Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia PENTECOSTES PARA NINOS

FUENTE: INFANCIA MISIONERA

PENTECOSTÉS PARA NIÑOS

Pentecostés

Jesús nos invita a recibir al Espíritu Santo

Comprender que el amor de Dios no tiene límites, nos envió al Espíritu Santo para que sea nuestra fuerza y ayuda constante.
 
Colocar en la cartelera el siguiente dibujo:

Queridos niños: Jesús nos regala su paz que produce siempre alegría y nos promete su ayuda con la presencia del Espíritu Santo. Verdaderamente, el amor de Jesús no tiene comparación.

  • 2- Oración

Vamos a repetir todos, dos estrofas de un Himno muy antiguo de la Iglesia:

Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo, Padre amoroso del pobre, don, en tus dones espléndido, luz que penetra las almas, fuente del mayor consuelo. Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos; por tu bondad y tu gracia dale al esfuerzo su mérito, salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén.

- Vamos a comentar un poco cómo se han llevado a cabo nuestros compromisos de la semana anterior. 

- ¿Cómo nos hemos sentido? 

- ¿Hemos notado la presencia de Jesús que nos ayuda a hablar de él a otras personas?

A cada niño se le entrega una hoja de papel en la que está dibujada una llama. Dentro de la llama, en un cuadrito, está escrito uno de los dones del Espíritu Santo: SABIDURÍA, ENTENDIMIENTO, CONSEJO, CIENCIA, PIEDAD, TEMOR DE DIOS, FORTALEZA. Cada niño pintará su llama dejando en blanco el cuadrito con el don escrito y la recorta. (Los niños irán entregando su trabajo al catequista a medida que lo vayan terminando.

  • 5- VAMOS A ESCUCHAR A JESÚS 

Se invita a los niños a escuchar el mensaje de la Palabra de Dios en Juan 20, 19-23

Al anochecer del día de la resurrección, estando cerradas las puertas de la casa donde se hallaban los discípulos, por miedo a los judíos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: "La paz esté con ustedes". Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Cuando los discípulos vieron al Señor, se llenaron de alegría. De nuevo les dijo Jesús: "La paz esté con ustedes. Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo". Después de decir esto, sopló sobre ellos y les dijo: "Reciban al Espíritu Santo. A los que les perdonen los pecados, les quedarán perdonados; y a los que no se los perdonen, les quedarán sin perdonar". 

 

  • 6- Diálogo con el catequista:

 - ¿Cuál es el saludo de Jesús resucitado? 

- Jesús, después de saludar, ¿ a quién, dice que recibamos ? 

- ¿Qué hace el Espíritu Santo en la Iglesia?

  • 7- REFLEXIÓN DEL CATEQUISTA

 Jesús dice a los discípulos que reciban al Espíritu Santo, después de saludarlos deseándoles la paz. El Espíritu Santo es una nueva presencia de Jesús en medio de su Iglesia, en medio de nosotros. El es quien nos da ánimos y fortaleza ante las dificultades, ante las tentaciones. El nos ayuda a buscar a Dios como lo más importante en nuestras vidas. El nos une en comunidad haciéndonos superar las enemistades, las envidias, las categorías entre unos y otros. El nos ilumina para entender la Palabra de Dios y comprender el por qué de los acontecimientos en nuestra vida y en la de los demás. El nos da sus dones y nos regala sus frutos: paz, alegría, amor, paciencia, bondad, comprensión, castidad, fidelidad, mansedumbre...

  • 8- CELEBRACIÓN: 

Colocados de pie y formando un círculo, el catequista explica que el Espíritu Santo nos enseña también, a compartir y que, por eso, entregará a cada niño una llama que no es la "suya", la que el pintó. Nos daremos cuenta que hemos recibido un don, el don que el Espíritu ha querido. Teniendo cada uno en sus manos la llama pintada se darán las gracias por el don recibido.

  • 9- Compromiso:

- Colocar "mi llama" en mi habitación, en un lugar visible.

- Recordar cada noche el dar las gracias al Espíritu Santo por todo su amor.

- Hacer alguna tarjeta o algunas tarjetas en que se diga, (por ejemplo: El Espíritu Santo te ayuda) para dársela a algún compañero que está triste o a otra persona a quien creemos le puede hacer bien nuestro mensaje.