Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia 31. EL ESPÍRITU DE CRISTO VIVE EN NOSOTROS

 

31. EL ESPÍRITU DE CRISTO VIVE EN NOSOTROS

 

1. CANTO PARA EMPEZAR

2. PRESENTACION DEL TEMA

Los discípulos recibieron el encargo de continuar la misión de Jesús en bien de los pobres y de toda la humanidad. Pero no tenían ánimo ni fuerzas para cumplirla. Se sentían muy ignorantes, muy pobres y muy cobardes. Después de subir Jesús al cielo ellos vivían juntos, pero encerrados en una casa por miedo a los judíos.

Pero Jesús, que nos conoce bien, ya había previsto esta cobardía. Por eso, antes de morir, prometió no dejarnos huérfanos. Prometió enviar al Espíritu Consolador. El Defensor, que permanecerá siempre con nosotros. El Espíritu de la Verdad.

Y así fue. En el día que llamamos de Pentecostés, cincuenta días des­pués de la Resurrección, Jesús envió su Espíritu sobre los apóstoles. Y aquellos hombres recibieron una luz y una fuerza que les transformó totalmente. Ya no tienen miedo a nadie. Su valor ante los peligros es ahora heroico. Con toda paz predican que Jesús está de nuevo vivo. Y tienen la valentía de vivir realmente como hermanos. Desde aquel día existe la Iglesia.

Algo parecido debería pasar también con nosotros. El Espíritu de Jesús viene a cada uno de nosotros también y a la Iglesia toda, para hacernos se­guir las huellas de Jesús.

El Espíritu nos anima cuando nos hundimos y queremos volver atrás. El pone en nosotros una actitud parecida a la actitud de servicio de Jesús. Desde el bautismo y la confirmación, El vive en nosotros, dándonos luz y fuerzas para que sigamos la obra de Jesús.

El Espíritu de Jesús se manifiesta en la sabiduría de los analfabetos de nuestros campos; en la alegría de los que combaten por la justicia y la paz verdaderas; en la fortaleza de los presos y torturados por defender la causa de los pobres; en la fuerza del campesino cultivando su tierra; en el amor de los que combaten el odio de los opresores; en el gozo del pueblo que conquista poco a poco su dignidad y su libertad.

Necesitamos fortalecer en nosotros la presencia del Espíritu de Jesús. Reflexionemos sobre todo ello.

3. ORACION

Dejemos que el Espíritu rece en nosotros la oración de Jesús: Padre nuestro ...

4. LECTURA DEL EVANGELIO

San Juan, capítulo XIV, versículos 15 al 18 y 25 al 27.

5. DIALOGO COMUNITARIO

Ver:

1. ¿Qué dice Jesús sobre el Espíritu que promete enviar?

2. ¿Para qué dice Jesús que enviará el Espíritu Santo?

3. ¿Cómo se sentían los apóstoles antes de la venida del Espíritu Santo? ¿Qué cambio tuvieron después de recibirlo?

4. Contar como fue la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles. (Ver Hechos 2, 1-4)

5. Contar un caso en el que se vea la fuerza que da a una persona el Espíritu de Jesús.

6. ¿Celebramos en nuestra comunidad la fiesta de Pentecostés?

7. ¿Hay entre nosotros devoción al Espíritu Santo?

8. ¿Hay en nuestra zona carismáticos? ¿Qué dicen? ¿Qué hacen?

Pensar:

1. ¿Qué hace el Espíritu Santo en la Iglesia y en el corazón de los que le reciben?

2. ¿Qué maravillas hizo el Espíritu en la Virgen María?

3. ¿El consuelo que nos da el Espíritu de Jesús es para que nos resignemos ante los males o para levantar el ánimo para que sigamos luchando? ¿Por qué?

4. Según 2 Corintios 1, 3-4, ¿para qué nos envía Dios su consuelo en las penas?

5. ¿Cómo se manifiesta que el Espíritu de Jesús vive en nosotros?

6. ¿Por qué dice San Pablo que donde está el Espíritu del Señor, allí está la libertad? (2 Corintios 3, 17)

7. ¿Qué ayuda nos el Espíritu en la oración? (Ver Romanos 8, 26).

8. ¿Se parecen en algo nuestras Misas del domingo al día de Pentecostés? ¿Por qué?

9. ¿Para qué es el sacramento de la confirmación?

10. ¿Por qué se exige ahora para recibir la confirmación que se haya llegado ya a la juventud y que se esté preparado?

Actuar:

1. ¿Cómo hacer nacer en nosotros una devoción verdadera al Espíritu Santo?

2. ¿En qué queremos que nos ayude el Espíritu de Jesús?

3. ¿Qué hacer para recibir la luz y la fuerza del Espíritu Santo?

4. ¿Qué podemos hacer para que crezca en cada uno de nosotros el hombre nuevo según el Espíritu de Jesús?

5. ¿Cuál debe ser nuestro comportamiento ante los demás para que ellos crean también en la fuerza del Espíritu?

6. ¿Qué podemos hacer para que la Vida Nueva del Espíritu de Jesús crezca en nuestras familias?

7. ¿Cómo acudir al Espíritu de Jesús para que nos enseñe a hacer oración?

8. ¿Cómo podemos animar a los que se encuentran cansados de los trabajos comunales u organizativos?

9. Si en nuestra comunidad hay carismáticos, ¿cómo ayudarles a que no sean fanáticos, ni exagerados en sus manifestaciones externas?

6. CANTO

Buscar un canto referente al Espíritu Santo.

7. DINAMICA

En voz alta consolar dándoles ánimo a hermanos que tengan algún problema concreto conocido por todos.

8. ORACION COMUNITARIA

- Creemos que el Espíritu de Cristo es espíritu de amor y libertad.

- El Espíritu nos da luz y fuerzas para entender y vivir el Evangelio.

- El Espíritu de Cristo vive en nosotros y nos hace formar la Iglesia.

***

- Perdón porque no pedimos en la oración la venida del Espíritu  Santo.

- Perdón porque no hacemos caso a los buenos deseos que nos da el  Espíritu.

***

- Gracias, Jesús, por el ánimo que nos comunica tu Espíritu.

- Bendito seas porque tu Espíritu nos reúne para estudiar la Palabra de Dios.

9. EVALUACION

¿Creemos que hemos dejado actuar al Espíritu en esta reunión?

¿Cuál ha sido la idea más importante?

10. CANTO DE DESPEDIDA