Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia 5 . JESÚS ES HIJO DE UNA FAMILIA

 

5 . JESÚS ES HIJO DE UNA FAMILIA

 

1. CANTO PARA EMPEZAR

2. PRESENTACION DEL TEMA

Jesús tuvo una familia. Bien conocemos a su madre María, y a José, su padre le­gal. Es familia pobre y sencilla, parecida a la nuestra.

Sus padres enseñaron a Jesús a ser unido, solidario y comprometido con sus her­manos. Le enseñaron con el ejemplo a tener una actitud permanente de servicio a los demás.

 Ellos entendieron muy bien que la familia es la primera responsable de la edu­cación de los hijos. Nosotros también tenemos que sentirnos responsables de educar a los hijos en el corazón enseñándoles a amar a los demás. Educarlos en la inteligen­cia, dialogando con ellos y acostumbrándolos a pensar por sí mismos. Educarlos en el trabajo con espíritu de servicio. En la fe cristiana. No hay responsabilidad más grande en la vida de unos padres de familia.

Dios ayuda a cumplir esta responsabilidad. Lo mismo que en el caso de Jesús, Dios Padre ayuda a que nuestros hijos crezcan en sabiduría, en estatura y en gracia. Ser padres de familia es aceptar la responsabilidad de colaborar con Dios en que los hijos nazcan, crezcan y lleguen a la madurez.

Tenemos que aprender a cultivar las habilidades de cada uno de los hijos, de modo que les ayudemos a crecer y a madurar. Para ello hay que tener en cuenta los gustos y las ideas de cada uno. Hay que enseñarles a caminar por sí mismos. No nos empeñemos a mantener a los hijos sujetos siempre a nosotros. Aprendamos de María y José que supieron respetar siempre las decisiones de su Hijo, aun cuando no le enten­dieron.

Que el propio Jesús nos ayude a papás y mamás a ser unidos en esta tarea tan importante de educar a unos hijos que han de ser el día de mañana hombres y mujeres libres y responsables, cristianos de veras.

3. ORACION

Comencemos rezando la oración que nos enseñó el mismo Jesús: Padre nuestro...

4. LECTURA DEL EVANGELIO

San Lucas, capítulo II, versículo 39 al 52.

5. DIALOGO COMUNITARIO

Ver:

1. ¿Cómo pensamos que sería la vida en familia de José, María y Jesús?

2. ¿Cómo imaginamos que educarían José y María a su Hijo?

3. Según el Evangelio anterior, ¿cuál es el problema que tuvieron José y María con su Hijo? ¿Por qué se portó Jesús así? ¿Qué hicieron los tres para resolver esta situación?

4. ¿Qué entendemos por educar a los hijos? Poner algunos ejemplos.

5. ¿Sabemos enseñar a los hijos a amar la tierra cultivándola bien?

6. ¿Nos gusta a los hombres estar en nuestro hogar o tratamos de alejarnos de él siempre que podemos?

7. ¿Es cierto que algunas familias hacen daño a sus hijos? ¿En qué les dañan? ¿Cómo?

8. ¿Cómo queda la familia cuando el papá sale de la casa para ir a trabajar a otro sitio? ¿Qué problemas trae esto? Contar las señoras algunos casos que nos hayan pasado en ausencia del marido.

9. ¿Cómo viven en nuestra zona los ancianos? ¿Están bien atendidos por sus hi­jos? Contar algún caso conocido.

Pensar:

1. ¿Por qué decimos que José y María respetaron siempre las decisiones de su Hijo?

2. Según lo que dice Lucas 2, 5, Jesús obedecía a sus padres. ¿Controlamos noso­tros a los hijos o dejamos que hagan lo que ellos quieran? ¿Qué diferencia hay entre respetar y dejarles siempre libres?

3. ¿Por qué a veces los papás somos tan duros en el trato que damos a los hijos? ¿Eso está bien? ¿Cómo debe ser?

4. ¿Por qué educan mal a sus hijos algunos matrimonios?

5. ¿Por qué algunos no mandan a sus hijos a la escuela? ¿O no se preocupan del aprovechamiento de los hijos en la escuela? ¿Cómo debe ser?

6. ¿Pensamos que el buen marido debe ayudar a su mujer en el cuidado de los hijos y en los quehaceres de la casa? ¿Por qué?

7. ¿Come nuestra familia toda junta y por igual o tiene preferencia el padre y los varones? ¿Por qué será así?

8. ¿Qué le pasa a la familia cuando el hombre se emborracha muy seguido?

Actuar:

1. ¿Cómo podemos resolver los problemas que están impidiendo la paz en nues­tras familias?

2. ¿Sabemos reprender a los hijos con cariño cuando obran mal y alabarles cuando cumplen sus obligaciones? ¿Cómo podemos hacerlo?

3. ¿Nos esforzamos por comprender en todo momento a los hijos y conversar frecuentemente con ellos?

4. Proponer hacer cada uno una reunión con su familia, en la que los hijos pue­dan dar su opinión sobre la marcha de la casa.

5. ¿Cómo podemos ayudar a los hijos para que se preparen al matrimonio?

6. ¿Cómo podríamos hacer los papás para que los hijos no tengan que ir a tra­bajar a la ciudad?

7. ¿Cómo corregir esas borracheras que tanto hacen sufrir a la familia?

8. ¿En qué cosas pueden ayudar los hijos a los papás?

6. CANTO

Cantemos algo sobre la vida en familia.

7. DINAMICA

Hacer un sociodrama en el que se vea el trato que dan los padres a los hijos o los hijos a los padres.

8. ORACION COMUNITARIA

- Creemos que Jesús, José y María están presentes en nuestras familias.

- Creemos que, aunque pobres podemos educar bien a los hijos.

- Creemos que la familia unida debe comprometerse a favor de la  justicia.

***

- Perdón por las veces que hemos reprendido a los hijos con gritos y  golpes.

- Perdón por lo sucios que tenemos a veces a los niños pequeños.

- Perdón cuando los hijos enferman y mueren por nuestro descuido.

***

- Gracias por el amor que se tienen muchos matrimonios campesinos.

- Gracias por la comprensión entre padres e hijos.

- Gracias por los juegos y las risas de los hijos.

9. EVALUACION

¿Cómo estuvo la reunión? ¿Se dijo todo lo que había que decir?

¿Qué es lo que hemos aprendido de este tema?

10. CANTO DE DESPEDIDA