nuestros familiares y amigos, con nuestros vecinos y con todos aquellos que pudieron habernos lastimado o que nosotros mismos hemos herido. Encendemos nuestras velas y cantamos el canto n°...

 

María y José

Pensando en ellos, pensamos en nuestras familias. Sentimos que en nuestro caminar en este tercer milenio, vale la pena vivir en familia, vale la pena luchar por los valores que nos enseñó Jesús, vale la pena decir Sí a la Vida, Sí a la entrega, Sí al sacrificio, para poder también después merecer la alegría, la paz y la felicidad de una familia unida.

 

Los pastores

Representan a los marginados y excluidos de nuestra Comunidad, de nuestra Sociedad. No podemos llamarnos amigos de Jesús y seguir indiferentes ante el dolor y soledad de tantos hermanos. Queremos que ellos también vivan esta Navidad, con la alegría que vivieron aquellos pastores en Belén.

 

La Biblia

Presentamos la Biblia, la Palabra de Dios, como símbolo de nuestro compromiso de anunciar la Buena Noticia de la que nos habló Jesús, a todos los que tienen sed y hambre de verdad, de justicia, de liberación, de felicidad.

 

Los Reyes Magos

Ellos buscaban la verdad y se pusieron en camino y al encontrar a Jesús en un pobre establo de Belén lo adoraron porque allí nacía la Vida. Que podamos también nosotros descubrir el Camino, la Verdad y la Vida y sepamos adorarlo vaciando nuestros dones a favor de los que más lo necesiten.

 

Nuestras ataduras

Guía: hemos presentado algunos elementos que nos ayudan a prepararnos para vivir una Navidad distinta. Simbolizan lo que somos, lo que vivimos, lo que sentimos, lo que buscamos alcanzar: alegría, liberación, paz y amor. Hay alguien en este lugar y en este momento que ha estado ajeno a todo lo que hemos presentado.

-¿Porqué, les parece, no puede unirse a nosotros en este momento?

-¿Existe alguna semejanza entre ésta persona y nosotros?

-¿Cuáles son las cosas que nos atan y no nos permiten vivir la alegría de la Navidad? (En un afiche con las palabras: “Queremos liberarnos de...” se va anotando lo que cada uno vaya diciendo. El mismo se utilizará para el momento de la oración comunitaria)

-¿Qué podemos hacer para desatarnos de nuestras ataduras?

 

El Niño

Sin Cristo no hay Navidad. Sin El no podemos desatarnos de lo que no nos permite vivir la alegría del encuentro con el Dios de la vida. Presentamos al Niño Jesús. Lo saludamos con fuertes aplausos y con gran alegría porque El es nuestro Dios, y está en medio de nosotros, ayudándonos a crecer como cristianos, como familia, como Comunidad, como Patria. Queremos ver en su carita la cara de todos nuestros hermanos, queremos sentir en su  manitos, las manos de todos los que sufren, queremos sentir en su corazón el propio amor de Dios.

 

Palabra de Dios

Es tiempo de escuchar lo que Dios quiere decirnos. Escuchémoslo con atención:

Lc 4, 16-21

-¿Qué nos cuenta este texto sobre Jesús?

-¿Qué nos dice Jesús sobre su misión?

-¿Qué buena notica nos trae Jesús hoy?

-¿En qué consiste esta Feliz Noticia de la libertad de los oprimidos? ¿Qué clase de libertad nos vino a traer Jesús?

-¿De qué cosas necesitamos liberarnos para poder vivir una sincera alegría navideña?

 

Oración de la Comunidad

Se van leyendo las respuestas anotadas en el afiche elaborado en “Nuestras ataduras”. A cada intención respondemos: ¡Jesús, Dios hecho ser humano, libéranos de nuestras ataduras!

A medida que se van leyendo las oraciones las persona que está atada es desatada por algún miembro de la comunidad. Se pueden agregar intenciones espontáneas.

 

Presentación de las ofrendas

Como los magos, nosotros también queremos hacer una ofrenda a nuestro Dios a quien descubrimos diariamente encarnado en los que más sufren, en los que menos tienen. Por eso presentamos nuestras ofrendas para que ellas sean causa de alivio, de consuelo, de alegría. Canto n°...

 

Padre nuestro

Si llamamos a Dios Padre, debemos sentir hermanos a todos sus hijos. Con ese sentimiento recemos la oración en la que Jesús nos enseñó el amor inmenso de nuestro Padre.

 

Comunión

Jesús Sacramentado está aquí. El es nuestro Dios. Una muestra más del amor de Jesús fue haberse quedado en el Pan y en el Vino para compartir la alegría de saber que cuenta con nosotros para construir su Reino día a día. Con amor fraterno nos  acercamos a compartir esta Fiesta de la Vida. Canto n°...

 

La Paz

Signo de un nuevo comenzar es ofrecer la paz, porque al expresarla compartimos la alegría de saber que somos hijos de una familia que es puro amor. Canto n°...

 

Despedida

-Se informa a la comunidad sobre los horarios de las Misas de Nochebuena y Navidad y demás Celebraciones.

-Se invita a todos a participar de la cena a la canasta.


 

Novena de Navidad en ambiente rural

Compartida desde Posadas, Misiones, Argentina

Queridos hermanos: les cuento que Posadas es la capital de la provincia de Misiones, en el noroeste de Argentina. Este material lo utilizamos el año pasado en todas las comunidades de la Parroquia. La parroquia está dividida en 35 chacras y en la mayoría de ellas se han ido formando Comunidades (CEBs) que reunen grupos de 8 ó 10 familias. Estas familias son, en la mayoría humildes y se reúnen periódicamente para Celebrar la Palabra de Dios. Cada una de ellas tiene ya elegido un Santo Patrono y se realizan Misas o bien Celebraciones mensuales. Los sacerdotes que acompañan a los Misioneros de Manzana son el padre Juan Carlos Belgrano y el padre Héctor Weller. Generalmente la novena navideña termina con una celebración navideña a cargo de los Misioneros de Manzana.

Un abrazo fraterno de

Noni Barros, de la Capilla Santa Rita, Parroquia San Antonio, Posadas Misiones, Argentina

 

Oraciones para todos los días.

 

Oración Inicial

Padre nuestro, Padre bueno: queremos como Comunidad, preparar nuestros corazones con una oración común, y así vivir la alegría y la paz de esta Navidad.

Aquí estamos Señor, nuestra historia también, tiene forma de Cruz. Algunos somos tareferos, cosecheros, pescadores, docentes, amas de casa, estudiantes, desocupados, artesanos, vendedores ambulantes, empleados, policías o gendarmes, profesionales...(Agregar las ocupaciones de los presentes).

Son muchos nuestros dolores, y los queremos poner en tus manos: recíbenos Señor .

Hace más de dos mil años tu Hijo Jesús nos vino a contar que vos sos nuestro Padre, y que todos somos hermanos, y es por eso que aminoramos la marcha cotidiana para encontrarnos con vos y con los hermanos para hablar, reflexionar y dejar que tu Palabra impregne de vida nuestra aridez.

Así como tu Hijo se encarnó entre nosotros, para iluminar nuestras oscuridades, queremos tener los ojos bien abiertos a la realidad que vivimos, la mente decidida y dispuesta, el corazón inquieto y ardiente para donar nuestras vidas al Servicio del Reino. Amén.

 

Oración final

Bendícenos Señor, para que no nos instalemos en el frío vacío de la Comodidad y la indiferencia.

Que esta Navidad, Señor, nos encuentre reunidos en familia y en Comunidad, dispuestos al Compromiso del cambio, a la entrega del perdón, a la fecundidad del amor.

Bendice Señor, los esfuerzos de todos los que vivimos en esta provincia, y en este país, a los que riegan los surcos de la tierra con sangre y sudor, a los que estudian, a los que investigan, a los que construyen, a los que educan, a los que trabajan por un mundo mejor.

Bendice Señor, de manera especial

A todos aquellos hermanos que no tienen trabajo, a los que están enfermos, a los que están solos, a los que no tienen esperanzas:

Para que encuentren en nosotros, sus hermanos Tu Presencia que anima y acompaña.

Qué María y José, después de haber recorrido los polvorientos y áridos caminos, golpeen y encuentren en nuestros corazones un lugar cálido y fecundo donde pueda nacer tu Hijo Jesús.

Y que su presencia en nuestras vidas, nos anime como hijos, familia, Comunidad y Pueblo, a hacer realidad tu Proyecto de Amor, Justicia, Libertad e Igualdad.

Amén.

 

1° Día. Arrancando malezas

 

1. Oración Inicial.

 

2. Motivación: signo presentamos una maleza (puede ser una escoba dura o cualquier otra).

La vamos pasando de mano en mano y conversamos:

- ¿Qué daño causa esta maleza?

- ¿Porqué tenemos que arrancarla?

- ¿Qué pasa cuando la tierra está libre de malezas?

 

3. Miramos y nos damos cuenta

- En nuestros corazones: ¿Cuáles son las malezas que nos están causando daño? Pensemos en la familia, en el trabajo, en el estudio, en el barrio, en la chacra, en la comunidad.

- ¿Porqué tenemos que arrancarlas?

 

4. Nos abrimos a la palabra de Dios

Texto bíblico: Lc. 3, 3- 8, 15-17

- ¿Qué nos dice este texto? ¿A qué nos invita Juan?

- ¿De qué manera podemos preparar el camino del Señor?

- ¿Qué tenemos que cambiar?

- ¿Qué podemos hacer para prepararnos al Cumpleaños de Jesús?

 

5. Nos comprometemos

- ¿Qué compromiso (plasmado en acción o gesto, no solamente en palabras), podemos asumir como familia, grupo o comunidad para hacer conocer a Jesús que quiere nacer en medio nuestro?

 

6. Oración final

 

 

 

2° Día: ¿Qué es la Navidad?

 

1. Oración inicial

 

2. Motivación: Presentamos fotos de los miembros de la familia o seres queridos, cuando eran bebés. Miramos las fotos y conversamos:

- ¿Qué alegrías y esperanzas trajimos a la vida con nuestro nacimiento? ¿Qué nos contaron nuestros padre?

- ¿Qué cambios se produjeron en la familia?

- ¿Qué sentimientos surgen en nosotros con el nacimiento de un niño? (hijos, sobrinos, nietos, hermanos, primos, vecinos, etc.)

 

Presentamos la imagen o estampa del Niño Jesús en su cuna de Belén y nos preguntamos:

-¿Cómo fue su nacimiento? ¿Cuáles fueron las dificultades?

-¿Cuál fue el motivo de su nacimiento?

-¿Qué cambios produjo?

 

3. Miramos y nos damos cuenta

- ¿Cómo celebra nuestro pueblo la Navidad?

- ¿Encuentra Jesús un lugar en nuestros corazones en Navidad?

- ¿Quiénes no pueden vivir la alegría y la paz de la Navidad?

 

4. Nos abrimos a la Palabra de Dios

Jn 1, 1-18

A partir de aquella primera Navidad Dios ingresa como hombre en nuestro tiempo y en nuestra historia para convertir nuestras vidas en grandes y luminosas.

- ¿Qué maravillas nos viene a contar Jesús con su nacimiento?

- ¿Qué oscuridades y dolores viene a iluminar?

- ¿Qué actitudes, gestos o sentimientos debemos arrancar de nuestros corazones para permitir que el Cumpleaños de Jesús, sea la fiesta de la dignidad, de la paz, de la justicia, de la familia, de la hermandad?

 

5. Nos comprometemos

- ¿Qué compromiso ( plasmado en acción o gesto, no solamente en palabras), podemos asumir como familia, grupo o comunidad para vivir la Navidad como la fiesta de los hijos de Dios, la fiesta de la fraternidad?

 

6. Oración final

 

 

 

3° Día: El paso de Dios por nuestras vidas

 

1. Oración inicial

 

2. Motivación: Presentamos una jarra con agua. La vamos pasando de mano en mano y tomando unos tragos. Conversamos:

 

- El agua participa en todos los procesos que generan vida: Nosotros ¿para qué usamos el agua?

- ¿Porqué decimos que es tan valiosa?

- ¿Es posible imaginar la vida sin ella?

 

3. Miramos y nos damos cuenta

Nuestra vida es un regalo inmenso de Dios.

- Pensemos y nombremos las cosas buenas que podemos vivir gracias a ese regalo.

- Pensemos y nombremos cuales son nuestros dones o talentos que nos ayudan a encontrar el sentido de la vida a través del servicio.

- Pensemos y digamos las virtudes y riquezas de las personas que forman nuestra familia, nuestro grupo o nuestra comunidad, que nos ayudan a crecer, que nos acompañan como modelo, que nos alientan a saborear, admirar o soportar la vida.

- De la misma manera que es imposible imaginar la vida sin el agua, es también imposible imaginar la vida sin los demás, y sin Dios. ¿Reconocemos la presencia de Dios en los demás? ¿Cuándo?

 

4. Nos abrimos a la Palabra de Dios

Jn 4, 6-15; 28-30

- ¿Para qué se acercó la mujer al pozo?

- ¿Qué pidió Jesús a la mujer?

- ¿En qué consiste el agua que ofrece Jesús?

- ¿Qué hace la mujer después de descubrir a Jesús como el Cristo?

- ¿A través de que acciones o gestos calmamos “la sed” de nuestros hermanos?

 

5. Nos comprometemos

I ¿Qué compromiso (plasmado en acción o gesto, no solamente en palabras), podemos asumir como familia, grupo o comunidad para anunciar su presencia entre nosotros?

 

6. Oración final

 

 

4° Día: Las sombras que vivimos

 

1. Oración inicial

 

2. Motivación: Presentamos una vela encendida.

Si es posible, apagar las luces, ir pasando la vela de mano en mano y conversar:

- ¿Qué sentimos cuando se corta la luz?

- ¿Qué nos pasa cuando, en medio de la oscuridad, podemos encender una vela?

- ¿Para qué nos puede servir esta vela?

 

3. Miramos y nos damos cuenta

 

Nuestra vida es un camino personal y comunitario con origen, sentido y plenitud final en Dios. Tenemos un camino que recorrer, no nos gusta hacerlo solos, es más lindo hacerlo como familia, como grupo, como comunidad, como pueblo.

 

Este camino, a veces, nos toca recorrerlo en la oscuridad más tremenda.

- ¿Cuáles son los momentos más oscuros de nuestras vidas?

- ¿Quiénes nos ayudan a recorrerlos ?

- ¿De qué manera acompañamos a los demás a recorrer los momentos oscuros?

 

 

4. Nos abrimos a la Palabra de Dios

 

Lc. 2, 8-16

- ¿Quiénes son los primeros en recibir la noticia del Nacimiento de Jesús?

- ¿Quiénes eran estos pastores?

- ¿Cuáles serían sus oscuridades más grandes?

- ¿Qué hacen los pastores después de haber encontrado al Niño Dios?

- ¿A través de que acciones o gestos anunciamos a los demás la alegría de saber que Dios se hizo nuestro hermano y viene a iluminar nuestra oscuridad?

 

5. Nos comprometemos

- ¿Qué compromiso (plasmado en acción o gesto, no solamente en palabras), podemos asumir como familia, grupo o comunidad para iluminar nuestras oscuridades y las de los demás?

 

 

6. Oración final

 

 

 

5° Día: La unidad Pastoral

 

Aceptar y asumir las diferencias

 

 

1. Oración inicial

 

2. Motivación: Presentamos un pedazo de pan o pan dulce.

 

La vamos pasando de mano en mano y conversamos:

 

-¿Cuáles son los ingredientes necesarios para formar este pan?

-¿Son todos los ingredientes iguales?

-¿Para qué sirven cada uno de ellos?

-¿Qué tuvo que pasarles a cada uno de los ingredientes para formar un todo?

 

 

3. Miramos y nos damos cuenta

 

Los diferentes ingredientes que forman este pan, tuvieron que fundirse, amoldarse, acomodarse a los demás para poder formar un todo. Pensemos en nuestra familia, en nuestro grupo o comunidad.

 

- ¿Qué actitudes nuestras atentan contra la unidad de nuestra familia, grupo o comunidad?

- ¿Cuándo podemos decir que en nuestra familia, grupo o comunidad se vive la verdadera unidad?

- ¿Qué aporta a la unidad el hecho de que cada uno de nosotros es distinto?

 

 

4. Nos abrimos a la Palabra de Dios

 

Efesios 4, 17-32

-¿Qué significa revestirnos del hombre nuevo?

-¿Qué actitudes o sentimientos debemos arrancar entre nosotros?

-¿Qué actitudes debemos fortalecer para vivir en la unidad?

 

5. Nos comprometemos

 

I ¿Qué compromiso ( plasmado en acción o gesto, no solamente en palabras), podemos asumir como familia, grupo o comunidad para

 

6. Oración final

 

 

 

6° Día: Formación de laicos

 

1. Oración inicial

 

2. Motivación: Presentamos una carpeta y un lápiz usados por los chicos en la escuela. (Si no hay estudiantes en la casa presentamos una hoja y un lápiz). Los vamos pasando de mano en mano y conversamos:

 

-Comentemos lo que hemos aprendido este año y que más nos ha llenado de alegría y satisfacción.

-¿Cuáles son los desafíos que nos esperan? ¿Qué nos gustaría aprender y todavía no hemos tenido la oportunidad de hacerlo?

 

3. Miramos y nos damos cuenta

 

- El saber, el aprender, el conocer nos permite ver la vida con otros ojos. Tenemos que abandonar las comodidades, las seguridades, ampliar nuestro ser, trascendernos. Querer aprender nos arranca del puro presente donde podríamos instalarnos y nos arroja a peregrinar hacia una meta exigente.

- ¿Para qué nos sirve todo lo que vamos aprendiendo a lo largo de la vida?

- Cómo cristianos, ¿nuestra fe nos ayuda a cambiar las realidades dolorosas que vivimos?

- ¿En qué cosas deberíamos formarnos para servir mejor e iluminar la vida?

- ¿Cuál es nuestra respuesta a los encuentros de formación que se nos proponen en nuestra parroquia y diócesis? ¿Porqué?

 

4. Nos abrimos a la Palabra de Dios

 

Ef. 6, 10– 20

 

- Pablo insiste en que seamos fuertes. ¿En qué consiste la fuerza y la energía del Señor de la que habla Pablo?

- ¿A través de qué acciones o prácticas podemos fortalecer nuestra fe?

 

5. Nos comprometemos

 

- ¿Qué compromiso ( plasmado en acción o gesto, no solamente en palabras), podemos asumir como familia, grupo o comunidad para formarnos como laicos y ser protagonistas activos de una sociedad más fraterna.

 

6. Oración final

 

 

 

7° Día: Opción por los pobres

 

Saber compartir

 

1. Oración inicial

 

2. Motivación: Presentamos una olla vacía. La vamos pasando de mano en mano y pensamos:

 

-¿Qué sería lindo que hubiera en esta olla?

-¿Qué es lo bueno de tener un plato de comida?

 

3. Miramos y nos damos cuenta

 

- A nuestro alrededor: ¿todos nuestros vecinos tienen un plato de comida?

- Cada vez más se multiplica el número de hermanos (esto es niños, jóvenes, adultos, ancianos, sanos y enfermos) que comen en los comedores comunitarios, pero no solamente falta el pan como alimento también es alarmante el número de personas que no tienen sus necesidades básicas satisfechas. ¿Qué necesidades sufren los pobres de nuestro barrio, de nuestra comunidad?

- El simple asistencialismo no es suficiente. ¿Qué se hace necesario entonces?

 

4. Nos abrimos a la Palabra de Dios

 

1 Cor. 13, 1– 13

 

- ¿Qué debe impregnar cada esfuerzo, cada servicio, cada entrega, que hagamos?

- ¿Qué nos permite descubrir el amor?

 

5. Nos comprometemos

 

- ¿Qué compromiso ( plasmado en acción o gesto, no solamente en palabras), podemos asumir como familia, grupo o comunidad para manifestar nuestro amor hacia nuestros hermanos más pobres.?

 

6. Oración final

 

 

 

8° Día: Pastoral vocacional

 

Jesús y los jóvenes

 

1. Oración inicial

 

2. Motivación: Presentamos un plato con diferentes semillas. Pueden ser semillas de naranja, limón, mandarina, sandía, melón, o carozos de durazno o mango. Lo vamos pasando de mano en mano y conversamos:

 

-¿Qué encierra cada una de estas semillas en su interior?

-¿Para qué fueron creadas cada una de ellas?

 

3. Miramos y nos damos cuenta

 

- Para que la vida encerrada en cada una de estas semillas brote, se haga planta y luego fruto, se hace necesario que se entregue a la tierra, se abra, muera a sí misma y mame de la tierra su alimento y acepte y resista el aporte y las pruebas que los otros elementos de la naturaleza le puedan dar.

- Pensemos en nuestros jóvenes: ¿Qué proyectos de vida los acompañamos a encarar?

- ¿Encuentran en los adultos un modelo a imitar, una guía, un compañero de camino?

- ¿De qué manera los jóvenes que conocemos se abren y sirven a la vida?

 

4. Nos abrimos a la Palabra de Dios

 

Mt. 19, 16– 26

- ¿Qué pide Jesús a este joven?

- ¿Qué pide Jesús a cada joven hoy?

 

No todos nuestros jóvenes son ricos, pero sin embargo tienen muchas riquezas. ¿Cuáles son?

 

5. Nos comprometemos

 

I ¿Qué compromiso ( plasmado en acción o gesto, no solamente en palabras), podemos asumir como familia, grupo o comunidad para acompañar a nuestros jóvenes a encontrarle el sentido a la vida?

 

6. Oración final

 

 

 

9° Día: Jesús nos llama a renovar la Comunidad

 

1. Oración inicial

 

2. Motivación: Miramos el árbol de Navidad. Conversamos:

 

-¿Qué representa este árbol?

-¿Qué tiene que ver con el nacimiento de Jesús?

 

3. Miramos y nos damos cuenta

 

- Queremos que el árbol de Navidad represente el árbol de la vida. Una vida nueva para una persona nueva. Una persona en comunicación y diálogo, una persona abierta a la realidad, que se hace cargo y se conmueve, una persona solidaria, que abraza a cada hombre por que lo siente su hermano. Una persona con amor decidida a transformar su familia, su comunidad, su sociedad por un lugar donde se viva la justicia, el respeto, la igualdad, la solidaridad, la fraternidad.

- Mas que adornarlo con coloridas luces, hermosas perlas o moños o globos conviene adornarlo con aquellos valores, aquellas actitudes o propósitos, o acontecimientos que le den sentido más profundo a nuestras vidas.

- ¿Cuáles son esos valores, esas actitudes o propósitos que deben adornar nuestro árbol de Navidad? (Como familia y como comunidad)

 

4. Nos abrimos a la Palabra de Dios

 

Mt. 9, 35-38; 10,1-8

- ¿Qué misión nos confía Jesús?

- ¿Nos interesa la misión de Jesús?

- ¿De qué manera nos jugamos por llevar adelante la Misión de Jesús? (como familia, como grupo, como comunidad, etc.)

 

5. Nos comprometemos

 

- ¿Qué compromiso (plasmado en acción o gesto, no solamente en palabras), podemos asumir como familia, grupo o comunidad para ayudar a renovar la comunidad en la que vivimos?

 

6. Oración final