Mercaba, diócesis de Cartagena-Murcia COMO HALLAR LA PAZ INTERIOR

CÓMO HALLAR LA PAZ INTERIOR
 

Una de las cosas que la gente necesita y desea es la Paz Interior. Esta necesidad es tan fuerte, que hace que la gente trate las cosas más extrañas para obtenerla. La gente prueba las drogas, el alcohol, la fornicación, el adulterio, la homosexualidad, la educación, los negocios, la política, la compra de cosas y muchas otras actividades para encontrar la paz interna. Cuando ninguna de estas cosas produce la Paz buscada, frecuentemente recurren al suicidio. Puede que usted haya tratado alguna de estas fuentes para hallar la Paz sin éxito. Si usted ha fallado en sus esfuerzos para encontrar la Paz, y si el suicido ha cruzado por su mente, quédese conmigo, Hay un camino mucho mejor.
 

La falta de Paz viene de una o más de estas 3 condiciones básicas: miedo, culpa y el sentimiento de no sentirse amado. Ninguna de estas tres pueden curarse con las cosas que tenemos, o podemos tener en esta vida, ya que están basadas en nuestra relación con Dios, lo cual incluye nuestra fe en Él.
 

Desalentarnos por fallar en encontrar la paz interior es muy común. De hecho, el más sabio y poderoso de todos los hombres, el rey llamado Salomón tuvo la misma experiencia que tu, o la de alguien a quien tu amas, y que quizá la esté teniendo ahora. Él nos dijo lo siguiente:

"Yo dije en mi corazón, ven ahora te probaré con…. Alegría, .. Risa.. Regocijo.. Vino… Sabiduría… Engrandecí mis obras.. Casas.. Viñas… Jardines… Huertos.. Arboles de frutas.. Estanques.. Siervos.. Rebaños.. Manadas.. Plata y oro.. Cantores y cantoras.. Instrumentos musicales.. Y fui engrandecido y aumentado más que todos los que fueron antes de mí en Jerusalén… No negué a mis ojos ninguna cosa que desearan, ni aparté mi corazón de placer alguno.. Miré yo luego todas las obras que habían hecho mis manos, y el trabajo que tomé para hacerlas y he aquí todo era vanidad y aflicción de espíritu, y sin provecho debajo del sol… Aborrecí, por tanto, la vida, porque la obra se hace debajo del sol me era fastidiosa; por cuanto todo es vanidad y aflicción de espíritu....

Después de escribir para nuestro beneficio y decirnos que debajo del sol no hay tales cosas que nos den la Paz, Salomón cierra el libro con un consejo: "Acuérdate de tu creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos y lleguen los años en los cuales digas no tengo en ellos contentamiento"…

Nuestra relación con Dios es la fuente para ambas; el problema y la solución. Se nos ha dicho en la Escritura que todos hemos sido apartados de Dios a causa del pecado de Adán. Nacimos con naturaleza pecaminosa la cual es antagónica para con Dios y debemos tener un cambio en el corazón para tener la Paz Interior.

Para obtener la Paz, debes reconciliarte con Dios. Tu debes aceptar a Jesucristo como tu Salvador Personal. El Dijo "Venid a mi todos los que estéis trabajados y cargados que yo os haré descansar, llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí que soy manso y humilde de corazón y hallaréis descanso para vuestras almas"
"Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación." Cuando tu crees con tu corazón que Jesucristo murió por tus pecados, y tu le pides que sea tu Salvador y Señor, tu entonces estarás en paz con Dios - esta es la fuente de la Paz. Tu puedes entonces tener derecho a las promesas que se encuentran en las Escrituras para ti.

Temor, es el producto de la incertidumbre. Cuando no sabemos que puede pasar y no conocemos al único que tiene el control, o no sentimos al único que tiene el control como nuestro mayor interés en nuestro corazón, comenzamos a estar llenos de temor. Aquí está la solución:
 

Filipenses 4:6-7 "Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego con acción de gracias, y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús."

La fórmula de Dios para la paz interior (pero recuerda que solo funciona una vez que tu has aceptado a Jesucristo como tu Salvador personal) es:
 

1. No estés afanoso (preocupado) por nada. (Tu solo puedes hacer esto si realmente crees en Dios - una fe verdadera)

2
. Da gracias por todo. (Todo, no solo por las cosas que tu quieres, o por aquellas que piensas te darán felicidad - Todo.)

3.
Dile a Dios en oración lo que tu necesitas o lo que tu quieres. (Si tu le pides de acuerdo a su voluntad tú lo recibirás, Si no es así, tu sabrás que su voluntad es mejor.

4. Tu tendrás es paz que guardará tu corazón y tu espíritu. (Esta es la paz que sobrepasa todo entendimiento. Aquellos alrededor de ti que no tienen esta paz no lo van a entender. Tu mismo quizá no la puedas entender).

Isaías 26:3 "Tu guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera porque en ti ha confiado". Nota: la base sobre la cual tu puedes tener la paz perfecta es en la confianza en Él (Dios). Sin confianza (fe) - no hay Paz.

1ª de Pedro 5:7 "Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros. Podemos poner toda nuestra ansiedad sabiendo que Él cuida de nosotros". Quien puede estar más seguro que aquel que tiene al Creador y Redentor de la humanidad viendo por él.
 

Nadie necesitaría un siquiatra porque ellos tendrían mucha paz interior. Los pensamientos clave son: (a) verdaderamente aceptarlo todo, y (b) verdaderamente dar gracias por todo. "Cómo" te podrás preguntar, "puedo yo dar gracias por todo?". La respuesta es: Las situaciones difíciles, son oportunidades para demostrar lo que Dios ha hecho por ti, y para demostrar la fuerza que Él da, la cual sobrepasa todo entendimiento. Recuerda, Dios nunca prometió a sus santos de ahora que Él cambiaría las circunstancias. Él ha prometido caminos de escape. 1ª de Corintios 10:13 "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana, pero fiel es Dios que no os dejará ser tentados más de lo que podáis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida para que podáis soportar."

La culpa, nos aparta de sentimiento de amor y de protección de Dios en nuestra vida. Como ya lo he puntualizado todos nacimos perdidos, pecadores perdidos. Cuando aceptamos a Jesús como nuestro Salvador, él pone nuestros pecados tan lejos como esta el este del oeste, para no ser recordados en contra nuestra jamás. También se nos dijo que El cargo nuestros pecados en su propio cuerpo sobre el madero.

Todo esto es necesario para sentirnos perdonados y nunca mas culpables, es para tener fe en Dios y en su Palabra. Fuimos lavados, santificados y justificados, somos libres, realmente libres.

Jesucristo debe ser el Señor de nuestra vida. Esto significa que después de aceptarle como nuestro Salvador, debemos obedecerle para ser libres de culpa. Ninguno de nosotros lleva vidas libre de pecado, por lo que para ser libres de culpa, debemos parar de pecar cuando nos damos cuenta que lo estamos haciendo. Parar no significa que ya no hay cuidado por nuestro pecado. Por esto nos fue dicho, "que si confesamos nuestros pecados, Él (Dios) es fiel y justo para perdonar nuestros pecados". También se nos dijo, que cuando ocultamos nuestro pecado no seremos prosperados, pero cuando confesamos y abandonamos nuestro pecado, hallamos misericordia.

El salmista David, habló de la presión y la culpa que el sintió después de haber cometido el pecado del adulterio, asesinato y decepción; antes de haberlos confesado. Dios estuvo tratando de traerlo al arrepentimiento. Él nos dijo que las manos de Dios se agravaron sobre él y llegó a estar físicamente enfermo antes que se arrepintiera y confesara sus pecados

Si tu has vivido en pecado, después de aceptar al Señor Jesucristo como tu Salvador, entonces puedes esperar ser atormentado por los sentimientos de culpa hasta que tu confieses y abandones tu pecado. Una vez que tu has confesado y abandonado tus pecados, estos son puestos tan lejos como lejos está el este del oeste para no recordarlos en contra tuya jamas.
 

Si tu aun te sientes culpable después de haberlos confesado y abandonado, es el Diablo quien trae a ti este sentimiento y tu puedes clamar a las promesas de Dios para aliviar tu sentimiento de culpa.

Sentir falta de amor, es probablemente el peor sentimiento que tu puedes tener. Mucha gente siente que no es amada y que es insignificante o que no vale la pena. Déjame asegurarte que tu valor es tanto que Dios dio a su único propio hijo para morir por tus pecados Piensa acerca de esto - Dios dio - Dios dio- por ti! Jesucristo murió por tus pecados para hacer posible que tu tuvieras una significativa relación con Dios. Cuando tenemos esta maravillosa relación con Dios sabemos que somos amados por Dios y por todos los que son espiritualmente sus hijos.