Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia Autores de la Biblia

Autores de la Biblia
Dios es el autor fundamental de la Biblia pero fue tarea de hombres inspirados por el Espíritu Santo ponerla por por escrito.


Composición
de la Biblia

Los libros bíblicos fueron compuestos en términos generales de la siguiente manera: los acontecimientos que el Pueblo de Dios iba viviendo, eran transmitidos de viva voz por el mismo pueblo, se iban interpretando a la luz de la fe, algunas veces se iban poniendo por escrito, hasta que llegaba el momento en que alguien, recopilando todo el material existente, es decir, las tradiciones orales y los pequeños escritos,
redactaba finalmente uno o varios libros bíblicos.

En esta tarea redaccional intervinieron fundamentalmente Dios que inspiraba la Escritura y los autores humanos que con la inspiración divina iban escribiendo lo que Dios quería que quedara consignado en los libros sagrados. Esto es lo que recibe el nombre Inspiración y hace que la Biblia sea a la vez Palabra de Dios y palabra humana. Sin embargo trataremos el tema de la Inspiración más profundamente en otro apartado.


El libro que contiene
la Verdad

Lo importante es entender que las Sagradas Escrituras por ser Palabra de Dios contienen la verdad en orden de nuestra salvación. Sin embargo en la Biblia puede haber imprecisiones geográficas o históricas, pues no es un libro científico ni tampoco es un libro hecho con los criterios modernos para escribir historia.

Lo fundamental es que la Biblia es un libro religioso y que está dirigido principalemente a revelarnos lo que Dios ha dispuesto para nuestra salvación.

Los libros que integran la Biblia se fueron escribiendo poco a poco. Sus autores no quisieron hacer unos libros científicos sobre el origen del mundo o sobre la historia de Israel. Tampoco pretendieron escribir una biografía de Jesús. Ellos no intentaron darnos unas grabaciones de lo que había dicho Moisés, los demás profetas, o el mismo Jesús. Tampoco se preocuparon por darnos unos vídeos sobre la salida de Egitpto, la conquista de la tierra o la vida de Jesucristo. Lo que sus autores querían era transmitirnos, con mirada de fe, el sentido y la importancia viva y actual de lo que Dios había hecho en favor de su pueblo y del mensaje que había proclamado por sus profetas y el mismo Jesús.

En la Biblia descubrimos la proclamación de Fe que los autores de la Biblia quisieron transmitirnos y con ella algunas de las acciones y palabras de Dios y de su Hijo Jesucristo para que nosotros también creamos y vivamos de ellas.

 

Los autores humanos
inspirados por el Espíritu Santo

Son muchos los autores humanos, inspirados por el Espíritu Santo, que han intervenido en la composición de estos libros. A veces un mismo libro es fruto de varios autores. De alguna forma todos se sentían con una responsabilidad de comentar o añadir algo, de hacer viva y actual la palabra que se había escrito antes. En ocasiones, aparece el nombre de quien lo compuso. Otras veces la tradición los ha atribuido a un personaje importante. Muchas veces no sabes el nombre de quien compuso un determinado libro. Conozcamos o no los nombres de sus autores humanos, lo importante es que en esos libros reconocemos
la voz de Dios.

 

Autores anónimos,
atribuídos, seudónimos y autores ciertos

Es importante recordar que durante la época de la formación de la Sagrada Escritura no había un concepto individualista de autor, sino que la composición de un libro tenía un marcado sentido y dimensión comunitaria y social. De ahí que encontramos muchos autores anónimos la atribución genérica yseudónimos.

Muchos de los libros, sobre todo del Antiguo Testamento no tienen un autor conocido, ni siquiera atribuido.
En otros casos se atribuye a algún personaje la paternidad literaria
estricta, por ejemplo a Moisés el Pentateuco o al Rey David muchos de los Salmos, a Salomón se le menciona como autor de Qohelet y el Cantar de los Cantares. En ninguno de estos casos se piensa que dichos personajes fueran los autores directos de los libros. En ocasiones se utiliza la idea de un seudónimo atribuyéndose un libro a un autor famoso o a un personaje importnate de la misma Bliblia. Esto es común en esa época, no se trataba de engañar al lector, sino de realizar el libro y su vínculo con el personaje al que se le atribuía la autoría. De hecho digamos que por ejemplo los libros Proverbios, Qohelet y Cantar de los Cantares son libros de Salomón y no libros por Salomón.

Sin embargo también nos encontramos con libros cuyo autor literario, su autor directo está claramente indicado. Los dos ejemplos evidentes son el Evangelio según san Juan (donde él mismo se cita como autor) o las Epístolas de San Pablo, que son firmadas por él mismo.


Autores del Antiguo
Testamento

De acuerdo a las distintas épocas de su redacción, el Antiguo Testamento tiene tres grupos de autores: Yavistas-Eloístas, Proféticos y De la Cautividad.

 

El primer grupo está formado por los autores más antiguos, denominados Yavistas y Eloistas. Esta denominación responde al hecho que los Yavistas llaman a Dios con el nombre de Yahvé, mientras que los Eloístas lo llaman
con el nombre de Elohim o El. Yahvé es el nombre que Dios dio a sí
mismo, al revelarse a Moisés sobre el Monte Sinaí y significa
Yo Soy el que Soy. Yahvé es el nombre que define al Dios de Israel. Elohim es el nombre general que se da a Dios, significando también Divinidad, Fuerza, Potencia. A los Yavistas y Elohistas corresponde la composición de los primeros libros de la Biblia.

El segundo grupo
es el relacionado con lo profetas. Los autores de este grupo además d
ela composición de libros proféticos y de algunos libros históricos,
revisan y funden la literatura religiosa anterior, particularmente el libro
del Deuteronomio.

El tercer grupo está constituido por los escritores sagrados que florecen después de la cautividad de Babilonia. Son sacerdotes y escriben los libros de la Biblia que narran la historia de esos tiempos.


Autores del Nuevo
Testamento

Los autores de los libros del Nuevo Testamento son conocidos:


Los autores de los cuatro Evangelios son, respectivamente: san Mateo, san Lucas, San Marcos y San Juan.

San Lucas es también el autor de los Hechos de los Apóstoles.

El Apóstol san Pablo es el autor de las Cartas (Epístolas) que llevan su nombre.

Los autores de las Cartas Católicas son: Santiago, San Pedro, san Juan y san Judas.

El autor del Apocalipsis es san Juan.

Resumen

El autor originario de la Biblia es Dios quien inspiró a los hombres que escribieron de manera material los libros que integran las Sagradas Escrituras. Algunos libros son anónimos, otros se atribuyen a algún personaje y también hay autores de quienes tenemos certeza de ser los autores.

Cortesía de www.encuentra.com para la
BIBLIOTECA CATÓLICA DIGITAL