Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia 5 - El nacimiento de Jesús es una gran noticia para los pobres

 

DÍA QUINTO

El nacimiento de Jesús es una gran noticia para los pobres

 

1. Canto para empezar

 

2. Oración para todos los días

Como en el primer día

 

3. Presentación del tema

Cuando Jesús nació, ese gran acontecimiento fue anunciado en primer lugar a unos pastores. Tenemos que saber que en aquella sociedad del tiempo de Jesús los pastores eran muy despreciados. Se los consideraba a todos ellos como bandidos, tramposos y mentirosos. Tanto, que no podían ser elegidos nunca como autoridad, ni presentarse como testigos en un juicio.

Pues bien, la gran noticia de la historia, que es el nacimiento del Redentor, no se comunicó en primer lugar a las autoridades, ni a los sacerdotes, ni a la gente estudiada, sino a los más despreciados de la sociedad.

El mensaje que se les da a aquellos pastores, representantes de todos los despreciados del mundo, está lleno de alegría y esperanza. En primer lugar se les pide que no tengan miedo. Y enseguida los ángeles les anuncian "una buena noticia, que será motivo de mucha alegría para todo el pueblo: Hoy ha nacido para ustedes un Salvador..." El nacimiento de Jesús tiene que ser motivo de una gran alegría para todo el pueblo. Ha nacido para ustedes, dice el ángel. Para ustedes, los despreciados y marginados de la sociedad... Gran noticia, porque comunica una gran esperanza...

Las señales que dan a los pastores para reconocer a su Salvador son las de la pobreza. Reconocerán a su Salvador justamente en que es pequeño, indefenso y muy pobre: Niño pequeño, envuelto en pañales y recostado en una pesebrera. Jesús no vino al mundo con señales de poder, ni de grandeza humana. Su nacimiento es pobre, entre pobres, y especialmente para los pobres.

La salvación del Niño-Dios viene en primer lugar para los despreciados y marginados de la sociedad. Se comunica desde abajo hacia arriba. El que va a destronar a los poderosos, no se presenta como un poderoso, sino como un indefenso.

Después que desapareció el miedo y se les llenó el corazón de esperanza, los pastores se animaron unos a otros para ir a encontrarse con aquel Niño, al que reconocieron como su Señor.

Y después de encontrar a Jesús, los pastores transmitieron aquella buena noticia a todos los que encontraban.

 

4. Lectura del Evangelio: Lc 2,8-20

En la región había pastores que vivían en el campo y que por la noche se turnaban para cuidar sus rebaños. El ángel del Señor se les apareció y los rodeó de claridad la Gloria del Señor, y fueron presa del temor.

Pero el ángel les dijo: "No teman, porque yo vengo a comunicarles una buena nueva que será motivo de mucha alegría para todo el pueblo. Hoy ha nacido para ustedes en la ciudad de David un Salvador que es Cristo Señor. En esto lo reconocerán: Hallarán a un niño recién nacido, envuelto en pañales y acostado en una pesebrera". De pronto una multitud de seres celestiales aparecieron en torno al ángel, y cantaban a Dios: "Gloria a Dios en lo más alto del cielo, y en la tierra, gracia y paz a los hombres".

Después que los ángeles los dejaron para volver al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: "Vamos, pues, hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos dio a conocer".

Fueron apresuradamente y hallaron a María y José, y vieron al recién nacido acostado en la pesebrera. Entonces contaron lo que los ángeles les habían dicho de este niño y todos se maravillaron de lo que decían los pastores.

María, por su parte, observaba cuidadosamente todos estos acontecimientos y los guardaba en su corazón.

Después los pastores se fueron glorificando y alabando a Dios, porque todo lo que habían visto y oído era tal como se lo habían anunciado.

 

5. Diálogo comunitario

a) Recordar entre todos los detalles de este evangelio de hoy.

b) ¿Por qué sería que la noticia del nacimiento de Jesús se dio en primer lugar a la gente más despreciada?

c) ¿El nacimiento de Jesús es realmente para nosotros motivo de gran alegría? ¿Por qué?

d) ¿Pensamos que la esperanza de un futuro mejor viene de los poderosos o de en medio de los pobres? ¿Por qué?

e) ¿Cómo hacer para que la fe en Jesús nos saque el miedo y nos llene de esperanza?

 

6. Oración comunitaria

- Creemos que el nacimiento de Jesús es motivo de gran alegría para todos nosotros.

- Te damos gracias, Jesús, porque anunciaste tu nacimiento en primer lugar a los más despreciados.

- Te pedimos, Madre María, que nos pongas al lado de tu Hijo.

- Te suplicamos, Jesús, nos ayudes a sacar de nuestros corazones los miedo que tenemos.

- Te rogamos que tu nacimiento nos llene de esperanza y alegría.

- Te glorificamos y te alabamos, Padre Dios, por todo lo que hemos visto y oído sobre el nacimiento del Niño Jesús.

(Se invita a participar en la oración a los asistentes)

- Padre Nuestro, Ave María y Bendito.

 

7. Canto de despedida