Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia 15. JESÚS LIBERA A LOS OPRIMIDOS

 

15. JESÚS LIBERA A LOS OPRIMIDOS

 

1. CANTO PARA EMPEZAR

2. PRESENTACION DEL TEMA

Todos sentimos grandes dificultades para poder vivir como hermanos. Ne­cesitamos que alguien nos ayude a liberarnos de nuestro propio egoísmo y de las opresiones que vienen de fuera. Por eso hoy reflexionaremos sobre Jesu­cristo Libertador. Es a El a quien necesitamos.

Como escucharemos en seguida en el Evangelio, Jesús se presentó ante su pueblo como el Libertador prometido por los profetas. El no vino al mundo a salvar sólo almas, sino a las personas completas. Libera de los pecadores de toda clase de sufrimientos. La misión de Cristo es liberarnos de todos los males y esclavitudes. Y esto lo realiza destruyendo la raíz misma de los males: el egoísmo humano, el pecado.

Jesús no quiere que nadie viva explotado. Ni esclavizado a nada, ni a na­die. El quiere que llegue a nuestro corazón la feliz noticia de que es posible nuestra liberación. Quiere que aprendamos a romper nuestras cadenas. Que abramos los ojos para ver nuestra realidad y nuestras posibilidades: ya no más ceguera. Jesús quiere sacarnos de todo los que huele a calabozo y a pri­sión. No nos quiere esclavos.

Cristo nos quiere libres. Libres para servir. Libres para poder siempre ayu­darnos los unos a los otros. Libres para poder vivir como hermanos.

Pero no habrá liberación sin lucha. El precio de la libertad es esfuerzo y su­frimiento. Ese fue el precio que pagó Jesús. Y ese es también el precio nuestro.

El primer paso a dar es liberarnos de la esclavitud de la desunión. El hom­bre es liberador cuando trabaja unido.

Reflexionemos, pues, este día sobre nuestras esclavitudes y la lucha por la liberación a la que nos lleva la fe en Jesucristo. Caminemos por Cristo y en Cristo hacia nuestra liberación.

3. ORACION

Tomemos fuerzas para este camino rezando la oración que enseñó el propio Jesús: Padre nuestro ...

4. LECTURA DEL EVANGELIO

San Lucas, capítulo IV, versículos 16 al 24.

5. DIALOGO COMUNITARIO

Ver:

1. ¿En que consiste esa Buena Noticia que dice Cristo que trae a los pobres?

2. ¿Qué querrá afirmar Jesús al decir que viene a dar luz a los ciegos y liber­tad a los oprimidos?

3. ¿Somos los campesinos verdaderamente libres? ¿Libres para qué?

4. ¿Cuáles son las esclavitudes principales que sufrimos? ¿En qué nos senti­mos encadenados u oprimidos?

5. ¿Cómo actuamos frente a estas esclavitudes?

6. Contar un hecho en le que se vea que una persona conocida tiene libertad interior para entregarse al servicio de los demás.

7. Contar un caso en el que se vea que alguna institución impide la libertad de las personas.

8. ¿Tenemos la libertad suficiente para denunciar entre todos las injusticias que sufrimos?

9. ¿Qué hace la Iglesia en nuestra zona en apoyo de la liberación de los oprimidos?

Pensar:

1. ¿Ahora entre nosotros quiénes son los cautivos, los ciegos, los oprimidos?

2. ¿Quién es el único que podrá liberarnos totalmente? ¿Por qué?

3. ¿De qué manera nos libera Cristo?

4. ¿Escogió Jesús liberar a su pueblo convirtiéndose en escriba, fariseo o no­table del pueblo, o prefirió liberarnos permaneciendo siempre en la base con los pobres? ¿Por qué?

5. ¿Nos ayuda la Palabra de Dios a luchar por la liberación? ¿Cómo?

6. ¿Qué entendemos por liberación de la mujer?

7. ¿Cuáles son los principales enemigos que impiden nuestra liberación total?

8 ¿Por qué algunos campesinos prefieren vivir esclavizados a un patrón?

9. ¿Podemos poner nuestra esperanza de liberación en los poderosos? ¿Por qué?

10. A la luz de Gálatas 5, 16-26 ¿creemos que para lograr libertad interior y poder luchar por la justicia necesitamos dominar las `obras de la carne`?

11. Según Romanos 8, 31-39, ¿por qué la fe en Cristo da una gran libertad in­terior para comprometerse por los demás, sin tener miedo a nadie?

12. A la luz de Romanos 8, 19-21 reflexionar sobre cómo la creación entera espera la liberación en Cristo.

Actuar:

1. ¿Qué actitud quiere Dios que tomemos frente a nuestras esclavitudes? ¿Resignación? ¿Amargura? ¿Odio? ¿Acción?

2. ¿Cristo hace la liberación desde el cielo o necesita hombres de carne y hueso para que la hagan? ¿Nos ofrecemos nosotros para esa tarea?

3. ¿Qué hacer cada uno de nosotros para combatir el defecto que más nos im­pide ser libres para servir?

4. Para poder seguir a Cristo Liberador, ¿será necesario que colaboremos en la organización del campesinado? ¿Cómo?

5. ¿Qué creen que nos puede pasar si imitamos a Cristo Liberador? ¿A qué debemos estar dispuestos?

6. ¿Qué pensamos que debe hacer la Iglesia para comprometerse en la libe­ración de los pobres, a imitación de Jesucristo?

7. ¿Cómo debiera ser una sociedad libre, en la que reine la justicia y el amor de hermanos?

6. CANTO

Cantar alguna canción sobre la libertad. O el himno nacional.

7. DINAMICA

Representar algunas de las esclavitudes del campesinado e imaginarse cómo liberarse de ellas

8. ORACION COMUNITARIA

- Creemos que Cristo nos abre los ojos y nos hace caminar hacia la  libera­ción.

- Creemos que todos los cristianos debemos ser libres y liberadores.

- Creemos que no habrá liberación sin organización.

***

- Perdón por olvidar con frecuencia que Cristo es nuestro Liberador.

- Perdón por creer que puede haber liberación sin conversión interior.

- Perdón por no colaborar con las organizaciones que luchan por la  libera­ción.

***

- Gracias, Jesús, por el ejemplo de liberación que nos diste.

- Gracias porque nos liberas de nuestros egoísmos y divisiones.

- Gracias porque nos haces libres y nos enseñas a servir.

9. EVALUACION

¿Qué marchó bien en esta reunión? ¿Qué no marchó bien? ¿Por qué?

¿Cuál ha sido la idea más importante?

10. CANTO DE DESPEDIDA