Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia 19. JESÚS NOS ENSEÑA A HABLAR CON DIOS

 

19. JESÚS NOS ENSEÑA A HABLAR CON DIOS

 

1. CANTO PARA EMPEZAR

2. PRESENTACION DEL TEMA

Jesús se retiraba con frecuencia a orar al Padre Dios. Nosotros, en cambio, rezamos poco. Y, muchas veces, cuando rezamos lo hacemos de memoria, sin prestar atención a lo que decimos. Rezamos como loros.

Pero conversar con el Padre Dios, con Jesús, con su Madre o con los santos no es nada difícil. Todos son nuestros amigos. Todos nos miran bien y quieren ayu­darnos. El ser pecador no es ningún problema. Nadie tiene más derecho a hablar con Dios que el pecador.

Dediquemos esta reunión a la oración. Pues necesitamos aprender a conver­sar sencillamente con Dios. Dios se lo merece. Y nosotros lo necesitamos. Ne­cesitamos que nos comunique la fuerza de su Amor. Pues si no, no podremos avanzar hasta el final del camino de la liberación.

Los que luchamos por la justicia necesitamos la oración más que nadie. Algu­nos compañeros cristianos no pudieron seguir adelante porque dejaron de tratar personalmente con Jesús. Por eso se quemaron en el calor de la lu­cha.

La fe en Jesús no puede quedar reducida a una ideología. Ni siquiera a un proyecto social o político. Jesús es una persona viva. Un compañero con el que siempre podemos contar. Y a quien hay que tratar de tú a tú.

Te suplicamos, Jesús, que nos enseñes a orar. Necesitamos aprender a estar contigo. Enséñanos a conversar con sencillez. Enséñanos a escuchar tu volun­tad. Necesitamos recibir tu fuerza, tu alegría, tu paz.

3. ORACION

Comencemos rezando junto con Jesús la oración que El nos enseñó: Padre nues­tro ...

4. LECTURA DEL EVANGELIO

San Mateo, capítulo VI, versículos 5 al 15.

5. DIALOGO COMUNITARIO

Ver:

1. ¿Qué dice Jesús en el Evangelio de hoy?

2. Buscar algunas citas del Evangelio que demuestren la importancia de la oración.

3. ¿Qué cree la gente que es rezar? ¿Qué tienen fe de conseguir?

4. Algunos dicen que no saben rezar porque no saben leer. ¿Qué indica esta idea?

5. ¿A qué santos se reza más en nuestra zona? ¿Ocupa Jesús el primer lugar?

6. Ver cómo reza Jesús. Buscar algún lugar del Evangelio que muestre a Jesús orando.

7. ¿Cómo rezamos cada uno de nosotros?

8. ¿Cómo rezamos en la familia y en la comunidad?

9. ¿Pedimos a Dios en nuestras oraciones que se cumpla su voluntad o sólo queremos que Dios se adapte a nuestros gustos?

10. ¿Cómo se comunica Dios con nosotros?

Pensar:

1. Dice Jesús que cuando rezamos no hagamos como los hipócritas. ¿Qué es lo que está criticando Jesús?

2. ¿Para que Dios nos escuche hace falta que digamos palabras? ¿Cómo de­bemos hacerlo?

3. ¿Qué condición principal pone Jesús para que podamos conseguir lo que pe­dimos? (Ver Juan 14, 12-13)

4. ¿Solamente deben rezar en público los rosarieros y rezadores o debemos rezar comunitariamente todos juntos? Según lo que dice Jesús en Mateo 18, 19-20, ¿qué importancia tiene la oración en común?

5. ¿Podremos ser verdaderamente cristianos si no oramos con frecuencia y con fe? (Ver Mateo 7, 7-11)

6. ¿Por qué Jesús nos enseñó a decir Padre nuestro y no Padre mío?

7. ¿Qué pensamos de los papás que mandan a sus hijos al catecismo pero nunca rezan junto con ellos?

8. ¿Puede la oración hacernos cambiar de vida? ¿Por qué entonces rezamos tanto y cambiamos tan poco?

9. A la luz de la expulsión de los mercaderes del templo (Juan 2, 13-17), ¿pensamos que la fe en Dios pide que nos callemos ante ciertos abusos que se realizan en algunos templos?

10. ¿Cómo nos ayuda el Espíritu Santo en nuestras oraciones? (Ver Romanos 8, 26)

Actuar:

1. Prometer que no pase día sin conversar algo con Jesús, nuestro compañero.

2. Procurar rezar dándonos cuenta siempre de lo que decimos

3. ¿Cuáles son las normas que Jesús da para rezar? ¿Cómo cumplirlas?

4. ¿Es posible orar siempre? ¿Cómo?

5. ¿Cuántas formas de orar puede haber? ¿Podemos orar sin palabras? ¿O prendiendo una vela? ¿O llorando? ¿O celebrando una fiesta? ¿Cómo más?

6. ¿Nos gusta solamente pedir? Pues pidamos cosas importantes. Debemos además alabar a Dios y darle gracias.

7. ¿Cómo rezar juntos en momentos de alegría y de triunfo?

8. ¿Cómo orar juntos cuando se presenta un problema grave?

9. ¿Cómo debe ser nuestra oración para que Cristo sea cada vez más el centro de nuestras vidas?

10. ¿Cómo podemos enseñar a los hijos a hacer oración de una manera sencilla?

6. CANTO

Buscar un canto que sea oración.

7. DINAMICA

Representar la oración del fariseo: el que reza para ser visto y ser escuchado por la gente. Y la oración del publicano: el que reza con humildad, sin buscar que lo vean, queriendo sólo la ayuda de Dios.

8. ORACION COMUNITARIA

Hermano, Jesús asegura que todo lo que pidamos al Padre en su nombre, el Padre lo concede. Hagamos, pues, hoy nuestras peticiones respondiendo to­dos: Padre, te lo pedimos por medio de Jesús.

- Enséñanos a orar.

- Aumenta nuestra fe en la oración.

- Que no seamos egoístas en nuestras oraciones.

- Que al orar estemos libres de todo resentimiento contra los  hermanos.

- Que Jesús sea cada vez más el centro de nuestras vidas.

- Que la fe en Jesús nos lleve a comprometernos por los hermanos.  (Cada uno añade sus peticiones).

9. EVALUACION

¿Qué nos ha gustado de esta reunión?

¿Qué hemos aprendido hoy?

10. CANTO DE DESPEDIDA