Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia 12.  A JESÚS LE GUSTA LA FIESTA

 

12.  A JESÚS LE GUSTA LA FIESTA

 

1. CANTO PARA EMPEZAR

2. PRESENTACION DEL TEMA

Nuestro Dios no es un Dios triste. Jesús no ha venido para amargarnos la vida. Todo lo contrario. El busca nuestra alegría, nuestra felicidad.

A los campesinos nos gustan las fiestas familiares: bautizos, casamientos, cosechas, trabajos comunales. Y, por supuesto, las fiestas patronales. A Jesús también le gustaban las fiestas. Ya desde pequeño acompañaba a sus padres a la fiesta de la Pascua en Jerusalén. Hizo su primer milagro con el fin de alegrar un casamiento. Celebró una gran fiesta cuando Zaqueo se convirtió.

Jesús vivía las alegrías de su pueblo. Todo lo popular le llega al corazón. Se siente contento entre la gente sencilla. Vibra con todo lo positivo de la reli­giosidad de su pueblo.

Podemos pensar cómo Jesús rezaba en el templo junto a los pobres, conversaba con ellos, peregrinaba con ellos, ayudándoles siempre a crecer en su fe en Dios.

 Pero Jesús nunca fue fanático. El amor al pueblo no le cegaba para ver sus defectos. Por eso ayudaba a la gente para que viera los defectos de sus fies­tas y pudiera corregirlos.

A Jesús no le gustaba, por ejemplo, que la gente en una fiesta se contentara sólo con asistir a una ceremonia. Y habla muy mal de los que se aprovechan de las fiestas para engañar a los pobres sacándoles plata. Dice que no basta con rezar y cumplir algunas prácticas religiosas: hay que dar el primer lu­gar a la justicia, la misericordia y la fe. A Dios se le encuentra ante todo en el prójimo, y no tanto en los ritos, las imágenes y las procesiones.

Reflexionemos, pues, a la luz de Cristo, sobre lo bueno y lo malo de nuestras fiestas.

3. ORACION

Recemos con alegría la oración del Padre nuestro.

4. LECTURA DEL EVANGELIO

San Juan, capítulo II, versículos 1 al 11.

5. DIALOGO COMUNITARIO

Ver:

1. Hacer un resumen sobre la lectura del Evangelio.

2. ¿Qué fiestas familiares se celebran en nuestra zona?

3. ¿Cómo se celebran nuestras fiestas patronales?

4. ¿Cómo se suelen pagar los gastos de las fiestas?

5. ¿Con qué interés fomentan los comerciantes las fiestas?

6. ¿Qué busca el campesino al hacer pasar una fiesta a un santo?

7. ¿Conocemos a gente que se aprovecha de una imagen para sacar plata en su provecho personal?

8. ¿Qué otros abusos se cometen con las imágenes?

Pensar:

1. ¿Es bueno que un pueblo organice sus fiestas? ¿Por qué?

2. ¿Qué cosas de las fiestas favorecen a la comunidad y qué cosas sólo favo­recen a algunos a costa de los demás?

3. A veces se dice: el santo nos obliga a hacer todos estos gastos en la fiesta; si no, ya no hace milagros y nos castiga. ¿Qué pensamos de esta creencia?

4. ¿Puede quedar honrado el santo de la fiesta si terminamos con peleas y demandas?

5. ¿Puede estar contento Dios al vernos quemar la plata y emborracharnos? ¿Por qué?

6. ¿Qué pensamos de los velorios con mucho trago y de los rezadores a los que casi no se les entiende lo que dicen?

7. ¿En qué cosas se puede alegrar Jesús con nosotros en nuestras fiestas? ¿Qué será lo que más le gusta a El?

8. ¿Cuáles son las promesas que más le agradan a Dios?

9. A la luz de lo que dice el profeta Amós (5, 14-24), ¿qué piensa Dios de las fiestas en las que hay injusticias?

10. ¿Qué luz nos da para celebrar nuestras fiestas populares lo que dice Jesús de que no está hecho el hombre para las fiestas, sino las fiestas para el hombre? (Ver Marcos 2, 23-28)

Actuar:

1. ¿Cómo evitaremos en nuestras fiestas todo lo que lleva a engaños y divisiones?

2. ¿Pensamos que en vez de hacer tantos gastos se podrían organizar las fies­tas de otra manera?

3. ¿En vez de pagar una banda de música traída de fuera, podríamos organi­zar un concurso de bandas típicas nuestras y danzas populares? ¿Cómo?

4. ¿Sería más divertido y provechoso que en vez de castillos de cohetes or­ganicemos un teatro popular? ¿Cómo se haría?

5. ¿Cómo hacer para que vaya a la fiesta la familia entera y no sólo el papá?

6. ¿Cómo lograremos crear un ambiente fiestero de verdadera alegría y unidad?

7. La próxima inauguración de algún adelanto, celebrarlo de la forma más comunitaria posible, sin dar preferencia a las autoridades, sino comiendo y bailando todos juntos por igual.

8. ¿Podríamos celebrar en alguna festividad de la Virgen la fiesta de la mujer? ¿Cómo la organizaríamos?

9. ¿Qué hacer para que las fiestas religiosas populares sean también fiestas liberadoras?

10. ¿Cómo organizar un nuevo tipo de fiestas cuando triunfamos en nuestras luchas por la justicia? Pensar en algún caso concreto.

6. CANTO

Cantar alguna canción típica en las fiestas en nuestra zona.

7. DINAMICA

Un grupo representará a los vendedores de las fiestas, otro grupo a los que rezan, otro a los que venden velas, otro se dedica a robar, uno representa al sacerdote predicando, y así diversos grupos, todos actuando al mismo tiempo, sin importarle a unos lo que hacen los otros.

8. ORACION COMUNITARIA

- Creemos que a Jesús le gustan las fiestas populares.

- Creemos que podemos organizar nuestras fiestas a nuestro gusto.

- Creemos en las fiestas de liberación.

***

- Perdón, Señor, por la falta de hermandad en las fiestas.

- Perdón porque en las fiestas nos contentamos con rezar y tomar.

- Perdón por dejarnos engañar y robar en las fiestas.

***

- Gracias, Jesús, por estar presente en nuestras fiestas.

- Gracias por la amistad que se manifiesta en las fiestas.

- Gracias por la alegría de nuestros triunfos liberadores.

9. EVALUACION

¿Qué estuvo bien y qué estuvo mal? ¿Qué cosas aprendimos hoy?

10. CANTO DE DESPEDIDA